Por @Wicho — 13 de Noviembre de 2017

Forbes 12 de noviembre de 2007

Nokia. Mil millones de clientes – ¿puede alguien alcanzar al rey de los teléfonos móviles?

– Forbes 12 de noviembre de 2007

Anda haciendo las rondas esta portada de Forbes de hace diez años dedicada a Nokia. Pero ni Forbes ni prácticamente nadie lo imaginaba, pero en aquel momento Nokia ya estaba condenada por el iPhone que Apple acababa de sacar al mercado. O porque sus directivos no supieron reaccionar frente a él.

Según se puede leer en This is how a Helsingin Sanomat journalist tried to save Nokia cuando salió el iPhone en 2007 Nokia compró rápidamente unos cuantos, y un ejecutivo se llevó el suyo a su casa. Allí su hija de cuatro años lo vio tan concentrado con él que le preguntó que de qué se trataba. Como un experimento este hombre le dejó el iPhone para que lo probara y la niña se hizo con el teléfono inmediatamente, sin que nadie tuviera que explicarle nada. Pero lo peor fue que esa noche, cuando se iban a cama, la niña apareció por la habitación de sus padres y les pregunto si podía llevarse el teléfono mágico y ponerlo debajo de si almohada esa noche.

¿Quién puede luchar contra la magia? Dese luego Nokia no fue capaz de hacerlo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 10 de Noviembre de 2017

Dos años después del lanzamiento del primer modelo, está desarrollando una versión de su funda-de-móvil-impresora Prynt para teléfonos Android que tengan un conector USB de Tipo-C situado en la parte inferior y en el centro del teléfono.

La idea que persigue Prynt es convertir el teléfono en una cámara instantánea, a lo Polaroid: haces la foto y la imprimes al instante — algo que en realidad ya es posible hacer con impresoras de bolsillo como la LG Pocket Photo (en su día) o la Fujifilm Instax Share.

El nuevo modelo, además de ampliar la compatibilidad con smartphones Android más recientes, es más pequeño y más ligero. La impresora utiliza papel térmico propietario. El nuevo modelo incorpora una función que relaciona las fotografías físicas con contenido de vídeo del teléfono: cuando se toma una fotografía con la app de Prynt se graba también un breve vídeo del momento. Después, al captar la fotografía en papel con la cámara del teléfono se reproduce el vídeo correspondiente — algo parecido a lo que hacían en su día las Live Photo de HP.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 10 de Noviembre de 2017

Jamie, uno de los Cazadores de mitos originales tiene un curioso proyecto llamado Vortrex que básicamente consiste en unos zapatos eléctricos con ruedas que sirven tanto para caminar más rápido como para aplicaciones de realidad virtual (haciéndolos funcionar «al revés»).

El proyecto lleva décadas literalmente en la cabeza de Jamie (desde que usó un taladro eléctrico para propulsar las ruedas de unos rollerblades en 1987) y desde 2010 ha desarrollado ya seis prototipos con diversas funcionalidades en pos del invento final.

Entre los prototipos hay de todo: algunos demasiado inestables, otros que son simples plataformas con rodillos sobre las que instalaron unas zapatillas Crocs, otros que son botas militares con rollerblades motorizados… Todos tienen un sensor que responde al movimiento de los pies, coordinación entre los dos zapatos, etcétera. Básicamente se puede ir a toda leche «caminando mientras los patines ruedan» (como ir andando por una cinta transportadora, más o menos).

Vortrex

El diseño final –séptima generación– incluye unas grandes ruedas traseras y varios rodillos y también puede funcionar al revés. Esto hace que sirva para desandar lo andado, en otras palabras: quedarse en el sitio mientras se camina. ¿La utilidad de esto? Para los juegos y aplicaciones de realidad virtual (VR) en los que puedes querer andar por un enorme escenario pero a la vez no pegarte golpes contra las paredes (ni tener que usar suelos especiales, arneses ni nada parecido). Es como hacer moonwalking pero con asistencia mecánica. Técnicamente esto se logra mediante una brújula electrónica, Bluetooth y comunicación directa con las gafas VR.

Para el desarrollo de este prototipo de séptima generación se ha propuesto en IndieGoGo una meta de 50.000 dólares, de los que ya lleva casi unos 8.000 –curiosamente vendiendo «kits de supervivencia» que poco o nada tienen que ver con los zapatos eléctricos. A ver qué tal se le da y si vemos completarse el proyecto en unos meses.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 3 de Noviembre de 2017

DSF5342

La unidad portátil Portable SSD T5 de Samsung es la tercera generación de un producto que evoluciona positivamente con cada nueva versión. Se trata de una unidad externa disponible con capacidades de 250 y 500 GB y de 1 y 2 TB.

La tecnología de memoria en estado sólido (SSD) se utiliza cada vez más en ordenadores como sustituto al disco duro convencional porque ofrece varias ventajas: una unidad SSD no tiene partes móviles ni motores, consume menos energía, funciona sin ruidos, el acceso es más rápido y es menos sensible a los golpes; aunque todavía el coste por unidad de almacenamiento es más alto, en comparación, y probablemente en el largo plazo su capacidad para retener los datos también sea inferior.

Exteriormente el T5 mantiene prácticamente las mismas medidas que el modelo anterior (el Portable SSD T3), con unas dimensiones de 74 x 57,3 x 10,5 milímetros y un peso de 51 gramos. En el nuevo modelo la carcasa es totalmente de aluminio para favorecer la refrigeración cuando se utiliza de forma intensiva. Una mejor refrigeración beneficia al rendimiento y a la velocidad de transferencia de datos desde y hacia la unidad.

DSF5321

El T1 y el T3 ofrecían una velocidad de transferencia de datos considerable, 450 MB/s o entre cuatro y cinco veces más que con un disco duro convencional. También el SSD T5 mejora eso y alcanza los 540 MB/s siempre y cuando se conecte a un puerto USB 3.1 de segunda generación. En la práctica la velocidad máxima depende de diversos factores, como el tamaño o el número de archivos que se están copiando o leyendo o la intensidad de uso. La unidad T5 gestiona la transferencia de datos para mantener la velocidad más alta a la vez que previene que un aumento de la temperatura afecte negativamente al rendimiento.

La velocidad de transferencia del T5 permite editar fotografías raw de alta resolución o incluso vídeo full HD directamente en la unidad externa, ofreciendo para estas tareas un mejor rendimiento que un disco duro interno convencional.

La unidad T5 es compatible, según sale de la caja, con los sistemas operativos Windows, macOS, Linux y Android. La unidad se adapta a cada versión y ofrece el software apropiado manteniendo el total de su capacidad. Basta con enchufarlo y funciona, tanto si se utiliza el software incluido como si no. El software no es necesario si no se va a utilizar la opción del cifrado de datos, y según el sistema operativo que se utilice puede ser recomendable formatear la unidad para obtener el mejor rendimiento.

También hay disponible una app para Android para desbloquear y gestionar algunos aspectos de la unidad SSD T5, pero no es muy allá.

DSF5344

Igual que en modelo anterior la unidad T5 ofrece dos tipos de protección a los datos: protección física gracias a una carcasa resistente a los golpes y las caídas (de hasta dos metros, según Samsung) y protección lógica, con la inclusión de un sistema de cifrado por hardware AES y clave de 256 bits de los datos contenidos en la unidad.

En la caja se incluyen dos cables de conexión para conectar la unidad a ordenadores que tienen puerto USB o que tienen puerto USB de Tipo-C. Con el cable incluido también se puede conectar la unidad SSD a un móvil o a una tableta Windows o Android. Para conectarlo a un dispositivo que disponga de conexión micro USB será necesario un adaptador.

En cuanto a los precios la unidad portátil T5 tiene cuesta 169€ (250 GB), 249€ (500 GB), 489 € (1 TB) y 959 € (2 TB).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear