Por @Alvy — 30 de Abril de 2016

Horas del día en cada lugar del mundo

Dailight Hours Explorer es un interactivo que calcula y muestra al instante las horas de luz que hay al en cada lugar del mundo. Basta mover el indicador de Latitud y elegir la fecha en cuestión; junto al globo terráqueo (que también se puede girar) aparecerá toda la información.

Este efecto puede verse también en la gráfica central, que resume todo el año y las 24 horas del día; la zona amarilla muestra el periodo de luz, la gris el de oscuridad. La línea ondulada sería el momento exacto del atardecer; también se puede ver la media anual de luz para una latitud en concreto.

Si quieres ver algo curioso prueba a mover la barra de latitud hasta los polos; hacia los 70 grados comienzan las zonas de luz y oscuridad total durante algunos meses del año.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 25 de Abril de 2016

Cronología Twitter

No me había percatado de ello porque siempre uso Twitter desde Tweetbot, pero hace un par de días tuve que entrar a través de la web y caí en la cuenta de que que mi cuenta tenía ya activada la opción de «Mostrar los mejores Tweets primero» anunciada en febrero de 2016, a pesar de que se suponía que yo tenía que haberlo activado, no Twitter motu proprio.

Afortunadamente desactivarlo es muy fácil, mientras no lo hagan obligatorio: basta con que, una vez que has iniciado sesión en Twitter, hagas clic en el icono que te representa, clic de nuevo en Configuración, y ahí desactives la opción en cuestión; dale a «Guardar cambios», y listo.

Con esto Twitter volverá a mostrarte los tuits en orden cronológico inverso, como era tradición; si no, según Twitter «Los Tweets más acordes a tus intereses aparecen primero en tu cronología. Los escogemos según las cuentas con las que más interactúas, los Tweets en los que participas y muchos otros factores.»

Twitter, leave my timeline alone.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 18 de Abril de 2016

La semana pasada participé en Innova Bilbao 2016 con una charla titulada «¿Nativos digitales?» en la que insistí, una vez más, en que los nativos digitales, esos que se supone que por haber nacido a partir de 1990 o así tienen superpoderes a la hora de usar todo tipo de gadgets e Internet, no existen; que si queremos innovar necesitaremos formar verdaderos sabios digitales que sepan usar las herramientas del siglo XXI, que con patosos digitales no vamos a ninguna parte.

Luis Alfonso Gámez me hizo una entrevista al respecto, entrevista que tituló «Todos somos inmigrantes digitales»:

- ¿Qué es un nativo digital?
- Marc Prensky, que inventó el término allá por 2001, hablaba de los nativos digitales como las personas acostumbradas a utilizar dispositivos electrónicos que, si las pones a corregir un texto, les basta con hacerlo en pantalla, frente a los de mayor edad, que igual preferimos imprimirlo y nos llamaba inmigrantes digitales. No iba más allá.
- Ése no es el sentido que se le da ahora.
- Efectivamente. Ahora, el nativo digital es cualquiera nacido a partir de los 90 porque le pones ante cualquier tipo de ordenador, móvil o tableta y sabe utilizarlo sin que le enseñes nada.
- ¿Pero existen?
- No. Cuando ves a un niño pequeño manejando un iPad por primera vez sin problemas es porque los interfaces han evolucionado y ahora los cacharros funcionan como los niños esperan que funcione el mundo. No es como cuando tienes que aprender a mover un ratón; eso no es natural. Pero esto no quiere decir que un niño maneje esas tecnologías correctamente.
- De hecho, si le das una tableta a una persona de muy avanzada edad, también la aprende a usar sin más.
- Sí, porque es el interfaz el que se ha adaptado a nosotros; no al revés. Todos somos inmigrantes digitales en el sentido de que la tecnología avanza tan rápidamente que no nos podemos quedar parados. Para mí, el nativismo digital no tiene que ver tanto con la edad como con la actitud: una persona mayor con ganas de aprender puede ser tan nativa digital como un chico de 15 años.
- Que normalmente no sabe manejar las herramientas bien.
- Saca a un chaval de Whatsapp o de Facebook [creo que en realidad dije Snapchat e Instagram] y ponle a hacer una búsqueda un poco complicada en Google… La mayoría no sabe hacerlo. Además, para muchos va a misa lo primero que les sale en Google. Eso entronca con la ausencia del pensamiento crítico en el sistema educativo actual.
- ¿Qué tres habilidades debería tener todo ciudadano, desde un niño hasta un anciano, que se conecte al mundo digital?
- En primer lugar, ser crítico con lo que se encuentre: no todo lo que hay en internet es verdad. Hay que tener activado siempre el sentido crítico. En segundo lugar, debe imperar el respeto: debe tener presente que en el otro lado siempre hay otra persona con sus propios sentimientos. Y, en tercero, que el supuesto anonimato en internet, que en muchos casos está justificado, en realidad no es tal porque, llegado el caso, se te puede identificar. El anonimato ni es perfecto ni lo justifica todo.

Susana Lluna y yo estamos coordinando juntos un libro titulado Los nativos digitales no existen en el que varios autores intentamos desmontar este dañino mito, así como de paso el de la existencia de una supuesta adicción a Internet.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Abril de 2016

GapFinder

GapFinder es un pequeño experimento muy interesante: recomienda qué artículos de la Wikipedia de un idioma convendría traducir a otro, teniendo en cuenta principalmente su popularidad (medida en «páginas vistas») en la enciclopedia original. Los datos relativos a los idiomas se toman automáticamente del navegador o se pueden indicar manualmente, según los conocimientos de cada cual.

La opción llamada seed permite además indicar un artículo representativo sobre un tema de interés que pueda encajar con la experiencia de quien lo usa; de ese modo GapFinder puede «afinar» las recomendaciones para que resulten más atractivas.

En un experimento que llevaron a cabo sus creadores el año pasado, enviando por correo electrónico estas recomendaciones a la gente que se apuntó en la Wikipedia francesa concluyeron que podían triplicar la velocidad de creación de nuevos artículos gracias a estas recomendaciones. Toda una idea para quien quiera colaborar con el crecimiento y universalización de la enciclopedia libre.

Compartir en Facebook  Tuitear