Por Nacho Palou — 30 de Marzo de 2015

Carbon3D -- piezas dentales impresas en 3D

En Dentists will soon be able to 3D print you a new tooth in minutes, sobre cómo la aplicación de esta tecnología de impresión 3D más rápida desarrollada recientemente por la empresa Carbon3D —que multiplica por 100 la velocidad de impresión 3D habitual— significará que «un dentista podrá imprimir una pieza dental en 6,5 minutos», es decir, mientras esperas leyendo el ¡Hola! en la sala de espera.

El método de impresión 3D compite con el proceso de fresado computerizado, que ya permite obtener piezas dentales sobre la marcha esculpiéndolas en porcelana,

Ambos métodos permiten a los odontólogos reemplazar dientes, coronas, carillas o implantes en una sola sesión. La ventaja de la impresión 3D sobre el fresado es que ofrece una mayor precisión cuando se trata de conseguir formas con detalles intrincados —como ranuras, irregularidades o concavidades propias de los dientes—, sólo que hasta ahora la impresión 3D era muy lenta.

(Imagen: Carbon3D)

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 30 de Marzo de 2015

Patrick-Priebe-Laser-Watch

El Laser Watch de Patrick Priebe tiene el aspecto de un reloj de pulsera digital barato de los 80.

Pero el reloj gana enteros cuando se dispara el haz láser de 1500 milivatios de potencia que incorpora, potencia suficiente para hacer agujeros en cajas de CD o encender cerillas a distancia, como se puede ver en el vídeo.

No es que el Laser Watch sea muy práctico y hasta se podría considerar en los límites del despropósito —salvo tal vez que seas una agente secreto— pero en cualquier caso, mola.

Por supuesto, el Laser Watch hay que tratarlo con el respeto que merece por el riesgo que conlleva, como es el caso con los punteros y artilugios láser.

También hay que usarlo con moderación y en dosis cortas o la batería del reloj quedará seca como una mojama en cuestión de minutos, según explican en Wonderful Engineering, vía Tech Blog.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 23 de Marzo de 2015

En Forbes, Tesla's Elon Musk Thinks Cars You Can Actually Drive Will Be Outlawed Eventually,

Elon Musk, cofundador y presidente de Tesla, la marca que fabrica algunos de los coches más divertidos de conducir, afirmó que «en el futuro estará prohibido conducir coches, es demasiado peligroso. Uno no puede ir por ahí llevando dos toneladas de maquinaria mortal.»

Donde,

  • Divertido de conducir se refiere a que el Tesla S acelera de de 0 a 100 en 3,2 segundos.
  • Demasiado peligroso se refiere a que el Tesla S acelera de de 0 a 100 en 3,2 segundos.

Además, Tesla está llamada a ser uno de los primeros y más relevantes fabricantes de coches autónomos y eléctricos —resultando en una digna legataria del apellido Tesla— pero precisamente para llegar a los coches autónomos hay que pasar por el desarrollo de la inteligencia artificial: entre otras muchas cosas, un coche autónomo debe de ser capaz de distinguir una ambulacia de un vehículo de limpieza.

Pero según Musk, la inteligencia artificial «es nuestra mayor amenaza», excepto cuando se aplica a algo «tan concreto» como la conducción.

Entonces sí, tiene sentido que sea la inteligencia artificial la que vaya por ahí llevando “dos toneladas de maquinaria mortal”.

Bonus: tal y como nos recuerda Gonzalo, el relato de Asimov, ‘Sally’, se basa en ambas premisas: la prohibición de conducir coches ‘manualmente’ en favor de los coches autónomos y la desconfiada hacia sus coches que surge en el protagonista tras una muerte por atropello.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Marzo de 2015

Aeronavegabilidad experimental para Amazon Prime Air

De la FAA1, Amazon Gets Experimental Airworthiness Certificate,

La FAA ha emitido un certificado de aeronavegabilidad experimental en favor de Amazon que le permite utilizar drones (vehículos aéreos no tripulados) con la finalidad de que investigue, desarrolle sus tecnología y entrene al personal relacionado.

El certificado permite a Amazon operar drones siempre y cuando vuelen por debajo de los 120 metros, que sea de día y que las aeronaves permanezcan en la línea de visión del operador, que además como poco debe de tener la licencia de piloto privado.

Así, de entrada, todas esas condiciones contradicen bastante con la utilidad de un vehículo aéreo no tripulado, pero tienen sentido tratándose de una licencia experimental que es la que por ahora puede tener Amazon para desarrollar su Amazon Primer Air, la entrega de pequeños paquetes utilizando drones que vuelen automáticamente desde los almacenes de Amazon hasta las casas de los clientes.

Según Amazon, ver a pequeñas aeronaves volando por el cielo, yendo de aquí para allá y entregando paquetes «algún día será tan normal como lo son hoy los furgones de reparto».


1. la Administración Federal de la Aviación de los Estados Unidos que equivale la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) en España.

Compartir en Facebook  Tuitear