Por Nacho Palou — 3 de Mayo de 2016

Un par de semanas después del primer vídeo demo del patinete volador Flyboard Air desarrollado porr Franky Zapata, el piloto ha batido el récord de distancia recorrida en un hoverboard.

En total, Franky Zapata recorrió 2252 metros deslizándose a unos seis o siete metros de altura sobre las aguas de la costa francesa en Sausset-les-Pins y ante numeroso público que pudo grabar la hazaña. Además de conseguir el récord Zapata acaba con los argumentos de quienes defendían la teoría de que el anterior vídeo del patinete volador Flyboard Air era falso.

En Watch This Real Hoverboard Set the Guinness Distance Record Franky Zapata habla un poco sobre el Flyboard Air, acerca de cómo funciona, del proceso de aprendizaje y de su seguridad,

Todas las máquinas de vuelo personal (jetpacks) que existen carecen de un Plan B de seguridad. El Martin Jetpack utiliza dos turbinas, de modo que si una falla girará de forma incontrolada. La gran ventaja del Flyboard Air y los derivados que vamos a desarrollar es que está impulsada por cuatro turborreactores centralizados, de manera que si falla uno los otros tres se ajustan automáticamente para mantener el equilibrio. De modo que aunque se quede sin potencia para continuar el vuelo sí descenderá de forma controlada y segura (...) en próximas versiones vamos a hacer que todos los sistemas estabilizadores y eléctricos tenga redundancia triple, que el Flyboard Air sea tan fiable como un avión.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 3 de Mayo de 2016

Este vídeo de Science Channel proporciona la rara oportunidad de ver cómo es un cajero automático por dentro: «Un Fort Knox en miniatura», como dice el narrador. Algunos pueden guardar hasta mil billetes en cartuchos mecánicos con rodillos bastante sofisticados para el conteo a la hora de dispensar el dinero – a una velocidad de hasta 5 billetes por segundo.

En cuando al diseño interior los cartuchos de dinero están fabricados de modo que sea fácil intercambiarlos unos por otros; son como una especie de caja fuerte en sí mismos. Una combinación giratoria de alta seguridad de seis dígitos garantiza que el dinero esté protegido incluso si alguien decide robarlo.

Como curiosidad: la mejor forma de robar un cajero automático suele ser hackearlo; las cámaras que graban a la gente tecleando su PIN de una y otra forma –y diversos métodos para clonar las tarjetas– hacen el resto. Hubo un tiempo en el que «reventar» los cajeros desde el interior con explosivos era un buen método, pero se reforzaron para evitar esas situaciones. Y es que contra estas máquinas, auténticas pequeñas cajas fuertes, la fuerza bruta a veces funciona.

Mientras tanto, uno de los grandes misterios de la humanidad seguirá siendo por qué la numeración de los teclados de los cajeros está al revés que la de los teléfonos – aunque basta fijarse por la calle para darse cuenta de que ni siquiera son consistentes unos con otros. Cosa de tradiciones.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 3 de Mayo de 2016

Null Island

Estos días estoy probando un dispositivo que hace uso del GPS pero que está teniendo problemas para resolver coordenadas, con lo que se pasa el día diciéndome que mis llaves están en medio del Golfo de Guinea, en concreto en el punto marcado por las coordenadas 0°N 0°E.

Esto, por supuesto, es un error, aunque me ha recordado la «existencia» de Null Island.

Null Island es una isla ficticia del Golfo de Guinea añadida a la colección de mapas de dominio público Natural Earth y situada precisamente en el punto de coordenadas en el que se cruzan el ecuador y el meridiano cero, que se corresponde con las citadas 0°N 0°E.

Natural Earth la define como una isla de un metro cuadrado con escala 1:100.000, lo que indica que nunca debería aparecer en un mapa, y aunque su «existencia» es una medio broma de la gente que desarrolló esa colección de mapas es muy útil para detectar errores en el diseño de mapas y en la programación de sistemas que hacen uso de sistemas de coordenadas.

Como parte de la broma existe una web de la República de Null Island y, por supuesto, está en Twitter como @NullIsland.

El detalle fiki extra es que su perfil se corresponde con el de la isla en la que comenzaba el mítico juego Myst:

Isla de Myst

En el MundoReal™ lo que hay en las coordenadas 0°N 0°E es una boya meteorológica del sistema Pirata, Prediction and Research Moored Array in the Atlantic.

Técnicos trabajando en una boya Pirata
Técnicos trabajando en una boya Pirata

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 28 de Abril de 2016

Irnss–7G
El satélite Irnss–7G antes de su encapsulado para el lanzamiento

Con el lanzamiento del satélite Irnss–1G la India ya tiene en en espacio los siete satélites que forman el Indian Regional Navigation Satellite System, o Sistema de Navegación Regional Indio, su equivalente al GPS estadounidense o al Galileo de la Unión Europea.

De hecho Irnss ha sido diseñado para ser compatible con las señales del GPS y de Galileo, sólo que India ha decidido montar su propio sistema para no depender de que los propietarios de otro sistema puedan decidir cortar el acceso a estos en un momento dado.

Irnss, diseñado para cubrir la India, aunque dará señal hasta aproximadamente unos 1500 kilómetros de sus fronteras, está formado por tres satélites en órbita geoestacionaria y cuatro en órbita geosíncrona, más otros dos de repuesto que estarán en tierra pero listos para ser lanzados de ser necesario.

La constelación Irnss
La constelación de satélites Irnss

Su funcionamiento se basa en los mismos principios que el de los otros sistemas de navegación vía satélite, que es en el de medir el tiempo que tarda en llegar la señal de los satélites al receptor, señal que viene con una marca de tiempo extremadamente precisa; medir la diferencia de tiempo entre las distintas señales permite determinar la posición del receptor. Está diseñado para tener una precisión de entre 10 y 20 metros.

Igual que hacen el GPS y Galileo Irnss dará dos tipos de señales, uno abierto, de uso general, y otro de más precisión disponible sólo para usuarios autorizados.

En unos días el Irnss–1G estará en su órbita definitiva, y tras su fase de pruebas y puesta en marcha la India espera tener el Irnss en pleno funcionamiento para julio de 2016.

Compartir en Facebook  Tuitear