Por @Wicho — 19 de Mayo de 2018

Foto de 2001 del avión accidentado

El vuelo 972 de Cubana de Aviación, con destino al aeropuerto Frank País en Holguín, se estrellaba a las 12:08 locales del 18 de mayo de 2018, las 18:08 hora peninsular española, en las immediaciones del aeropuerto José Martí de la Habana inmediatamente después de despegar de la pista 06. En el accidente fallecieron 108 de los 111 ocupantes del avión.

Lugar del accidente

El avión accidentado era el Boeing 737-201 Adv. con matrícula XA-UHZ, perteneciente a la aerolínea mexicana Global Air, que operaba para Cubana de Aviación en régimen de wet lease. Esto es una forma habitual de trabajo en el mundo de la aviación mediante la que una aerolínea usa aviones y tripulantes de otra para llevar a cabo sus vuelos.

Lo estrenó Piedmont Airlines, aerolínea a la que fue entregado el 7 de agosto de 1979, aunque desde entonces pasó por aerolíneas canadienses, africanas, caribeñas, chilenas, e incluso la Marina de los Estados Unidos. El que sea un avión con casi 40 años en principio no tiene porque haber tenido nada que ver con el accidente, ya que una aeronave convenientmente mantenida puede volar perfectamente con esos años de servicio y más; otra cosa es que las aerolíneas que pueden no usen aviones con esa edad porque los más modernos son mucho más baratos de operar.

Así que, como siempre en estos casos, habrá que esperar al análisis de los restos del aparato y de los datos de las cajas negras antes de que podamos saber la causa del accidente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 16 de Mayo de 2018

Dicen que es la primera vez que un vehículo eléctrico de pasajeros remolca un avión comercial, así que esto es de récord: un Tesla Model X remolcando despacito y con buena letra un Boeing 787-9 de la compañía australiana Qantas, el apodado cariñosamente Dreamliner.

El avión en cuestión pesa 130 toneladas en vacío, de modo que la proeza es fina, aunque ya sabemos que con un gran motor, un buen agarre y neumáticos en condiciones todo es cuestión de tiempo y paciencia. Coche y avión grabaron la prueba en el aeropuerto de Melbourne (Australia). El vídeo les ha quedado precioso – música incluida.

Según parece el récord de este tipo de crossovers de coches de marca arrastrando aviones gigantescos lo tiene un Porsche Cayenne S diésel remolcando las más de 300 toneladas de un A380. Impactante pero mucho menos eléctrico y ecológico.

Y aunque estas proezas mecánicas sean magníficas recordemos que los cuatro forzudos de la Familia Jimenez remolcaron un 737 de 50 toneladas usando la fuerza bruta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 15 de Mayo de 2018

Acaba de morir el escritor y periodista estadounidense Tom Wolfe, autor de Lo que hay que tener, subtitulado Elegidos para la gloria, un magnífico libro que relata los primeros tiempos del programa espacial tripulado estadounidense, justo hasta el final del programa Mercury. El libro está adaptado en la película Elegidos para la gloria, dirigida por Philip Kaufman.

Tanto el libro como la película, que se puede ver bajo demanda en YouTube, son absolutamente recomendables para cualquier espacio y aerotrastornado… y me ha sorprendido ver que nunca los habíamos recomendado. Así que aprovecho el fallecimiento de Wolfe como forma de honrar su memoria y su trabajo.

Su visionado se puede complementar con el de De la Tierra a la Luna, una fenomenal serie que cubre el programa Apolo de la NASA, intercalando Apolo 13, también disponible bajo demanda en YouTube, antes del octavo episodio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 15 de Mayo de 2018

Después del accidente

La ventana de la cabina correspondiente a la posición del primer oficial del Airbus A319 que hacía el vuelo 8633 de Sichuan Airlines de Chongqing a Lhasa del 14 de mayo de 2018 salió disparada cuando el avión volaba a 32.100 pies, más o menos sobre la ciudad de Chengdu. El avión involucrado es el A319-133 con matrícula B-6419, entregado a la aerolínea el 26 de julio de 2011.

Esto provocó una descompresión del avión y daños en la Flight Control Unit, la botonera que está en la visera que está en la parte superior del panel de mandos del avión con la que los pilotos establecen los parámetros del vuelo para el piloto automático. También se perdió la parte superior del «salpicadero» del avión del lado del primer oficial.

FCU de un A320

La tripulación inició un descenso de emergencia, que es el procedimiento habitual en cuanto se produce una descompresión, y aterrizó sin problemas minutos después en el aeropuerto de Chengdu, aunque parece ser que el copiloto y uno de los TCP sufrieron algún tipo de heridas.

Habrá que esperar para saber las causas del accidente, pero desde luego recuerda mucho al del vuelo 5390 de British Airways, que el 9 de junio de 1990 perdió el parabrisas del piloto en pleno vuelo, aunque en este caso casi pierde también al piloto. En éste caso el uso de unos tornillos equivocados tras una inspección rutinaria fue la causa del accidente.

(Vía JACDEC).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear