Logo Lainformacion.com

Categoría: Tecnología

Los duros comienzos de la tecnología de los trepamuros estilo Spider-man

Vale: no es ágil, elegante ni tan espectacular como spidey, el superhéroe trepamuros, sino más bien todo lo contrario… Pero oye, ¡todo sea por la ciencia! Y siendo realista: el estudiante de la imagen está trepando por un muro de cristal de forma autónoma con una especie de manoplas adhesivas como si fuera una salamandra. Lo cual merece al menos un aplauso.

El invento llega desde la Universidad de Stanford y técnicamente lo llama «adhesivos secos inspirados por la salamandras y escalados de forma eficiente». Chisme para subir paredes, en lenguaje llano. cada guante lleva unos 140 cm cuadrados de superficie adhesiva y de él cuelgan además unas varillas sobre las que se apoyan los pies. Rústico pero avanzado e ingenioso a la vez.

Casi dejamos de publicar el vídeo por padecer de SVV pero no; casi lo ignoramos por s había trampa dado que el tipo lleva cuerdas, pero es por su seguridad, así que al final lo damos por bueno y lo calificamos como «todo un pequeño gran avance para una salamandra persona humana.» Con Spiderman Seal of Approval, además.

Microesculturas, figuras humanas del tamaño de un espermatozoide

Jonty-Hurwitz-Micro-Esculturas-1
Jonty Hurwitz — Escultura en el ojo de una aguja

Jonty-Hurwitz-Micro-Esculturas-2
Jonty Hurwitz — Escultura sobre un cabello humano

Según Jonty Hurwitz, sus esculturas con medidas de aproximadamente 80 x 100 x 20 micras (una micra es la milésima parte de un milímetro) son las figuras humanas más diminutas que se ha hecho nunca: «su tamaño es parecido a lo que crecen las uñas en unas pocas horas; no se pueden ver a simple vista», escriben en Beautiful Decay.

Jonty-Hurwitz-Micro-Esculturas-3
Jonty Hurwitz — Escultura sobre un insecto

La única forma de ver las esculturas de Hurwitz es utilizando un microscopio electrónico capaz de discernir los electrones. Las figuras se modelan e imprimen en 3D mediante la absorción de fotones, «la física cuántica convertida en arte», a partir de modelos humanos de verdad,
Si iluminas un polímero fotosensible con luz ultravioleta éste se solidificará. Probablemente lo conocerás porque los utilizan los dentistas para reconstruir piezas dentales. Concentrando esa luz a través de un microscopio sucede algo maravilloso: en el foco el polímero absorbe dos fotones y también se solidifica.

Esa es la “resolución” de la impresora 3D de Hurwitz, dos fotones. El resto del proceso es bastante parecido al de la impresión 3D más convencional, en la que un ordenador va formando la pieza solidifcando una capa de polímero sobre otra.

Qué cosas,

Hace sólo 6.000 años pintábamos figuras de animales en las paredes de las cavernas.

Disección de una bomba atómica

The Visible Atomic Bomb de Alex Wellerstein es una sencilla pero muy didáctica disección de las partes esenciales de una bomba atómica que muestra de forma visual y explica su principio y funcionamiento. Las distintas partes se pueden ‘abrir’ y ocultar para ver su interior y realmente merece la pena echarle un vistazo.

Nunca deja de sorprender que algo tan complejo y destructor sea esencialmente algo tan “simple” como un poco de explosivo convencional (TNT) que se detona hacia dentro para comprimir un pequeño núcleo de material fisible, como plutonio o uranio, que se cabrea mucho cuando le aplasta la onda de choque e inicia una reacción en cadena que es la explosión atómica. Es algo así como meter a Bruce Banner en un vagón de metro lleno de gente y que el maquinista sea un poco brusco al frenar: se lía parda.

«Aprendes rápido, pesado saltamontes»

El robot Atlas teniendo un momento Kárate Kid kad. Nada mal teniendo en cuenta que pesa 150 Kg.

Anteriormente, en la categoría Tecnología