Por @Alvy — 20 de Enero de 2018

La compañía japonesa E-Ink mostró en el pasado CES 2018 este vestido fabricado con tiras de «papel electrónico» cuyo aspecto puede cambiar – una de las aplicaciones de su tinta electrónica en el campo de los wereables y la moda. Tosco pero vistoso a la vez.

A la modelo se la ve un tanto constreñida, la flexibilidad no queda del todo claro cuánta es y el cinturón tampoco es que se vea muy funcional pero… Un primer paso es un primer paso.

Una de las limitaciones de esta ropa digital es que sólo está disponible en «tonos de grises», o más exactamente en tonalidades entre blanco y el color que se elija, aunque también parece que hay técnica para utilizar un par de colores a la vez. Véase aquí otro en azul o en rojo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 18 de Enero de 2018

Vestaboard

Este panel informativo «estilo aeropuerto/estación» con el encanto de lo mecánico se llama Vestaboard y es una forma elegante de decorar cualquier pared –además de que puede llegar a tener cierta utilidad «informativa».

Vestaboard

Tiene un tamaño generoso, de 94 × 53 cm y puede mostrar 23 × 7 (161) caracteres en total, dentro de un juego de caracteres que se limita a 70 símbolos: letras mayúsculas, números, signos ortográficos y unos simpáticos bloques de colores.

Técnicamente basta enchufarlo y configurar la wifi que incluye. Se controla desde una app para el móvil que permite enlazar diversas aplicaciones habituales con el panel: tanto para escribir directamente como para vincular una cuenta de Twitter, un feed RSS o desde una página web especial del propio panel. Ideal para oficinas, salas de espera y similares.

Vestaboard

Tan elegante diseño con un toque de tecnología no podía ser barato, y aunque todavía no se puede comprar –esperan ponerlo a la venta las próximas navidades– se sabe que su precio será de unos 3.500 dólares, aunque están aceptando pedidos por adelantado a modo de reserva por sólo 1.850. Elegancia sí, pero a un precio.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Enero de 2018

IPhone Health DataDie Welt ha publicado un artículo en el que se da cuenta de cómo la app de Salud de un iPhone ha servido para esclarecer un crimen cometido en Alemania.

Según cuentan, el criminal violó y asesinó a una joven estudiante en Friburgo y luego se deshizo del cadáver sumergiéndolo en un río. Cuando le detuvieron e identificaron gracias al ADN de un cabello encontrado en la escena del crimen llevaba un iPhone 4S encima, pero se negó a darle el PIN a la Policía para desbloquearlo. Así que como la ley no permite el criptoanálisis mediante el método de la manguera de goma, las autoridades enviaron el terminal a un equipo de ciberforenses quienes
consiguieron desbloquearlo por otros medios¹, aunque dicen que «tardaron meses».

Entre los datos que se registran automáticamente en la app Salud del iPhone están cuántos pasos se caminan al día y el desplazamiento en vertical («plantas» o pisos subidos o bajados, normalmente por las escaleras). También existen los registros propios de cualquier teléfono 3G/4G, incluyendo el posicionamiento en la red de telefonía (si acaso el GPS no está activado y el teléfono también lo registra.)

Los investigadores utilizaron por un lado el posicionamiento mediante triangulación pasiva de las celdas de telefonía para saber en qué área se encontraba el criminal en las horas anteriores y posteriores al crimen: cuándo tomó el tranvía, cuándo llegó a la escena del crimen y cuándo salió de ella. El timing coincidía, de modo que ya había una importante prueba circunstancial.

Pero además de eso la lectura de los datos de la app de Salud del iPhone indicaba que el propietario del teléfono había «subido y bajado escaleras» dos veces a una hora muy concreta. Y comparando esos momentos exactos con las imágenes de las cámaras de la escena del crimen vieron que coincidían perfectamente con el momento en que bajó para dejar el cadáver en el río y volvió a subir antes de irse. Caso resuelto y listo para el juicio, que se celebró en septiembre de 2017 y en el que el criminal –que además había sido condenado en una ocasión en Grecia a 10 años de prisión, pero se benefició de una amnistía tras año y medio– admitió su culpa.

_____
(1) Aunque se suele calificar de «imposible» el desbloqueo de un iPhone si no se conoce el PIN, hay muchas razones para asegurar que esto no es siempre cierto. El criminal pudo haber usado una contraseña obvia del tipo 1111 o 1234, su fecha de nacimiento, etc. o bien la misma que usaba en otros móviles o servicios (ej. tarjetas de crédito) de donde también se puede recuperar. Los teléfonos viejos con sistemas operativos antiguos son todavía más vulnerables cuando se trata de descubrir un PIN. A veces incluso se puede acceder con orden judicial a los datos de la copia de seguridad si es que existe, por ejemplo en el ordenador, y no estaba encriptada – o si se guardó en la nube. Cuando hay noticias en las que se lee el titular «ni el FBI ha sido capaz de desbloquear el teléfono» suele ser más bien una expresión utilizada por las autoridades para «cubrirse», porque casi siempre es posible acceder a un iPhone aunque esté bloqueado si se dispone de los medios suficientes.

(Vía Die Welt + BBC News + iPhone Hacks.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 11 de Enero de 2018

CES2018 / Intel
Intel se tomó el incidente del apagón con buen humor

Un repetino e inesperado apagón dejó ayer durante unas dos horas sin electricidad el pabellón principal en el que se celebra el Consumer Electronics Show de Las Vegas (CES 2018). En lo que fue una especie de gran ironía cósmica la mayor feria de electrónica se quedó sin su fuerza vital, la electricidad. ¡Ay, si Tesla hubiera levantado la cabeza!

Según cuentan en CNN Money:

Una evaluación preliminar ha indicado que la causa fueron las fuertes lluvias, que provocaron un incendio en uno de los transformadores de la planta (…) El CES 2018 tiene lugar en diferentes pabellones de Las Vegas; el centro de convenciones principal –que es donde se produjo el incidente– ocupa 300.000 metros cuadrados: un auténtico laberinto de gadgets y demos que necesitan mucha energía eléctrica. Hay paredes gigantes con televisores OLED, juegos de realidad virtual y frigoríficos inteligentes (…) Sin electricidad, la mayoría de las empresas no podían exhibir sus productos. Por suerte a pesar de la oscuridad había suficiente luz de las ventanas como para caminar con seguridad. Y el «Despacito» aún podía oírse sonando en uno de los stands.

En Twitter contaban los asistentes que también quedaron bloqueados los armarios con cierre electrónico donde algunas personas dejan los móviles para recargar (así que no podían abrirse y aunque tuvieran ya batería de poco servían). Dice @petezin que andaba por allí que «Polaroid aprovechó para mofarse y Tesla presumía de batería». Luego se activó el protocolo de seguridad y evacuación para las 120.000 personas que andaban por allí.

Hasta la cuenta de twitter de Black Mirror se tomó esta «llegada de la oscuridad» con el apropiado cachondeo e ironía.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear