Por Nacho Palou — 24 de Marzo de 2016

El primero de los llamados Air Force One (1953), bautizado como Columbine II por la esposa del presidente Eisenhower, anduvo perdido durante años, abandonado en el desierto de Arizona.

Tras localizarlo y rescatarlo, un grupo de voluntarios lo ha vuelto a poner en el aire en cuestión de meses con el fin de que vuele por sí mismo hasta Virginia —con parada en Texas— donde será sometido a una restauración completa.

En Foxtrot Alpha, The First Air Force One Has Taken To The Skies Once Again,

El indicativo Air Force One tiene su origen en un incidente que tuvo lugar en 1953 cuando el avión del presidente [entonces Air Force 8610] coincidió con un vuelo comercial civil de Eastern Airlines que tenía el mismo indicativo [vuelo 8610]. La confusión de nombre hizo que ambos aviones entrasen en el mismo espacio aéreo. Tras el incidente se decretó el indicativo Air Force One.

El nombre Air Force One es aplicable al avión de la fuerza aérea en el que viaja el presidente; cuando la aeronave pertenece a la armada el indicativo es Army One o Marine One, caso del helicóptero, y «en el excepcional caso» de que se tratara de una aeronave civil se usaría el indicativo Executive One.

En Hear The Mechanical Symphony Of The First Air Force One's Pistons Firing Away hay vídeos que recogen el momento del despegue sin locución en el que se pueden oír los motores y su magnífico sonido, sobre todo en comparación con el vídeo del primer arranque de motores tras el rescate, hace más o menos un año.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear