Por Nacho Palou — 15 de Diciembre de 2015

Las centrales térmicas solares o termosolares convierten la energía del sol en electricidad usando la luz del sol para convertir agua en vapor. El circuito de vapor a presión mueve unas turbinas o alternadores que son los que producen las electricidad. Para lograr que funcione de forma efectiva una central termosolar opera a temperaturas de más de 600°. Esta temperatura incluso más se logra digiriendo y concentrando los rayos solares en un torre, utilizando una instalación de espejos. Esta característica supone una mayor complejidad y tamaño para este tipo de instalaciones

Recientemente un grupo de investigadores de investigadores ha determinado que operando a mayor temperatura las centrales termosolares pueden producir energía produciendo hidrógeno directamente aprovechando el grueso de la instalaciones.

En IEEE Spectrum, «Hydricity» Would Couple Solar Thermal and Hydrogen Power,

Un sistema de hidrocidad integrado produciría tanto vapor para la generación de electricidad con turbina y a la vez extraería el hidrógeno como vector energético, cada método aumentado la eficiencia del otro. En el modo de producción de hidrógeno la eficiencia en la producción es cercana al 50 por ciento gracias a que la alta presión del vapor se aprovecha además para presurizar el hidrógeno. De este modo se ahorra la considerable enetgía adicional que es necesaria comprimir el hidrógeno para su transporte y uso.

Tecnologia de la Torre Solar (Abengoa)
Esquema de funcionamiento de la tecnología de torre empleada por Abengoa Solar en Sanlúcar la Mayor, en Sevilla.
Fuente: Introducción a la tecnología termosolar de Abengoa.

Incorporando además una sucesión de turbinas que operan a distintas presiones, al liberar la presión se aprovecha en mayor medida la energía solar térmica capturada. En conjunto el diseño propuesto elevaría la eficiencia de este tipo de plantas termosolares a hasta un 46 por ciento, según los investigadores, una cifra sin precedentes hasta el momento que puede incrementarse a hasta un 70 por ciento si el hidrógeno obtenido en las horas solares se quema además para producir electricidad cuando no hay sol.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear