Por Nacho Palou — 7 de Julio de 2015

Login-Medium-Con-Email

En Medium, Signing in to Medium by email,

En Medium queríamos que nuestro proceso de autenticación fuera tan seguro y tan fácil de utilizar como fuera posible, y que funcionara en todas las plataformas. Las contraseñas ni son seguras ni son fáciles. Son difíciles de recordar o fáciles de adivinar; todo el mundo las recicla a pesar de que todo el mundo sabe que no debe hacerlo. Y es un dolor teclearlas en el móvil. Así que en Medium es posible autenticarse sin que haga falta tener una contraseña, sólo con la dirección de correo electrónico.


En Read Write, How To Kill The Password: Don't Ask For One

La plataforma Medium ha desarrollado un proceso de autenticación que prescinde de la clásica ventana en la que escribir una contraseña. En su lugar se escribe una dirección de correo electrónico o un número de teléfono para recibir un mensaje con un enlace que da acceso a la cuenta. Funciona de forma parecida al proceso de recuperar contraseña, pero otorga acceso directo a la cuenta.

Este método ciertamente resuelve el problema de tener que recordar numerosas contraseñas y evita la molestia de tener que teclearla — aunque tampoco es cómodo escribir una dirección de correo electrónico en el móvil, pero para eso está el autorrelleno.

Este tipo de enlaces son de un sólo uso, de modo que aunque se queden por ahí transcurrido determinado tiempo —o cierto número de usos— dejan de funcionar. Para volver a autenticarse hay que volver a solicitar un enlace. En el caso de Medium el enlace tiene una vida útil de quince minutos.

En realidad se trata de una variante que, llegados a cierto punto y con tanta contraseña, sospecho que utilizamos muchos de nosotros: no molestarse en recordar algunas contraseñas —de sitios de uso poco habitual, por ejemplo— y en cambio utilizar la opción ‘recuperar contraseña’ cada vez que hace falta identificarse en ellos.

Sin embargo ningún método es totalmente seguro y este no es una excepción. Pero permite concentrar el esfuerzo de elegir una contraseña más poderosa y realmente única para el correo electrónico y olvidarse de todas las demás contraseñas. Al fin y al cabo cuantas menos contraseñas se tengan menos probabilidades hay que alguna resulte vulnerable.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 7 de Julio de 2015

Tagloo App tags fotos

Seguramente alguna vez te ha pasado algo parecido a esto: abrir la galería de fotos del móvil para buscar una fotografía que quieres utilizar o enseñar a alguien y acabar rindiéndote con un “bueno, pues ahora no la encuentro”.

La app Tagloo (para iPhone; en breve estará también para Android y vía web) que he tenido ocasión de probar estos días existe para resolver ese problema. Y lo hace de una forma sencilla pero efectiva, utilizando etiquetas o tags que describen e identifican las fotografías.

La idea es que después de tomar una fotografía con Tagloo —o después de elegir una o varias de la galería del móvil, hasta un máximo de 20 cada vez— se pueden añadir etiquetas que ayuden a identificar y a localizar esa foto en el futuro.

Cada etiqueta puede elegirse libremente y queda asociada con esa fotografía. Además también se añaden y se asocian automáticamente otras etiquetas, caso de la fecha o del lugar en el que se hizo la fotografía. Adicionalmente las etiquetas pueden identificar a otras personas, sean contactos o no, o a grupos de personas.

Cuando hay cinco o más imágenes compartiendo una misma etiqueta entonces se crea automáticamente un álbum que contiene todas esas fotos; y cualquier foto que se haga en el futuro con esa etiqueta se añadirá automáticamente al álbum correspondiente, sin tener que preocuparse incluirla.

Como cada fotografía puede estar asociada a varias etiquetas una fotografía puede mostrarse en varios álbumes simultáneamente, aunque la imagen original sólo existe una vez.

Así, cuando más adelante se quiere encontrar una foto concreta de alguien o de algo o tomada en determinado lugar o fecha únicamente hay que buscar por la etiqueta correspondiente: ‘Perico’, ‘perro’, ‘coche’, ‘vacaciones en Formentera’, etc. Esa acción filtra toda la galería y muestra únicamente las imágenes relacionadas con esa etiqueta o búsqueda.

Además se puede afinar la búsqueda concretando la descripción con varias etiquetas (‘yo’ ‘playa’ ‘2014’). Al comenzar a escribir una etiqueta ya utilizada Tagloo muestra una lista de coincidencias, de modo que no hace faltar teclear la palabra completa.

Opcionalmente además se puede crear un álbum nuevo a partir de cualquier filtro (siguiendo el ejemplo anterior: un álbum que contenga todas las fotos en las que ‘yo’ estaba en la ‘playa’ en el año ‘2014’) o compartir desde la aplicación el resultado de esa búsqueda.

Tagloo App tags fotos

Tagloo está planteado como un servicio online que incluye espacio para almacenar las fotografías. De modo que, además de organizar las fotografías con etiquetas, fechas, personas (contactos) y lugares también permite compartirlas con otras personas de forma selectiva.

Es decir, no de la forma en que se comparten fotos en Instagram o Facebook, sino seleccionando como ‘destinatarios’ de las fotos a otros usuarios de la aplicación, quienes verán aparecer esas imágenes compartidas en su Tagloo, sin necesidad de descargarlas y sin que ocupen espacio en su cuenta.

De este modo si, por ejemplo, se hace un viaje en grupo con otras personas y todas ellas utilizan la misma etiqueta para marcar las fotos tomadas durante ese viaje, cada uno verá en su cuenta el mismo álbum de fotos —correspondiente a la etiqueta utilizada— que contiene la suma de todas las fotografías tomadas durante ese viaje por todos los miembros del grupo, sin necesidad de enviárselas entre ellos.

La aplicación Tagloo está disponible en español, es gratuita e incluye 3 GB para almacenar las fotografías, capacidad que el usuario podrá ampliar según necesite.

Ni la resolución ni el tamaño original de las fotos se reducen cuando se almacenan en Tagloo, por lo que si resulta necesario borrar fotos del móvil para liberar espacio en la memoria del teléfono las fotografías ‘originales’ se conservan en Tagloo.

Utilizar etiquetas es una forma muy efectiva y flexible de organizar las fotografías y la aplicación Tagloo lo hace bien y resulta bastante fácil de utilizar.

Es rápido hacerse con el funcionamiento de las etiquetas y con la aplicación gracias a lo cuidado de la interfaz; y también porque la aplicación tiene un fin y una utilidad muy concretas —organizar y compartir selectivamente las fotos del móvil— y no despista al usuario con excesivas funciones.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 2 de Julio de 2015

En Fast Co. Design, Love MS Paint? Here's VR Paint,

El último proyecto de realidad virtual de Microsoft Research Labs se llama Semantic Paint. Basado en la tecnología Kinect, Semantic Paint recrea en virtualmente y en 3D la habitación en la que te encuentras, en tiempo real. De entrada Semantic Paint percibe la habitación como un mismo objeto, pero el usuario puede etiquetar los objetos individuales que hay en la habitación simplemente colorénadolos.

Los objetos se colorean en el entorno virtual cuando se tocan en el MundoReal™ —con el pie o con la mano.

Pero, aunque de entrada pueda parecerlo, el fin del proyecto Semantic Paint no es desarrollar un programa para colorear, sino ayudar a las máquinas a ver el MundoReal™ y a que entiendan «el contexto en el cual se están utilizando» separando e individualizando objetos que se encuentran en una misma escena.

Semantic-Paint-Microsoft-Research

«Esto permitiría conseguir visualizaciones más precisas del entorno, lo que sería de gran ayuda para los robots y los vehículos autónomos», escriben en Engadget.

En Microsoft Labs —uno de los lugares más divertidos de la tierra ahora mismo [PDF] SemanticPaint: Interactive 3D Labeling and Learning at your Fingertips

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 2 de Julio de 2015

MostExclusiveWebsite.com

¿Quién da la vez, por favor?

Vayan accediendo de uno en uno a MostExclusiveWebsite.com, la página en la que hay que hacer cola para poder entrar porque sólo puede ser visitada por una persona durante un minuto, mientras que el resto de los interesados deben esperar fuera haciendo cola a la intemperie de Internet.

A pesar de que el sitio web se considera así misma como la página más exclusiva de Internet la realidad de la vida es que hacer cola es de pobres.

En The Washington Post: The single most useless Web site on the Internet is a page only one person can visit at a time.

Compartir en Facebook  Tuitear