Por Nacho Palou — 27 de Septiembre de 2012


Así es una nano SIM «de verdad», mucho más pequeña que las mini SIM más comunes y también más pequeña que las micro SIM más recientes. Ambos tipos de SIM se pueden dejar del tamaño de una nano SIM a base de tijeras y lija.

La respuesta corta es: cortando hasta que encaje, bajo tu responsabilidad.

La respuesta larga es: cortando con mucho cuidado para no dañar el chip o los conectores metálicos y hasta que encaje, bajo tu responsabilidad.

Opcionalmente hay plantillas en PDF que se pueden imprimir para obtener las guías con la medida exacta. En Redmond Pie hay un video explicativo y una plantilla de guía para descargar; también lo explican en TechnoBuffalo, vía LifeHacker.

En algún vídeo se explica que hay que lijar la tarjeta porque además de ser más pequeña también es más fina. Pero no siempre es necesario, depende de la "generación" de tarjeta que tengas ahora mismo. Las más antiguas pueden necesitar lija (e incluso puede que no se puedan cortar por tener mucho más superficie metálica); en otras puede no ser necesario lijar, al menos no en mi caso.

De todos modos, en caso de necesitar una nano SIM, el procedimiento normal es ponerse en contacto con tu operadora para que te hagan un duplicado de la actual en este formato. Sí, esto sería lo normal.

En cualquier caso meterle la tijera a una SIM siempre es bajo tu responsabilidad.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


The Confidence Game: Why We Fall for It… Every Time

EUR 10,97

Comprar


Python for Data Analysis

EUR 27,94

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección