Logo Lainformacion.com

Categoría: Gadgets

Las carteras anti-espionaje-RFID

Cartera anti-RFID

¿A que parece una billetera normal y corriente? ¡Pues no! Ahora para evitar que la tecnología facilite que te cotilleen los datos personales venden estas carteras fabricadas con un material aislante que bloquea las señales electromagnéticas RFID que se usan en las tarjetas con chip, pasaportes electrónicos, abonos de transporte y similares.

Por fuera se ve como cualquier billetera de nylon y por dentro tiene sus compartimentos para tarjetas, carnets y demás. Se vende en tamaños billetera y pasaporte.

(Vía Boing Boing.)

Mini altavoz inalámbrico bluetooth Decrescent Boom BTS-D125

Decrescent Boom DTS-125Este verano pasado mi amigo Javier se llevó uno de estos altavocillos de vacaciones y como me gustó como sonaba y como soy un poco culo veo culo quiero decidí comprarme uno.

El Decrescent Boom BTS-D125 es un altavoz de 3 vatios de potencia que funciona o bien con batería –no reemplazable, por cierto– o bien alimentado por USB.

La autonomía con batería es de 4 horas con Bluetooth activado o de 12 horas si se usa la entrada de línea, o lo que todos venimos llamando el cable, vaya. La recarga se hace en dos horas.

Que la batería se está acabando lo indica con un desagradable pitido que no se puede desactivar; personalmente habría preferido que hiciera destellar el LED que tiene en la parte inferior, pero bueno.

Con el cable, que tiene un conector estéreo de 3,5 milímetros, se puede enchufar a cualquier ordenador o reproductor de música que tenga salida para cascos sin ningún problema, aunque el cable, que se recoge en la base del altavoz, es realmente corto, con lo que casi con toda seguridad necesitarás comprar un alargador a menos que quieras tener el altavoz como mucho a 10 centímetros del ordenador, móvil, reproductor de mp3, walkman, etc.

Bluetooth

Me daba un poco más de miedo el usarlo vía Bluetooth, pero lo cierto es que no he tenido ningún problema para asociarlo a ninguno de los dispositivos con los que lo he querido utilizar.

Para ello basta con deslizar el interruptor a la izquierda, donde está el icono de Bluetooth, y emparejarlo desde el dispositivo con el que quieras usarlo.

La única pega es que el altavoz es capaz de recordar varios dispositivos y a veces al encenderlo, si están varios en rango, se engancha un poco al azar, y quizás no al que tú quieres, aunque para evitarlo basta con desactivar bluetooth en el o los dispositivos con los que no quieras que se enlace.

Eso sí, la radio bluetooth del altavoz no es de gama muy alta por lo que en entornos en los que hay varios dispositivos emitiendo es fácil que meta ruido por interferencias; en ese caso la solución pasa por usar el cable.

Boom vs mano

El BTS-D125 suena sorprendentemente bien para el tamaño que tiene, y además tiene la característica de que se puede cerrar, de tal forma que acaba convertido en una bola que se puede meter tranquilamente en una bolsa para llevártelo de viaje, o incluso en un bolsillo un poco amplio.

Eso sí, con tres vatios de potencia no sirve para montar una fiesta.

Boom vs moleskine

El BTS-D125 tiene, además del botón de encendido y apagado, un botón multifunción que sirve para avanzar y retroceder pista y para poner la reproducción en pausa o reiniciarla.

También sirve para subir y bajar el volumen, aunque al principio pensé que esto no funcionaba porque para ello hay que mantener el botón desplazado a la izquierda o a la derecha según se quiera subir o bajar este, algo que las exiguas –por no decir otra cosa– instrucciones no explican.

Manos libres

Otra función del BTS-D125 es la de funcionar como manos libres para el teléfono, para lo que incorpora un micrófono, función que hace uso también del botón multifunción para subir y bajar el volumen y para contestar y colgar la llamada.

De nuevo, no esperes que en una sala de gente sirva de mucho, pero en un despacho tranquilo o en una habitación de hotel, por ejemplo, funciona perfectamente.

Una última opción de este altavoz es la de conectar varios entre si usando la salida que tienen para esto, para obtener más volumen, aunque en caso de querer hacer esto de nuevo necesitarás probablemente comprar un cable más largo del que trae de serie o quedarán demasiado juntos.

En cualquier caso, y en resumen, ahora que el BTS-D125 se puede conseguir por poco más de 20 euros –en el momento de publicar esta anotación cuesta 22,99, pero a mí me salió un par de euros más barato– me parece una compra muy recomendable.

No es el comunicador de Star Trek, pero casi, casi…

Se llama Onyx y es un poco más grande que el comunicador de Star Trek: la nueva generación. Altamente apetecible.

(Vía The Verge.)

Hemingwrite: la máquina de escribir reinventada

Hemingwrite

Los escritores adoradores de lo retro tienen ahora una bonita opción para volver al pasado pero no del todo: Hemingwrite: una máquina de escribir con teclado mecánico pero con pantalla digital.

Las baterías duran más de un mes y puede almacenar un millón de páginas, así que por esa parte no hay problema. A mi la pantalla me parece un poco pequeña, pero al ser del estilo «papel digital» debe tener muy buena visibilidad tanto al solo como a oscuras. Además se sincroniza con aplicaciones de Internet como Google Docs o Evernote, así que ofrece lo mejor de ambos mundos.

(Vía OhGizmo!.)

Anteriormente, en la categoría Gadgets