Por @Alvy — 6 de Enero de 2023

Visualizing Global Per Capita CO₂ Emissions

En el Decarbonization Channel de Visual Capitalist han conseguido dar con un tipo de gráfico que permite entender mejor el problema de la descarbonización en nuestro planeta. Puede verse en esta página: Una visualización de las emisiones globales per capita de CO₂. La imagen representa el CO₂ que emite cada país, en forma de la superficie que ocupa cada sector de la gráfica; al mismo tiempo permite apreciar las emisiones per capita, en función de la altura del eje radial. Los datos son de 2019 y provienen de una idea similar de AQAL.

Y es como es sabido aunque China es el país que más contamina en su conjunto, unos 10.000 millones de toneladas de CO₂ al año, también es cierto que es el país con mayor población, unos 1.400 millones de personas. Así que se si se reparte la «responsabilidad» por persona, cada habitante de China produce unos 7,1 toneladas de CO₂ al año, mientras que países como Estados Unidos producen más del doble (14,4 toneladas por persona) aunque sean menos habitantes. En España estamos un poco por debajo del promedio mundial (4,4 toneladas por persona) con 4,1 toneladas por persona, lo cual es para congratularnos; aun así somos más de 47 millones de habitantes y eso se nota.

El peor país de la lista per capita, de la que Worldometer tiene una buena tabla más detallada, sería Qatar, seguido de Montenegro y Kuwait.

La cosa de cara a examinar el problema no termina aquí: como puede verse muchos de los países que encabezan la lista son de Oriente Medio, pero ni siquiera son países especialmente avanzados ni contaminantes. La razón es que al ser productores de petróleo para otros países contaminan más en el proceso de extracción y preparación. Así que el valor se les asigna en muchas comparativas aunque ese petróleo luego se exporte a terceros. Por tanto podría pensarse que esa lista per capita también resulta un tanto «injusta» pues no tiene en cuenta quién consume los combustibles, algo que es un poco más difícil de evaluar de cara a plantear las reducciones globales de CO₂.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 5 de Enero de 2023

La mano de alguien sobresale por encima de las cabezas de las personas que participan en una manifestación sosteniendo un cartel que dice «No hay Planeta B»
No hay Planeta B

No es una sensación tuya; los datos así lo dicen y la Aemet lo confirmaba hace unos días: en 2022 ha hecho un calor del copón. De hecho, según la nota que ha publicado la agencia, 2022 es el más cálido y uno de los más secos de la serie histórica en España, cuyos datos permite calcular el dato con fiabilidad desde 1916. La temperatura media del año recién terminado se puede cifrar en 15,3 ºC. Eso es un valor 1,6 ºC por encima del promedio normal.

De nuevo según la Aemet, es la primera vez que la temperatura media anual supera 15 ºC. Añaden que hasta 2011 no se había llegado nunca a 14,5 ºC, pero que desde entonces ha sucedido cinco veces.

Gráfica con la temperatura media de España desde 1916

Y si tu sensación es que en 2023 sigue haciendo mucho calor en España, por ahora también es así. De hecho el mismo 1 de enero se batieron récords de temperatura para el mes en varias localidades del país. Lo mismo ha sucedido en numerosas ubicaciones a lo largo y ancho de Europa. Así que el año que empieza promete.

Pero nada, sigamos a nuestra bola; la Tierra, a fin de cuentas, permanecerá.

(Gracias por la ayuda, José Miguel).

___
Foto de Markus Spiske en Unsplash.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 28 de Diciembre de 2022

Ha tenido que ser zapeando en un canal local de TV cuando me he enterado de que Ecovidrio lanzó hace meses una campaña de concienciación titulada Formas tontas de cargarse el mundo, con la misma musiquilla pegadiza, personajes y animación de Dumb Way to Die (Formas tontas de morir), uno de nuestros clásicos favoritos.

El videoclip de arriba es la versión navideña, que incluye:

  • Usar árboles como decoración
  • Ensuciar la ciudad en Nochevieja
  • Arrancar musgo del bosque para el belén

La versión completa incluye muchas más formas de cargarse el mundo de forma estúpida, así en general. Dura tres minutos y hace referencias a barbaridades cotidianas –o no tanto– como

  • Ir a comprar el pan en un 4×4
  • Convertir el mar en olas de plástico con la polución
  • Envolver la fruta pieza a pieza
  • Cazar leones

La cosa parece que funciona, porque el primer vídeo tiene algo así como 1,4 millones de visualizaciones, que ya querrían para sí muchos youtubers profesionales.

