Por Nacho Palou — 18 de Junio de 2018

DSF5342

Ahora mismo es posible encontrar en Amazon unidades de almacenamiento SSD (internas y externas, portátiles) y tarjetas de memoria microSD con precios mínimos — mínimos por ahora y desde que se pusieron a la venta.

Algunos ejemplos son la unidad externa SSD T5 de Samsung de 500 (reseña) que ha bajado desde los 249 euros hasta los 179 euros; o la versión con 250 GB que cuesta poco más de 100 euros.

La unidad interna Samsung 850 EVO de 500 GB cuesta ahora 113 euros, (casi la mitad) y la SanDisk SDSSDA-240G Plus de 250 GB menos de 60 euros. La versión de casi 1 TB (960 GB) está a poco más de 200 euros.

La tarjeta de memoria micro SD SanDisk de 64 GB está a menos de 20 euros y el modelo 128 GB a 35. La versión de Samsung, la micro SD EVO Plus de 128 GB cuesta ahora menos de 37 euros y la versión de 64 GB cuesta poco más de 20 euros, menos de la mitad que antes.

Las unidades SSD son una buena forma de mejorar el rendimiento de cualquier ordenador en las que se pueda instalar por su mayor velocidad de funcionamiento en comparación con los discos duros.

Las unidades externas aportan rendimiento, silencio y bajo consumo como unidades complementarias para portátiles, por ejemplo. Permiten liberar espacio en el disco duro principal — para guardar por ejemplo fotografías y vídeos (que se pueden editar directamente desde ahí) o para hacer copias de seguridad rutinarias (Time Machine y similares.)

Las tarjetas microSD rápidas y capaces son muy recomendables para cámaras y móviles con ranura microSD, para ampliar el almacenamiento disponible —por ejemplo, para guardar ahí todas las fotos— y sirven también para portátiles que tengan lector de tarjetas SD (algunas incluyen el adaptador si hace falta), caso de los MacBook, también como unidad de almacenamiento extra para guardar archivos a los que se accede ocasionalmente y así aprovechar mejor esa ranura.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 18 de Junio de 2018

Apple iphone 3gs

La operadora de Corea de Sur, SK Telink, se encontró por ahí con una remesa de iPhone 3GS sin desempaquetas y se ha decidido a venderlos desbloqueados por unos 40 dólares cada uno, según VentureBeat.

El iPhone 3GS venía con iOS 6 (iOS 12 saldrá este otoño) y tenía una diminuta pantalla de 3,5 pulgadas con una resolución de 320 x 480 píxeles. La cámara era de (ejem) unos 3 megapíxeles. Tener uno en la mano hoy en día resulta bastante extraño.

El iPhone 3GS hoy en día tienen numerosas limitaciones: el iPhone 3GS no puede ejecutar muchas aplicaciones iOS modernas, incluyendo versiones actuales WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería. Pero puede enviar y recibir mensajes SMS, hacer llamadas telefónicas y reproducir música. Además es de esperar que las reparaciones y las piezas de repuesto sean difíciles de conseguir, y las velocidades de datos celulares del teléfono estarán muy por debajo de los niveles contemporáneos de rendimiento 4G/LTE," explican.

Eso sí, es una iPhone nuevo por menos de la décima parte de lo que cueta el iPhone actual más barato.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 12 de Junio de 2018

78e34898e7be0383c7e115d8b7235c3a original

Time Since Launch es un cronómetro sin fin. Sin fin al menos para quien lo inicia. Y una vez que se activa y empieza a contar el paso del tiempo ya no se puede detener. No se puede parar, ni reiniciar.

La idea es que Time Since Launch mida el tiempo que ha transcurrido desde el inicio de alguna ocasión importante o evento significativo, "para crear tu propia era": desde que nace un hijo, desde que uno se casa, se inicia un proyecto o desde que se deja de fumar; o que empiece a contar simplemente desde el momento en el que se puso en marcha el cronómetro.

Fd4955fdee1e75a4409bbbf23148d2b5 original

Según sus diseñadores el cronómetro está diseñado para sobrevivirnos a todos, para contar durante 2738 años, hasta 999.999 días. Instalado en el interior de un tubo de vidrio de borosilicato sellado (de Pyrex), el cronómetro dispone de dos pantallas LCD de la vieja escuela que muestran el transcurso de los días, las horas, los minutos y los segundos transcurridos.

Funciona con dos pilas de tipo AA de litio que —de nuevo, según sus diseñadores— en teoría serían capaces de suministrar energía al reloj durante unos 40 años. Pero como ninguna pila dura tanto es posible cambiar las pilas sin que el cronómetro pierda la cuenta.

08d22499d75f8aaa945b498ad80a25ab original

El precio es de 150 dólares, unos 130 euros, ahora que todavía es un proyecto en Kickstarter.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Junio de 2018

Light Phone 2

El Light Phone II es más una declaración de intenciones que un teléfono móvil; es un terminal móvil extremadamente minimalista pero a la vez funcional. Hace lo justo y lo hace bien, en un diseño «más básico que un cubo» y en solo 80 gramos. Casi como una tarjeta de crédito, vamos.

La idea ya ha recaudado más de millón y medio de dólares en Indiegogo y aunque todavía está en fase de prototipo ya se conocen sus principales características: conectividad 4G LTE, wifi y GPS, pero en un sistema operativo simplificado llamado LightOS (Android modificado). La batería es pequeña: sólo 500 mAh (unas pocas horas hablando, 5 días en espera) y funciona con tarjeta nano-SIM, USB-C y conectores para auriculares. La memoria es de sólo 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento.

No tiene cámara y sólo cuenta con dos botones. Lo que puede hacer: llamar, enviar mensajes, la agenda de contactos, una alarma y un modo de autorrespuesta. En la lista de quizá han incluido un navegador de mapas muy básico, una app para compartir bicis, otra de música, el tiempo, comandos de voz, calculadora o diccionario. Lo que definitivamente no va a incluir también es importante: nada de redes sociales, ni publicidad, ni correo electrónico ni noticias. Dicho queda.

Su precio será de unos 300 dólares y se espera que esté disponible en abril de 2019.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear