Logo Lainformacion.com

Categoría: Gadgets

Sun Strap: un cargador solar en las correas de mochilas y cámaras

Sunstrap

El Solar Strap me pareció una gran idea: un cargador solar flexible que va integrado en las correas de las mochilas, bolsos o cámaras de fotos. Dado que si vas por ahí con una bolsa de este tipo o con la cámara colgada estará casi siempre al sol, ¿qué mejor lugar para aprovechar la luz solar?

Con un peso de unos 165 gramos cuando está completamente recargado lleva integrado su conector USB; puede a su vez proporcionar corriente para cargar 3-4 veces un iPhone, 2-3 un Galaxy S3, 4-5 GoPros o un iPad mini.

Actualmente el proyecto está todavía recaudando financiación en Kickstarter para pasar de la fase de prototipo: persiguen un total de unos 15.000 dólares de los que llevan ya 9.000 conseguidos, y les quedan unos 20 días. El precio del Sun Strap para los que se apunten en esta fase es de 55 dólares (unos 40 euros).

WiFi en los hoteles, ese buscado y necesario bien

Hotel WiFi Test en Madrid

Aparte de una cama sin bichos sólo hay dos cosas que considero imprescindibles en un hotel: una ducha con una buena presión de agua y Wi-Fi, a ser posible gratuita; de hecho la disponibilidad de esta es uno de los criterios de búsqueda que uso cuando voy a reservar un hotel.

Una vez que tengas escogido un posible hotel, en Hotel WiFi Speed Test puedes consultar, si hay suerte, las mediciones de la velocidad de la WiFi de este, pues si lo de la ducha con apenas un hilillo de agua es insoportable, una WiFi que vaya a velocidad de módem de los 90 también es difícil de llevar.

Otro tema es que en muchos hoteles, en especial cuanto más caros sean estos, menos posibilidades tienes de que el uso de la WiFi sea gratuito.

Clavo Wi-Fi en Londres
~30 euros pedían en 2012 por 24 horas de Wi-Fi en el Millennium Gloucester Hotel de Londres, un hotel que además no es precisamente barato

Y si no que se lo digan a Vint Cerf, uno de los creadores de Internet, a quien le cobraron 12 euros por conectarse a la WiFi de un hotel de gama muy alta en Madrid.

(Vía LifeHacker; lo de Vint Cerf vía @alba_riba gracias a un RT de @blogoff).

El dron cuadricóptero para resolver cuestiones de transporte

Este dron llamado VertiKUL tiene una envergadura de 160 cm y está diseñado para resolver problemas específicos como es el transporte de objetos (mediante compartimentos «contenedores» estándar).

Además de eso soluciona también uno de los temas relevantes de cara a automatizar el transporte a nivel industrial: el aterrizaje y despegue en una plataforma especial de carga/descarga de material que incorpora la recarga eléctrica.

Lo están desarrollando en la universidad belga de Ku Leuven.

Un dron para distancias cortas al que le encanta que lo toquen

Soporta los golpes, su reducido tamaño le permite llegar a casi todas partes y sus características «propias de insecto» lejos de amedrentar a los humanos lo hacen más achuchable. Se trata de un dron montado sobre un cardán y llamado simplemente Gimball – un juego de palabras entre bola y cardán. Es un invento de unos ingenieros suizos tan simple como aparenta, que ha superado varias fases como prototipo y parece comportarse adecuadamente en un montón de situaciones.

Aunque como siempre, surgen cuantas cuestiones: ¿pueden tener problemas con él las personas de pelo largo? ¿no es un tanto inquietante que la cámara esté grabando todo el rato? ¿Y ese buzzzz continuo no resultará molesto?

Lo más interesante que es a la vez el secreto de su estabilidad es que se trata de un mecanismo de suspensión Cardán, tan ingenioso como antiguo –dicen que de los tiempos de los egipcios– en el que la pieza del centro puede mantener su orientación aunque las otras dos se muevan, y así en varios ejes. Se emplea en todo tipo de mecanismos, desde vehículos a steady-cams y giróscopos.

(Vía In The Making.)

Anteriormente, en la categoría Gadgets