Por @Alvy — 3 de Febrero de 2016

AOC Monitor G2460VQ6

He estado usando un monitor AOC G2460VQ6 como pantalla principal de mi portátil durante las últimas semanas, reemplazando al que venía usando hasta ahora que era un modelo más grande pero antiguo (de otra marca). Se trata de un monitor LED Full HD de 24" con la virtud de la simplicidad de las funciones básicas, situándose en la gama media de la marca y pensado para gamers, en donde se aprecia el esfuerzo por ofrecer a un precio razonable todo lo que se pueda necesitar.

El tamaño de la pantalla es unos 56 x 41 cm en proporción panorámica 16:9. Incluye un soporte que no le permite pivotar pero sí abatirse para adaptarse un poco a la altura del usuario. En el marco tiene botones de configuración físicos, algo que aunque pueda parecer en cierto modo «anticuado» es infinitamente más práctico que los botones planos táctiles en los que nunca sabes ni dónde están exactamente ni si se han pulsado correctamente.

Los botones son el de encendido, menú, navegación por los menús y selección de entrada; mediante un menú transparente en pantalla permite configurar la imagen con una amplia variedad de parámetros, desde los modos de bajo consumo a las configuraciones personalizadas para gamers, las tonalidades de color, luminancia… Una opción curiosa es la llamada «recordatorio de descanso» que muestra un mensaje tras pasar un tiempo para descansar la vista adecuadamente.

AOC / Conexiones

En cuanto a conexiones el G2460 cuenta con tres entradas: HDMI, VGA (D-Sub) y DisplayPort (se pueden conectar varios dispositivos a la vez) y viene con cables VGA, DisplayPort y Audio. También tiene una entrada de audio y una salida de auriculares. Yo lo estuve probando con un Macbook Air y un adaptador Thunderbolt 2 a HDMI (~10€), con resultados perfectos a la primera.

Los 1920 × 1080 se corresponden exactamente con la calidad Full HD, de modo que la mayor parte de las películas, vídeos y juegos se ven perfectamente. A esto ayuda el buen tiempo de respuesta (1 ms) y la frecuencia de 75 Hz además de diversas funciones, como el anti-parpadeo, el anti-imágenes-fantasma y el anti-desenfoque. El brillo de esta pantalla 250 cd/m² con contraste 10000:1. En cuanto al ángulo de visión es de unos 180 grados: más que suficiente para incluso utilizarlo como monitor secundario o por varias personas a la vez.

Los altavoces incorporados son más bien escasos; también es cierto que en realidad casi todo el que vaya a usarlo para ver películas o jugar empleará un amplificador y altavoces externos – así que no creo que eso suponga un gran problema. En cuanto a consumo, se conforma con 23W encendido y 0,5W en el modo espera (marca una «Clase B»).

Y eso es todo: ni más ni menos de lo que se necesita; basta conectarlo y ponerse a jugar o trabajar. Y no: no lleva, USB, ni Ethernet ni Bluetooth ni nada superfluo que no sea indispensable. Quizá por eso puede ofrecerse por unos 180 euros, un precio razonable que está en el promedio de lo que la gente considera adecuado para un buen producto. Téngase en cuenta que los monitores del mismo tamaño se mueven entre los 140 y los 200 euros así que este AOC parece bien situado en la gama media a la que se dirige.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 3 de Febrero de 2016

Hitachi 2 TBUn petabyte unos son 1000 terabytes (o 1024, dependiendo de si eres un pedante o un geek) y aunque tradicionalmente ha sido una cantidad mítica de almacenamiento, lejos del alcance de los mortales, comienza a estar dentro del rango de lo abarcable: las unidades de 1, 2 o incluso 4 TB son comunes hoy en día; más en los centros de procesamiento de datos y servidores. Me pareció significativo que @robustus sugirió que si sumaras 500 unidades Hitachi 2 TB ya tendrías un petabyte; el coste serían unos 25 000 dólares (en la versión de las tiendas españolas –a unos 70 euros la unidad o 35€ el TB– el coste sería de unos 35 700 euros). Lo que cuesta un buen monovolumen familiar, más o menos.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 3 de Febrero de 2016

El rocódromo Brooklyn Boulders se convirtió en un videojuego experimental de escalada artificial con una idea de Randori, una pequeña empresa dedicada a los videojuegos. La idea es sencilla: se proyectan números, pistas y objetivos sobre la pared y los escaladores tienen que irlos alcanzando con las manos en el menor tiempo posible.

Su creador es un mero aficionado a este deporte e intentó asegurarse de que el juego pudiera estar al alcance de los participantes de todos los niveles: hay distintas rutas según la experiencia y dificultad que cada persona pueda superar. El objetivo es tan simple como un videojuego: ir llegando con manos o pies a los números 1, 2, 3… sin seguir una ruta determinada. Para jugar se necesita un proyector y un ordenador portátil en el que corre el software que detecta los movimientos y controla los tiempos.

El vídeo ha sido tan exitoso que muchos aficionados están contactando con él para ver cómo pueden incorporarlo a sus instalaciones. Quien sabe, tal vez del experimento surja el negocio.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 1 de Febrero de 2016

 

1. Desinstala la app de Facebook

 

* * *

 

En The Guardian, Uninstalling Facebook app saves up to 20% of Android battery life,

El usuario de Reddit pbrandes_eth descubrió que con las aplicaciones Facebook y Facebook Messenger desinstaladas el resto de aplicaciones en su móvil Android LG G4 se cargaban un 15 por ciento más rápido. Lo comprobó con una quincena de aplicaciones diferentes, documentó los resultados y animó a otros usuarios de Reddit a que lo probaran con sus móviles Android. En cuanto a la mejora del rendimiento otros usuarios obtuvieron resultados parecidos.

A raíz de ese hilo de Reddit el autor del artículo, Samuel Gibbs, decidió comprobar por sí mismo si además de mejorar el rendimiento quitar la aplicación de Facebook tenía un impacto significativo sobre la duración de la batería — algo que en realidad se sabe con sólo mirar el apartado “uso de la batería” del móvil.

Como sea, Gibbs quitó la aplicación de Facebook y en su lugar instaló otra llamada Metal, una aplicación gratuita para acceder a Facebook pero que no es la de Facebook.

Después de cambiar la aplicación de Facebook por la app Metal, a lo largo de un día mi Huawei Nexus 6P tenía un 20 por ciento más de batería en relación al promedio habitual.

No es un método muy científico pero ese ahorro no suena descabellado. Por supuesto, al final todo depende de lo justificado que sea para cada uno tener o utilizar la app de Facebook. Por comodidad, por ejemplo.

Como solución intermedia y razonable está la de quitar la aplicación de Facebook y entrar a Facebook directamente desde el navegador web Chrome sólo cuando se desee acceder.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear