Logo Lainformacion.com

Categoría: Aerotrastorno

Alan Eustace: nuevo récord de altitud en salto con paracaídas, 41.150 metros

Se me hace aún un poco difícil de creer que no se haya filtrado nada hasta el momento de realizar el salto, pero por lo visto ayer Alan Eustace, un ejecutivo de Google, batió el récord de Felix Baumgartner en cuanto altitud desde la que realizó un salto en paracaídas, al menos según se puede leer en Parachutist’s Record Fall: Over 25 Miles in 15 Minutes

En concreto, tras ascender durante un par de horas colgado de un globo, se desprendió de este a los 41.150 metros de altitud, tomando tierra un cuarto de hora después.

A diferencia de Baumgartner, en lugar de ir dentro de una cápsula Eustace iba colgado «a pelo» del globo, metido en un traje presurizado y aislado similar al de un astronauta.

Lo que no consiguió fue superar la velocidad del austríaco, pues aunque también rompió la barrera del sonido, «sólo» alcanzó los 1.322 kilómetros por hora frente a los 1.342 de Baumgartner.

Hay más información acerca del salto en StratEx, de Stratospheric Explorer, Explorador Estratosférico.

Quiero ver, de todas formas, la confirmación del récord por parte de la Federación Aeronáutica Internacional antes de acabar de creérmelo.

(@MiguelMorenatti vía Esaotra).

Los Invisibles del 43 Grupo del Ejército del Aire

Altura y velocidad son aliados naturales de un aviador, pero las tripulaciones del 43 Grupo del Ejército del Aire se entrenan para volar bajo y despacio hacia los incendios contra los que luchan, amén de para hacer cargas de agua en sitios inverosímiles, volando incluso por debajo de puentes para hacerlo.

Pero todo su trabajo cuenta con el apoyo imprescindible del personal de tierra, Los Invisibles, a los que va dedicado este vídeo.

Cómo apagar un incendio cuando no hay agua a mano

  1. ¡Ring ring! ¿Oiga, tienen un Canadair CL-415 para una descarga?
  2. A ver gente, ¡apartarse!
  3. (¡Woooooooosh!)
  4. ¡Problema resuelto!

Al parecer el incendio de este camión en plena carretera en mitad de ninguna parte no tenía muy buena pinta, y no había agua cerca para extinguir las llamas, así que alguien avisó al equipo anti-incendios de la zona, que envió uno de sus aviones anfibios para descargar un poco de agua. Aun así, tantas toneladas pueden resultar muy peligrosas si le caen a alguien encima, de modo que hubo que evacuar a todas las personas de allí antes de la operación.

¿Por qué el zumo de tomate sabe tan estupendo en los aviones y tan terrenal en la vida cotidiana?

Tomato-Juice-CampbellSi el zumo de tomate es una de tus bebidas favoritas por su sabor y textura cuando vas en avión pero apenas lo bebes estando en tierra no eres la única persona a la que le sucede esto… y parece que hay una razón científica para ello. Según unos investigadores de la Fraunhofer Society todo tiene que ver con la presión de la cabina del avión: al ser menor de lo normal hace que la sangre reciba un poco menos de oxígeno, debilite nuestro sentido del gusto y además reseque la nariz y la boca. En estas condiciones de presión el zumo de tomate parece más ácido, sus minerales saben mejor y resulta más refrescante – especialmente si lo condimentas con algún tipo de picante, salsa inglesa o Tabasco. Algo que apenas se nota en tierra pero que en el avión marca la diferencia. [Fuente: Un estudio encargado por Lufthansa a la Fraunhofer Society + i100 / The Independent / Foto (CC) Claus Ableiter @ Wikimedia Commons]

Anteriormente, en la categoría Aerotrastorno