Por @Wicho — 4 de Septiembre de 2015

InfoVíaEl 4 de septiembre de 1995 Telefónica anunciaba la entrada en funcionamiento en fase de pruebas de InfoVía, aunque su entrada en servicio oficial no se producía hasta el 15 de diciembre de ese mismo año.

InfoVía era un intento, que llegaba tarde ya, de Telefónica de poner en marcha un servicio similar a America OnLine o CompuServe, que en los Estados Unidos tenían millones de usuarios, y para ello ofrecía una serie de servicios –directorios– a los que los usuarios accedían usando una versión adaptada de Mosaic.

Pero Telefónica también ofrecía a empresas proveeedoras de acceso a Internet como Goya o Servicom la posibilidad de ofrecer conexión a Internet a sus clientes usando los nodos locales de Infovía a los que te podías conectar a un precio de 139 pesetas por hora durante el día y 106 por la noche, unos 80 y 60 céntimos de euro respectivamente.

Esto hizo que el número de proveedores de acceso a Internet en España creciera exponencialmente en muy poco tiempo, lo que a su vez contribuyó a abaratar la oferta enormemente, poniendo al alcance de prácticamente cualquiera el acceso a Internet, algo que antes…

Clavazo 1996
Tarifas de Virtu@lInternet en 1996 vía @jmiguel: 120000 pesetas al mes por servidor www + FTP + mail

Aún recuerdo cuando de un conocido proveedor de acceso de los de toda la vida me pedían unas 20000 pesetas al mes por tener una dirección de correo electrónico, tráfico aparte.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 2 de Septiembre de 2015

App-Install-Penalizacion-Google
Izquierda, mal; derecha, bien (Google dixit)

En Google Webmaster Blog, Mobile-friendly web pages using app banners,

A partir del 1 de noviembre, las páginas que muestren un interstitial que oculte una parte importante del contenido de la web para ofrecer instalar una app dejarán de considerarse sitios adaptados al móvil.

Al no considerarse sitios adaptados al móvil esos sitios serán penalizados en la página de resultados cuando alguien realice una búsqueda en Google desde tu teléfono móvil. Esto no afectará a otro tipo de interstitials —publicitarios, por ejemplo.

La alternativa es ofrecer la app de forma menos salvaje, utilizando la función Smart App Banners del navegador web Safari o el Native app install banner del navegador Chrome.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Agosto de 2015

En realidad pueden ser latas de cerveza como pueden serlo de cualquier refresco, pero las latas de cerveza son más bonitas y mucho más interesantes que ninguna otra. Como sea, para el caso que nos ocupa lo importante es que la disponibilidad, la forma y el aluminio en el que están fabricadas las latas permiten mejorar la señal wifi de forma económica, rápida y fácil.

El resultado es un poco de aquella manera —entre lo cutre y lo agresivo para la vista y también para el total del cuerpo humano—, pero ahí queda la idea: cortar las latas como se muestra en la foto sin cortarse ningún dedo y colocarlas en las antenas del router para «dirigir» la señal wifi allí donde resulta más necesaria o donde llega titubeante. Por supuesto, es necesario que el router tenga antenas.

Según se puede leer en Can You Really Boost your Wifi Router Signal with a Beer Can? la respuesta a la pregunta es que sí, funciona. O al menos eso parece a juzgar por los resultados de las mediciones tomadas antes y después de convertir el router en un adefesio.

La cuestión es que el método sólo debería utilizarse cuando existan zonas específicas donde sea necesario disponer de una señal wifi más fuerte; más exactamente cuando esas zonas estén situadas en la dirección opuesta a otras zonas donde no sea necesario o donde no sea imprescindible tener ‘buen wifi’, ya que el colocar la lata apuntando en un sentido se reducirá drásticamente la fuerza de la señal wifi en el lado opuesto.

Relacionado: Cómo mejorar la señal wifi en casa, versión para abstemios.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 26 de Agosto de 2015

Vox publicó este vídeo con consejos para mejorar la señal Wi-Fi en casa; en él aprovecha una de las visualizaciones sobre el wifi casero de Jason Cole, que ya comentamos por aquí hace tiempo.

Básicamente son cinco los detalles a tener en cuenta sobre dónde poner el router:

  1. Cuanto más en el centro de la casa y «visible» mejor (no en armarios ni similares). Una buena regla es que esté a la vista
  2. Cuanto más alto mejor
  3. Lo más alejado de otros aparatos electrónicos
  4. Si tiene dos antenas, orientar una en horizontal y otra en vertical
  5. Medir la intensidad en puntos clave de la casa y si no va bien, probar con otra posición
Compartir en Facebook  Tuitear