Así que estas campañas eco-concienciadoras quedan añadidas oficialmente a la larga serie de versiones y parodias que se ha ido acumulando durante todos estos años tras la misma tonadilla.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 16 de Diciembre de 2022

Un Falcon 9 de SpaceX que ha despegado del Complejo de Lanzamiento Espacial 4E (Space Launch Complex 4E, SLC-4E) de la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg en California acaba de poner en órbita el satélite medioambiental SWOT, de Surface Water and Ocean Topography, Topografía de aguas superficiales y océanos). Su objetivo, como su propio nombre indica, es medir el agua en todo el planeta y observar como cambia con el tiempo.

Portada del libro en la que se ve un planeta en su centro al que se acerca una nave espacial desde arriba a la izquierdaSWOT es un proyecto de la NASA y el CNES, su equivalente francés, con la colaboración de la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y de la Agencia Espacial del Reino Unido (UKSA).

Desde su órbita de 891 kilómetros de altitud y 78 grados de inclinación cubrirá el 86 % de la superficie de nuestro planeta con una frecuencia de revisita de al menos dos veces cda 21 días. SWOT será la primera misión que mida el agua en ríos, lagos y llanuras aluviales además de la de los océanos. Eso incluye zonas a las que es muy complicado, cuando no imposible, llegar físicamente para tomar medidas.

Para ello su instrumento principal es el Ka-band Radar Interferometer (KaRIn, Interferómetro de banda Ka), un radar capaz de medir la altura del agua con una precisión de poco más de un centímetro en los océanos y de 10 centímetros en tierra. Funciona emitiendo pulsos desde dos antenas montadas en los extremos de un brazo de 10 metros, pulsos que son reflejados por la superficie del agua y recibidos de vuelta por las antenas. Midiendo la pequeña diferencia de tiempo con la que llegan de vuelta las señales emitidas por ambas antenas y como interfiere una con la otra se calcula la altura del agua y la diferencia que hay entre unas zonas y otras.


Esquema del funcionamiento de KaRIN – NASA/CNES/CSA/UKSA

SWOT monta otro radar que apunta directamente hacia abajo y algunos otros instrumentos asociados como por ejemplo un receptor GPS y un reflector láser, entre otros, que le permiten medir su altitud exacta en cada momento. Eso es algo fundamental para mantener la precisión en las mediciones que hace.

Se espera que los datos que obtenga ayuden en asuntos como la gestión del aprovechamiento compartido del agua; obtener previsiones meteorológicas y climáticas más precisas; la gestión del agua dulce para consumo urbano, industrial y agrícola; la mejora del modelado de las inundaciones; el estudio de la dinámica de los océanos en las costa; y la reducción del riesgo medioambiental y contribuir a la elaboración de políticas públicas.

El mástil de KaRIN debería quedar desplegado en menos de una semana. A partir de ahí vienen aproximadamente seis meses de pruebas antes de que SWOT entre en servicio. La idea es que esté en activo al menos tres años. Los datos que recoja, unos 8 terabits por día, que serán más precisos que los de otras misiones similares anteriores, serán públicos.

Según cuenta el CNES, SWOT será el primer satélite capaz de hacer una reentrada atmosférica controlada al final de su vida útil, según lo estipulado la nueva Ley de Operaciones Espaciales de Francia, que entró en vigor en 2020 para hacer frente al creciente problema de la basura espacial.

La primera etapa del Falcon 9 que lo ha puesto en órbita, que volaba su sexta misión, ha aterrizado sin problemas de vuelta en la Zona de aterrizaje 4 de Vandenberg, con lo que podrá volver a ser utilizada. La idea es pescar de la superficie del mar las dos mitades de la cofia protectora para que también vuelvan a volar.

La misión no tiene cuenta en Twitter, pero @NASAEarth, la cuenta del programa de observación terrestre de la NASA, es una buena opción para estar al tanto de su actividad. Aunque lo que sí tiene es un blog, lo que con los tiempos que corren no es mala idea.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro