Por @Wicho — 20 de Enero de 2018

Con permiso del Concorde, que por supuesto aún tiene el récord absoluto* para un vuelo entre Nueva York y Londres, el Boeing 787 con matrícula G-CKHL de Norwegian acaba de establecer un nuevo récord al haber volado del aeropuerto JFK de Nueva York al de Gatwick en Londres en tan sólo 5 horas y 13 minutos. Esto son 53 minutos menos que el tiempo programado.

No es que el G-CKHL esté tuneado para la velocidad ni que su tripulación esté formada por unos Fitipaldis; el asunto es que contaron con la ayuda de una corriente de chorro excepcionalmente fuerte que les proporcionó un viento en cola de hasta 326 kilómetros por hora, lo que permitió al avión volar a una velocidad máxima de unos 1.252 kilómetros por hora. Como hay previsión de que esta fuerte corriente de chorro se mantenga en los próximos días es posible que el récord les dure poco; el actual lo tenía un Boeing 777 de British Airways con 5 horas y 16 minutos entre ambas ciudades.

El descanso del guerrero

Eso sí, los que vayan a volar en el otro sentido se encontrarán con vuelos más largos de lo normal, pues las rutas serán modificadas para esquivar en la medida de lo posible este viento de frente.

Es importante tener en cuenta, en cualquier caso, que la velocidad de 1.252 kilómetros por hora es respecto al suelo, como indica la foto de la pantalla, y que la velocidad respecto al viento en ese momento era de de 483 nudos, unos 780 kilómetros por hora, que de hecho es una velocidad un poco inferior a la velocidad típica de crucero de un 787, que es de 490 nudos. Hay, por cierto una web dedicada a recoger fotos de estos récords de velocidad respecto al suelo, Ground Speed Records.

Ningún avión comercial actual puede volar a esa velocidad respecto al aire pues ninguno está diseñado para traspasar la barrera del sonido, cuya velocidad al nivel del mar es de 1.255 kilómetros hora y a los 35.000 pies a los que puede volar un avión comercial en crucero en una ruta trasatlántica es de unos 1.660 kilómetros por hora.

***

Es cierto que hay muchos otros pares de ciudades que están enlazados a diario por vuelos comerciales, cada uno con su récord de velocidad, pero el Nueva York - Londres tiene un lugar especial en el corazoncito de los aerotrastornados y en el de las aerolíneas –suponiendo que tengan corazoncito– porque era la ruta icónica del mítico Concorde.

*El récord absoluto, y que sin duda seguirá vigente durante muchos años, lo tiene el Concorde G-BOA de British Airways, que el 7 de febrero de 1996 voló entre ambas ciudades e 2 horas 52 minutos y 59 segundos, lo que da una velocidad media de 2.010 kilómetros por hora.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 19 de Enero de 2018

Las autoridades turcas han utilizado un par de grandes grúas para retirar el Boeing 737-800 de Pegasus Airlines que hace unos días cayó por un terraplén en el aeropuerto de Trebisonda tras salirse de la pista. Después de levantarlo lo han colocado sobre unas plataformas con ruedas para poder llevárselo de allí.

Ahora queda la tarea de inspeccionarlo y acceder a las cajas negras para ver qué sucedió, aunque por lo visto los pilotos han indicado que el motor derecho sufrió un repentino aumento de potencia que fue lo que hizo que el avión se saliera por la izquierda de la pista sin que les diera tiempo a reaccionar.

Si es así el registrador de datos de vuelo (una de las cajas negras) sin duda podrá confirmarlo; otra cosa será lo que cueste determinar el motivo de este comportamiento no esperado del motor.

Afortunadamente la mayoría de los 168 ocupantes del avión salieron ilesos del accidente pues sólo ha habido algunos heridos leves. Otra cosa es el avión en sí, que probablemente vaya a quedar para piezas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 18 de Enero de 2018

A350-900 de Iberia

Iberia acaba de anunciar que recibirá el primer Airbus A350-900 de los 16 que tiene encargados en junio de 2018. Sus primeros vuelos serán Madrid-Londres para familiarización de las tripulaciones, igual que hizo en su momento con el A330, aunque en agosto empezará a volar a Nueva York.

Incorporan wifi de alta velocidad –aunque del precio ya hablaremos– y un sistema de entretenimiento con pantallas individuales, aunque quizás esto llegue un poco tarde porque a estas alturas buena parte del pasaje ya llevará sus propios dispositivos móviles.

No serán los primeros A350 que se puedan ver en España, ya que otras aerolíneas como Finnair o Qatar, entre otras, llevan algún tiempo empleándolos en vuelos a Barcelona o Madrid, pero nunca habrá suficientes A350 en vuelo.

La aerolínea también anunció que en 2018 recibirá sus dos primeros A320neo, el primero de ellos en mayo. Incorporan asientos con una estructura más fina, lo que en principio debería redundar en mayor comodidad para los pasajeros.

Así que aerotrastornados, ya sabéis.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 18 de Enero de 2018

Aunque la mayoría de las personas probablemente no sabe a quien pertenecen prácticamente todo el mundo sabe a qué se dedican los hidroaviones amarillos y rojos del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas, que desde sus primeras operaciones en 1971, aún dentro del 803 Escuadrón de búsqueda y rescate, lleva luchando incansablemente contra los incendios forestales dentro y fuera de las fronteras de España. De hecho acaban de cumplir las 175.000 horas de vuelo, que si echamos cuentas equivalen a casi 20 años en el aire.

En estos 47 años de servicio el 43 Grupo ha sufrido nueve accidentes graves, el último de ellos en 2003, en los que en total perdieron la vida 15 tripulantes.

Pero si la cara pública del 43 Grupo son sus aviones –y en menor medida las tripulaciones que sabemos que van dentro de ellos– los grandes olvidados de todo esto son el personal de tierra, sin el que sería imposible que los «botijos» volaran.

Así que a todas las mujeres y hombres que han formado parte, que forman parte, y que formarán parte del 43 Grupo, gracias.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear