Por @Alvy — 10 de Febrero de 2016

Un fan de Bola de dragón convirtió su hoverboard en Nube Kintō y se paseó de esta guisa por las calles de Taipei. Genial disfraz que dejó asombrados a todos los viandantes.

(Vía Kitai + Mezvan.)

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 8 de Febrero de 2016

Cifras-Whatsapp-Feb-2016

La imagen publicada por Jan Koum hace unos días resume algunas de cifras relacionadas con WhatsApp.

Además de las que dan título a esta anotación (mil millones de usuarios activos al mes y 42 000 millones de mensajes al día) hay otras cifras tanto o más relevantes: en WhatsApp hay un total de mil millones de grupos (y pocos me parecen), se comparten cada día 1600 millones de fotos y 250 millones de vídeos y todo eso lo gestiona un equipo de 57 ingenieros, que es probablemente la cifra más sorprendente.

Comparativamente, según Benedict Evans, el «conjunto global de operadores móviles mueve unos 20 000 millones de SMS al día», una cantidad que ya había superado WhatsApp el año pasado.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 6 de Febrero de 2016

Garmin Vivofit (cc) Health Gauge

En Details, Science Is Just Not That Into Your Fitbit,

Investigadores de la Universidad de Lancaster, de la Universidad en Brístol y de la Universidad pública en Nottingham, no están entre aquellos que harán cola para comprar el nuevo y estiloso Fitbit Alta. Al menos no salvo que sea por una simple cuestión de ir a la moda. «Los dispositivos se comercializan bajo la premisa de que contribuyen en la mejora de la salud y de la forma física, pero la mayoría de los fabricantes no proporcionan evidencias que demuestren la efectividad de sus productos», escriben los investigadores en en Science Daily.

El estudio se titula Researchers urge caution on wearable health devices e inciden en la falta de ciencia tras las mediciones y el funcionamiento de las pulseras cuantificadoras y los smartwatches — y además alerta del riesgo de fiabilidad y seguridad que suponen,

La fiabilidad y validez de las mediciones de los wearables es preocupante. Una reciente comparación entre varios de estos dispositivos para el seguimiento de la actividad física descubrió variaciones en las mediciones de hasta un 25 por ciento entre dispositivos distintos.

Hace no mucho desde la publicación MIT Technology Review advertían de que «los medidores de actividad tienen que ser mucho más fiables antes de que resulten médicamente útiles» y que ese era uno de los motivos —aunque no el único— por el que a tu médico tampoco le interesan los datos de tu medidor de actividad del mismo modo que esas medidas nunca nos interesaron a nadie.

Un prueba no científica pero que argumenta perfectamente la desconfianza en estos dispositivos es ver (vídeo) este filete de pechuga de pollo latiendo a 119 ppm estando en estado de reposo eterno, vía Internet of Shit.

Filete-Pollo-119-Ppm-1
«En un rato la pechuga de pollo había quemado 1126 calorías por mí», escribió @EmilyGorcenski

Por cierto que un vaso vive algo más relajado que un pollo muerto, por si sentías la necesidad de saber esto.

En lo que sí coninciden estos estudios es en que estos dispositivos ayudan a mucha gente ser más activa, y eso siempre es bueno.

Fotografía (cc) Health Gauge

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 3 de Febrero de 2016

AOC Monitor G2460VQ6

He estado usando un monitor AOC G2460VQ6 como pantalla principal de mi portátil durante las últimas semanas, reemplazando al que venía usando hasta ahora que era un modelo más grande pero antiguo (de otra marca). Se trata de un monitor LED Full HD de 24" con la virtud de la simplicidad de las funciones básicas, situándose en la gama media de la marca y pensado para gamers, en donde se aprecia el esfuerzo por ofrecer a un precio razonable todo lo que se pueda necesitar.

El tamaño de la pantalla es unos 56 x 41 cm en proporción panorámica 16:9. Incluye un soporte que no le permite pivotar pero sí abatirse para adaptarse un poco a la altura del usuario. En el marco tiene botones de configuración físicos, algo que aunque pueda parecer en cierto modo «anticuado» es infinitamente más práctico que los botones planos táctiles en los que nunca sabes ni dónde están exactamente ni si se han pulsado correctamente.

Los botones son el de encendido, menú, navegación por los menús y selección de entrada; mediante un menú transparente en pantalla permite configurar la imagen con una amplia variedad de parámetros, desde los modos de bajo consumo a las configuraciones personalizadas para gamers, las tonalidades de color, luminancia… Una opción curiosa es la llamada «recordatorio de descanso» que muestra un mensaje tras pasar un tiempo para descansar la vista adecuadamente.

AOC / Conexiones

En cuanto a conexiones el G2460 cuenta con tres entradas: HDMI, VGA (D-Sub) y DisplayPort (se pueden conectar varios dispositivos a la vez) y viene con cables VGA, DisplayPort y Audio. También tiene una entrada de audio y una salida de auriculares. Yo lo estuve probando con un Macbook Air y un adaptador Thunderbolt 2 a HDMI (~10€), con resultados perfectos a la primera.

Los 1920 × 1080 se corresponden exactamente con la calidad Full HD, de modo que la mayor parte de las películas, vídeos y juegos se ven perfectamente. A esto ayuda el buen tiempo de respuesta (1 ms) y la frecuencia de 75 Hz además de diversas funciones, como el anti-parpadeo, el anti-imágenes-fantasma y el anti-desenfoque. El brillo de esta pantalla 250 cd/m² con contraste 10000:1. En cuanto al ángulo de visión es de unos 180 grados: más que suficiente para incluso utilizarlo como monitor secundario o por varias personas a la vez.

Los altavoces incorporados son más bien escasos; también es cierto que en realidad casi todo el que vaya a usarlo para ver películas o jugar empleará un amplificador y altavoces externos – así que no creo que eso suponga un gran problema. En cuanto a consumo, se conforma con 23W encendido y 0,5W en el modo espera (marca una «Clase B»).

Y eso es todo: ni más ni menos de lo que se necesita; basta conectarlo y ponerse a jugar o trabajar. Y no: no lleva, USB, ni Ethernet ni Bluetooth ni nada superfluo que no sea indispensable. Quizá por eso puede ofrecerse por unos 180 euros, un precio razonable que está en el promedio de lo que la gente considera adecuado para un buen producto. Téngase en cuenta que los monitores del mismo tamaño se mueven entre los 140 y los 200 euros así que este AOC parece bien situado en la gama media a la que se dirige.

Compartir en Facebook  Tuitear