Por Nacho Palou — 16 de Diciembre de 2014

La tecnología que hace posible el “360 virtual urban windscreen” de Jaguar Land Rover proporciona una visión completa del exterior del vehículo sin los obstáculos que suponen los pilares A, B y C del vehículo, los que sostienen el parabrisas, el techo del coche y los montantes de las puertas.

El efecto se consigue convirtiendo el interior de estos pilares en pantallas que muestran lo que captan una serie de cámaras externas, eliminando por completo los ángulos ciegos y los obstáculos visuales del propio coche que dificultan ver qué hay alrededor del coche, caso de otros vehículos, motocicletas y bicis o peatones.

Jaguar Land Rover 360 windscreen

Otra idea de funcionamiento —en ningún caso se trata todavía de implementaciones funcionales— se denomina “Follow-me” que resultará familiar a cualquiera que haya jugado a videojuegos de conducción como Need for Speed o Asphalt.

Esta idea convierte el parabrisas en una pantalla en la que, de forma traslúcida, el conductor ve su propio coche “desde fuera” como manera de seguir las indicaciones del sistema de navegación GPS sin apartar la vista de la carretera a modo de sofisticado Head Up Display (HUD): para llegar básicamente sólo hay que seguir al coche de delante, que en realidad es un modelo proyectado en el parabrisas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear