Por @Alvy — 26 de Mayo de 2016

NesPi: una caja de piezas Lego con forma de videoconsola Nintendo para las Raspberry Pi

La NesPi es un híbrido tan simpático como entrañable, surgido del cruce entre piezas de Lego, la Nintendo Entertainment System (NES) del año 85 y los modernos Raspberry Pi, uno de los ordenadores pequeños más populares y baratos entre los aficionados al «hágalo usted mismo» de todo el mundo.

El precio original del Raspberry Pi se comentó que estaría por debajo de los 10 dólares, luego de los 25 y al final al cambio ha llegado a costar unos 50 euros. Actualmente este mini-PC está en torno a los 30-35 euros, pero completamente «pelado». Por no tener no tiene ni caja. De ahí que además de las opciones de plástico baratas o algunas alternativas un poco más consistentes surgieran iniciativas como las de la NesPi, que aprovechan para cobijar la placa base principal, proteger el ordenador y embellecerlo y a la vez permitir su conexión al resto de dispositivos (pantalla, teclado, etcétera).

NesPi: una caja de piezas Lego con forma de videoconsola Nintendo para las Raspberry Pi

Bernardo (@arquitectado) que es quien la diseñó nos ha contado de primera mano cómo surgió la idea y cómo fue el proceso:

La NesPi surgió a medio camino entre la necesidad y la nostalgia. Buscaba una carcasa para mi recién adquirida Raspberry Pi 2, que fuera capaz de transmitir el uso a la que iba a ser destinada (los juegos retro) y que además me trasladara a mi infancia. Así se me ocurrió hacer NesPi.

Después de hablar con los chicos de Raspipc.es nos pusimos manos a la obra para sacar al mercado esta idea. Lo realmente complicado fue el manual de instrucciones: parecía fácil pero ese fue el gran rompecabezas del proyecto.

Ahora espero llegar con la NesPi al corazón y a la memoria de los que, aún siendo adultos, conservamos el niño que llevamos dentro, no sólo recordando el diseño de la NES sino haciendo que la carcasa sea, a la vez, un juego en si.

El ejemplar de Nespi que nos envió para montar se tarda en ensamblar unos 30 minutos, haciéndolo lento pero seguro. Son en total 108 piezas Lego originales que se pueden montar con ayuda del manual de 30 páginas a color que incluye la caja (también lleva una pegatina). La caja deja espacio suficiente para que encajen los modelos de Raspberry Pi 2 y 3 (por desgracia no sirve para la Raspberry Pi original) y todos los «botones» y «luces» son de adorno. Las piezas encajan y tienen un estupendo aspecto y color, pero no solo eso: también tienen un movimiento de apertura de la tapa por la que se introducían los cartuchos originales de la NES.

En su momento cuando terminé el montaje compartí algunas fotos por nuestro Twitter y la acogida fue impresionante, muy del estilo ¡Cállese y coja mi dinero!. Su precio es de unos 35 euros + gastos de envío. Está claro que es un diseño bonito, decorativo y adorable; tanto que sirve para hacer un original regalo… O como para un auto-regalo de esos de porque yo lo valgo.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 25 de Mayo de 2016

En el siempre apasionante Juego de la vida de John H. Conway se fueron descubriendo con el paso del tiempo espectaculares construcciones: deslizadores, supernaves, cañones… Nombres todos ellos para dar a entender la función y propiedades que «aparentes» pequeñas figuras podían tomar en un tablero infinito de píxeles apagados o encendidos en el que tres reglas matemáticas básicas bastan para lograr una complejidad infinita.

Una de las más espectaculares estructuras que se puede diseñar puede verse en el vídeo de TheCommuator y es una máquina de Turing universal. Dentro de las limitaciones de no disponer ni de un tablero infinito ni de un tiempo infinito (la máquina de Turing original tampoco las tiene) este vídeo muestra una estructura que se comporta del mismo modo. Tiene su cinta, puede marcar 0 y 1… y desde ahí, hasta el infinito. Porque recordemos que una de sus propiedades es la Recordemos:

Hace ya bastante tiempo que se demostró que el juego de la vida es equivalente a una máquina universal de Turing, lo que le permitiría, teóricamente, realizar cualquier computación posible si se dispusiera de suficiente «tiempo» y suficiente «memoria»: lo cual incluye que podría generar las pantallas azules de Windows, correr el nuevo iOS 7 o servir a modo de PS4 para jugar al GTA V. De veras. ¿Alguien dijo inteligencia? Tampoco exageremos, pero… (ejem) una máquina así podría emular a Watson de IBM y ganarte al Jeopardy, simular a Siri, almacenar todo Google y contestar un ChatBot y hacer sus pinitos aspirando a superar el test de Turing – por las buenas o con enrevesadas tácticas y trucos.

Un estupendo ejercicio mental teórico … Porque lo de encontrar una memoria con capacidad infinita, esperar un tiempo infinito y procesarlo todo a una velocidad no menos infinita nos queda todavía un poco lejos.

Relacionado:

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 19 de Mayo de 2016

Imagen vía Jodi.org

No hay nada más permanente que un apaño temporal.

– Kyle Simpson
(vía Programming wisdom)

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 18 de Mayo de 2016

Drive stats 2016 q1 failure by mfg

Hasta 61 590 discos duros que suman más de mil millones de horas de funcionamiento en las instalaciones del hoster Backblaze participan en este estudio acerca de cuáles son las marcas de discos duros que se estropean con más frecuencia y cuáles las que menos.

Backblaze no hace pruebas específicas en los discos duros. En cambio los resultados de su estudio se basan en su experiencia trabajando con los discos usados en situación de fuego real para sus servicios de hosting, almacenamiento y cloud computing - a lo largo de los últimos tres años.

Según Backblaze, los discos duros con menor porcentaje de fallos, los más fiables, corresponden a la marca HGST, con un fallo anual de alrededor del 1 por ciento del tiempo de funcionamiento. En un mundo ideal Backblaze compraría sólo discos duros de HGST pero este fabricante no tiene capacidad para fabricar tantas unidades.

Irónicamente HGST es una marca de Western Digital que, casi en el extremo opuesto, promedia en los últimos tres años un 7 por ciento de fallos. Todos los fabricantes tienden a mejorar la fiabilidad de sus discos duros año tras año (gráfico superior).

Como ya concluyó Backblaze hace un par de años los discos duros de Seagate son los que más fallan, los que contabilizan un mayor porcentaje de fallos y de los cuales llegan al tercer año de vida en un menor porcentaje.

Compartir en Facebook  Tuitear