Por @Alvy — 8 de Diciembre de 2016

Este minireportaje de Vox analiza con muchos datos y varios gráficos una de esas situaciones aparentemente absurdas de la economía moderna. Hace una década se podía viajar en avión facturando algunas maletas de equipaje sin pagar por ello, como parte del precio del billete. Pero hacia 2008 (crisis) las compañías comenzaron a cobrarlo con la excusa de que era «debido a la subida del precio del combustible». Eso ya pasó y desde 2014 el petróleo ha bajado a los niveles originales. ¿Por qué ahora no se elimina ese sobreprecio al equipaje facturado?

La respuesta es sencilla: el clásico porque así ganan más dinero.

Los detalles de la cuestión incluyen una situación en la que todas las compañías se benefician de mantener las mismas subidas (son pocas las excepciones) imponiendo reglas un tanto arbitrarias sobre qué se puede llevar en el equipaje de mano y cuánto hay que pagar por el que se factura. El hecho es que hay detalles más complejos, como los impuestos que se pagan por esos «extras» (o no), o que el hecho de que la gente vaya cargada de equipaje de mano alarga muchísimo las colas en los controles de seguridad (pero eso no supone un problema para la aerolínea, sólo para los pasajeros).

Según algunos estudios las únicas ventajas de que existan esos sobreprecios es que la gente tiende a viajar con más equipaje de mano y menos en bodega (el total es más o menos igual). Eso hace que se pierdan menos vuelos y menos maletas, y que se ganen unos minutos en cuanto a puntualidad.

En un mundo en el que los aviones parece que siempre van a llenarse de pasajeros, tengan el precio que tengan los billetes y los «extras», analizar los porqués es bastante más complicado de lo que parece.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 7 de Diciembre de 2016

El avión accidentado en una foto de 2011 - Asuspine
El avión accidentado en una foto de 2011 - Asuspine GFDL 1.2

El vuelo 661 de Pakistan International Airlines, que unía los aeropuertos de Chitral e Islamabad el 7 de diciembre de 2016, se estrelló en una colina cercana a Havelian unos 30 minutos después de despegar, a eso de las 9:30 hora peninsular española las 13:30 locales.

Parece ser que la tripulación informó de problemas con un motor y que emitió un mayday antes de estrellarse, pero como siempre habrá que esperar a ver qué dicen las cajas negras antes de poder averiguar la o las causas del accidente.

A bordo iban 42 pasajeros, seis tripulantes y un mecánico de la aerolínea. Todos ellos han resultado muertos.

El avión, un ATR 42-500, con matrícula AP-BHO, había sido entregado a la aerolínea en mayo de 2007.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 6 de Diciembre de 2016

Un Boeing 787 de Ethiopian en Frankfurt

Ya hace algún tiempo que Cory Doctorow describía los aviones modernos como ordenadores con alas, lo que es una descripción bastante acertada ya que los aviones incorporan cada vez más sistemas controlados por ordenador.

Pero eso también tiene su aquel, ya que si tienes problemas con los ordenadores, tienes problemas con el avión.

En el caso del Boeing 787 la Autoridad Federal de Aviación de los Estados Unidos ya tuvo que publicar una orden que obligaba a los operadores del modelo a apagarlo y encenderlo al menos una vez cada 120 días.

Esto era debido a un error en la programación de las unidades de control de los cuatro generadores eléctricos principales que montan los 787, dos en cada motor, que hace que si estas permanecen encendidas durante 248 días entren en un modo de protección contra fallos que pararía los cuatro generadores.

Y ahora ha tenido que publicar una nueva que obliga a reiniciarlos periódicamente, o al menos a reiniciar los tres ordenadores que controlan las superficies de vuelo, ya que si se mantienen encendidos durante 22 días pueden reiniciarse en vuelo ellos solos.

Esto dejaría a la tripulación sin la capacidad de mover las superficies de control, y aunque sea un fallo momentáneo, esto no es una buena idea.

Es extremadamente improbable que se produzca cualquiera de los dos fallos ya que es muy raro que un avión esté encendido 22 días seguidos, y mucho menos 248 días, pero siempre es mejor ser precavido.

Lo bueno de estos fallos es que se arreglan con una actualización de software. Como los fallos de tu móvil o de tu ordenador.

(Vía Seattle Times).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 2 de Diciembre de 2016

Ya sabemos que en Dubai no se andan con bromas y esto lo confirma: Emirates y el Dubai Miracle Garden acaban de inaugurar una escultura floral con la forma de un Airbus A380 a tamaño natural.

En total tiene más de 500.000 flores y plantas vivas que pesan unas 90 toneladas. Cuando florezca se calcula que tendrá más de 5 millones de flores y un peso de más de 100 toneladas. Los cimientos por su parte llevan más de 50 toneladas de cemento. Trabajaron en él más de 200 personas, que emplearon 144.000 horas de trabajo.

Ni en Zaragoza, oigan.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear