Por @Alvy — 29 de Septiembre de 2016

Weimei Force

Weimei Force

Sistema operativo Android 6.0
Pantalla 5" IPS InCell
Resolución 1280 x 720
Peso 142 gr
CPU A53 quad core 1,3 GHz
Cámaras 13 / 5 Mpx
Memoria RAM 3 GB
Almacenamiento hasta 128 GB
Wi-Fi 802.11 b/g/n
Batería 2.400 mAh
Precio (PVP) 160 €

Otras características: Doble SIM. Professional Bass Speakers DTS. Conectividad 2G/3G/4G LTE. Acelerómetro. GPS/A-GPS. Bluetooth 4.0. Conexión auriculares 3,5 mm. Incluye cargador y cable USB.

Este verano he estado probando un Weimei Force que nos enviaron amablemente para pruebas. Habiendo tenido la oportunidad de revisar otros terminales de este fabricante creo que el Force puede definirse como un producto que ha aprendido mucho del desarrollo del resto de modelos, para conseguir tras varios ciclos de ensayo-y-comercialización una combinación de prestaciones, diseño y funcionalidad que proporciona mejor experiencia y precio que otros similares, a un precio más que razonable.

Un aspecto de lujo

El exterior de este móvil de 5 pulgadas tiene el aspecto «rectangular estándar», algo sobre lo que ya casi ningún fabricante arriesga, como si no fuera posible innovar. En este sentido es totalmente funcional, muy delgado y ligero: todo está accesible y nada estorba. Como característica distintiva destacaría su brillante aspecto en el frontal (al menos el negro, que es el que probé) y un precioso gris metálico oscuro en la trasera; también hay otro modelo en blanco y oro. A esto se suma que la pantalla es del tipo 2.5D InCell, una tecnología que combina en una sola capa el LCD y el sensor táctil lo que la hace más delgada y sensible manteniendo una estupenda resolución.

Potencia más que suficiente

A diferencia de otros modelos como el Weimei Neon que quedaban restringidos a usos más bien limitados debido a su procesador y memoria –sacrificaban velocidad por mejor precio– el Force cuenta con un procesador ARM A53 Quad-core más potente, acompañado de 3 GB de RAM son un buen extra sobre lo que es habitual y que suele agilizar muchas apps y funciones del teléfono. El resultado es que tenemos un terminal muy ágil desde el arranque a cualquier tipo de operación.

Las cámaras son adecuadas aunque muy similares a las de otros modelos y la mayor parte de la gente las encontrará más que suficientes: 13 Mpx para la principal y 5 Mpx para la de los selfies. En su funcionamiento «estándar Android» se incluyen todos los extras por software habituales: modos de «belleza», HDR e incluso modos macro, panorámico, conversión a GIF, etcétera.

Hardware práctico, software adecuado

Weimei Force2

Algunas de las características del hardware del Force son eminentemente prácticas y van a lo que el usuario promedio necesita, sin más complicaciones: conector MicroUSB tipo-B normal y corriente para carga, jack de auriculares, acceso a la batería y las dos ranuras SIM levantando la tapa…

Como extra los altavoces (son dos, arriba y abajo) incluyen la tecnología de sonido DTS. Eso debería hacer que se oyeran algo mejor de lo normal, pero el hecho es que si bien en las llamadas de voz funcionan estupendamente con un sonido muy limpio, en reproducción de música (o películas, televisión, etcétera) su volumen resulta un tanto limitado, al menos para mi gusto. Quien dependa de que el teléfono se oiga continuamente a alto volumen quizá deba considerar otras opciones, como usar unos altavoces Bluetooth externos, auriculares o algo similar.

La batería tiene una capacidad de 2.400 mAh, justita para llegar a casi un día completo. Digamos que si se usa con cautela y con configuración en «modo ahorro» puede ser suficiente en caso de no contar con un enchufe. Un extra del software es el «modo extremo», que en situaciones límite permite alargar un poco la vida restante mediante ciertos «truquis» de software. Como ventaja, al ser de menor capacidad su carga completa es muy rápida.

El Android 6.0 personalizado por el fabricante (la llamada «capa WeOS») funciona de manera completamente fluida y emplea la filosofía tradicional de Weimei de minimalismo: apps «sólo las necesarias» y extras imprescindibles para personalizarlo un poco (Camaleón y Theme Park para el aspecto/iconos). También admite el llamado «Clon de Whatsapp» para disponer de dos cuentas simultáneas si se tienen dos tarjetas SIM.

El precio del Weimei Force libre es de 159,99 euros, a medio camino entre los modelos de menos de 100 euros –para principiantes– y los de 200 o 250 euros en adelante para usos más serios, entre los que sin duda incluiría al Force. Es por tanto un precio diría que bastante atractivo y tentador para quien necesite un Android capaz que no se quede corto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear