Por Nacho Palou — 16 de Enero de 2017

Google RAISR info width 1000

En Saving you bandwidth through machine learning, John Nack (jefe de producto de Google Plus) explica cómo funciona la tecnología RAISR (Rapid and Accurate Image Super-Resolution).

RAISR utiliza el aprendizaje máquina para producir versiones en alta calidad a partir de imágenes en baja resolución, logrando que las fotografías se vean en total nitidez pero reduciendo el consumo de datos móviles al acceder a las fotografías de Google Plus desde la app del teléfono.

Las imágenes en alta resolución tardan en cargar y además consumen una gran cantidad de ancho de banda; en el móvil (sin conexión wifi) esto puede suponer un coste económico para el usuario al aumentar el consumo de su plan de datos.

Lo que hace esta tecnología de Google es enseñar al ordenador dos versiones de la imagen, la versión original o en alta resolución (la que envía el usuario a Google + en un archivo de unos 100 Kb, por ejemplo) y una versión de la misma imagen cuyo tamaño se ha reducido a un 25 por ciento, en un archivo de 25 Kb.

Google RAISR info sample
Arriba: versión de baja resolución. Abajo: versión generada por RAISR. Aquí la imagen original de Andrzej Dragan.

De este modo cuando después el usuario recibe en su móvil la versión “pequeña” de la imagen el software es capaz de recrear la misma imagen a su tamaño original (con un grado de nitidez y de detalle parecido al que tenía la imagen en el archivo de 100 Kb) aunque únicamente se haya transferido una cuarta parte del archivo original. Esto supone un ahorro del 75 por ciento en el consumo de datos por cada imagen recibida en la aplicación móvil de Google Plus.

Hay más detalles sobre el funcionamiento de RAISR en Enhance! RAISR Sharp Images with Machine Learning. Google ha implementado esta tecnología en algunas versiones de la app de G+ para Android y la está aplicando a unos 1000 millones de imágenes cada semana. El ahorro de ancho de banda promedio obtenido hasta ahora es de aproximadamente un tercio por cada imagen transferida.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 14 de Enero de 2017

El navegador Neon de Opera es una interpretación “fresca y divertida” del navegador web Opera. Puede descargarse gratis para Mac y Windows.

Neon usa la imagen de fondo del escritorio del sistema operativo del ordenador y la incorpora en la ventana del navegador, logrando el efecto de que el navegador “flota” sobre el escritorio. Neon, igual que Coast (el navegador web experimental de Opera para tabletas) prescinde de la barra de direcciones convencional en la parte superior de la ventana. En cambio la barra de direcciones y de búsqueda (Google, por defecto) aparece en la mitad superior del centro, acompañada de las “burbujas” que dan acceso directo a los sitios favoritos, similar al speed dial de Opera que posteriormente fue adoptado por los demás navegadores.

Navegador opera neon pantalla principal

En Neon no hay pestañas como tales; en cambio las ventanas abiertas se convierte en “burbujas“ que se muestran a la derecha, en una columna. Cada burbuja está identificada con el icono del sitio y un pequeña captura de pantalla, lo que facilita enormemente identificarlas visualmente — al contrario de lo que sucede con las pestañas convencionales que son un incordio y difíciles de localizar en cuanto suman más de tres o cuatro.

Neon también resuelve de forma ingeniosa el control de la reproducción de elementos multimedia (vídeos y audio) en diversas páginas abiertas: a la izquierda hay un acceso directo a todos los elementos multimedia que permite llegar a ellos y detener o iniciar la reproducción sin tener que localizar la ventana de la que proceden, poniendo así punto y final al problema del audio que no se sabe de dónde viene cuando se tienen varias páginas web abiertas a la vez. Otros dos iconos, también a la izquierda, sirven para realizar y gestionar capturas de contenido (a modo de capturador de pantalla), y las descargas de archivo.

Navegador opera neon pantalla dividida

La ventana del navegador puede dividirse en dos para mostrar dos sitios web simultáneamente, de forma parecida a la función dividir pantalla de iOS para iPad y de algunos teléfonos y tabletas Android.

Internamente Neon hace uso del motor Blink, por lo que el funcionamiento al interpretar el código HTML y CSS es igual que en el navegador Opera ya conocido. Los ajustes y opciones de configuración Neon son un poco básicos y limitados que en otros navegadores, y por ahora tampoco hay plugins de ningún tipo para Neon. Además en Neon no es posible organizar los marcadores por carpetas, un recurso muy socorrido para quienes hace un uso intensivo del navegador web.

Aun así es muy de agradecer que Opera tenga el ingenio —y también el valor— de hacer una propuesta novedosa e interesante, más del Siglo XXI, de cómo debería ser un navegador web. Después de todo el navegador web es una de las aplicaciones que más se utiliza a lo largo del día, si no la que más. Y sin embargo, en general, los navegadores web siguen siendo esencialmente iguales hoy que hace 20 años, con graves problemas funcionales y de usabilidad y, sobre todo, aburridos. Y ahora lo son todavía más, en comparación con este atractivo navegador web de Opera.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 14 de Enero de 2017

Creo que no hemos visto visto más que la punta del iceberg. El potencial de lo que internet puede hacer a la sociedad, tanto en lo bueno como en lo malo, es inimaginable. Estamos en la cúspide de algo que será a la vez estimulante y aterrador.

Mientras Bowie ya ejercía el papel de defensor entusiasta de internet en 1999 el entrevistador de la BBC, un tal Jeremy Paxman, expresa su incredulidad mediante gestos evidentes e interrupciones de cuestionable buena educación, afirmando que «internet no es más que una herramienta» y que su potencial se ha «exagerado enormemente.»

Hay que tener en cuenta que en 1999 Google apenas acaba de nacer (y no era nada popular), la gente se conectaba a internet principalmente usando un módem, y Mark Zuckerberg tenía quince años.

Vía Mental Floss + Paleofuture.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 12 de Enero de 2017

Tiobe index lenguajes programacion

El lenguaje Go no es el más utilizado (por delante están los grandes clásicos: Java, C, Python, Perl, PHP,...) pero según el Tiobe Index el lenguaje de programación de Google ha disparado su popularidad en el último año, saltando nada más y nada menos que 40 puestos en la tabla: en enero de 2016 ocupaba la posición 54 del índice Tiobe; en enero de 2017 ocupa la posición 13.

El segundo lenguaje que más ha crecido es Dart (que pasa de la posición 26 a la 17), el cual también cuenta con el respaldo de Google.

Tiobe encumbra como lenguaje del año a aquel que más ha crecido en adopción por parte de los programadores en los doce meses anteriores según el número de de ingenieros informáticos de la comunidad de programadores de Tiobe que lo utilizan y de indicadores como el número de cursos disponibles. También influyen en la puntuación los resultados arrojados por diversos buscadores (Google, Bing, Amazon [Libros], YouTube,...).

El índice de Tiobe no se refiere a cuál es el mejor lenguaje de programación ni en cual se han escrito más líneas de código, pero «el índice pueden dar pistas a los programadores que deseen averiguar si sus conocimientos están al día, o para ayudar a elegir qué lenguaje utilizar si van a iniciar un proyecto nuevo.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear