Por Nacho Palou — 29 de Mayo de 2015

Nube-Riega-Plantas

Pero no usando la la nube del cuento de la nube sino esta otra nube física en miniatura que almacena agua y la va soltando poco a poco, goteando lentamente sobre las macetas para mantener húmeda la tierra. Ingenioso a la par que entrañable.

La maceta con nube un diseño de Jeong Seungbin.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 28 de Mayo de 2015

El otro día salió este tema. Y por ejemplo el próximo 4 de junio (un mes atípico para fiestas) es el Corpus Christi, este años fiesta oficial - y para muchos, por extensión, puente. La cuestión es... ¿Si eres ateo deberías celebrar estas fiestas religiosas o ir a trabajar como un día cualquiera?

En España por tradición -de hecho por ley, artículo 37.2 del Estatuto de los Trabajadores- se celebran prácticamente solo fiestas cristianas (ej. Navidad) además de otras históricas (Día de Catalunya) o neutras (Día del Trabajo). Creyentes de otras religiones donde hay otras festividades han de adaptarse a esto y organizarse de otra manera. Pero los ateos tienen pocas fiestas «con personalidad» que celebrar.

Supongo que podrían inventarse fiestas neutras exentas de polémica como podrían ser el «Día de la Tierra», el «Día de la Ciencia», el «Día de los niños» o algo parecido. Los ateos también pueden razonar que es normal para ellos celebrar las fiestas cristianas, dado que esos días nadie trabaja y sería poco práctico acudir a una fábrica vacía, a vender por teléfono cuando nadie está su su empresa o salir a una calle con todas las tiendas cerradas. (Habría que modificar la Constitución para que esto fuera distinto y laico, pero eso es otra guerra.)

Pero hay otras razón más definitiva todavía: el trabajo por cuenta ajena no es sino un intercambio de horas de trabajo por dinero: se trabaja más o menos 40 horas a la semana durante un año, y se recibe un dinero anual repartido en 12, 14 o el número de pagas que se acuerde. Pero las horas han de ser siempre las mismas.

Dejando aparte redondeos y el periodo de vacaciones (que es de 30 días naturales o 22 laborables) el artículo 37.2 del Estatuto de los Trabajadores establece que:

Los trabajadores tienen derecho a 14 días festivos retribuidos y no recuperables.

Y no se menciona la religión. Es decir: seas ateo o creyente has de tener 14 días festivos. Lo que sucede es que los creyentes los celebran en las fechas tradicionalmente cristianas y el resto también por conveniencia. De hecho en ciertos puestos de trabajo a veces se negocia que sean otros días distintos y no pasa nada. Eso es algo que también podrían hacer los ateos aún no siendo creyentes porque los días de fiesta son festivos por ley, no porque haya que celebrar obligatoriamente las fiestas religiosas.

Si estás en el grupo de las personas ateas, ya sabes para la próxima discusión: -¿Por qué haces fiesta en Navidad si eres ateo, en vez de ir a trabajar? -Porque es obligatorio por ley.

Actualización: Tal y como nos han recordado por Twitter no deja de tener su punto irónico que las actuales fiestas laborales se basen en su mayoría en las fiestas cristianas que a su vez se «adaptaron» en la antiguedad de las dedicadas a deidades romanas o a las fiestas paganas equivalentes, como el solsticio de invierno.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 27 de Mayo de 2015

© Nacho Palou

Selección casi aleatoria de algunos de los comentarios que en Quora dan respuesta a la pregunta Are animals killed in the process of farming vegetarian foods?

A pesar del márketing creciente y a menudo erróneo sobre la agricultura orgánica / ecológica / unicornia o cualquier nombre que se inventen, no hay en las 60 respuestas ninguna de verdad que diga otra cosa que:

Sí.

Muchos. Muchísimos. No hay serpiente que se mueva lo suficientemente rápido como para escapar del arado. La mayoría de los roedores y de los conejos, especialmente las crías, también acaban hechos picadillo y sirviendo como abono para el suelo. Esto sin contar a los insectos.

En la agricultura a gran escala, orgánica o no, durante la labranza que remueve todo el suelo desde medio metro de profundidad hasta la superficie. Eso destruye madrigueras y directamente mata todo animal o insecto que viva bajo tierra. Es inevitable.
Algunos agricultores labran el campo siguiendo un patrón que arrincona a estos animales para asegurarse de que matan a la mayor cantidad posible de ellos; no por malicia, sino por necesidad, para controlarlos. O comen ellos o comemos nosotros.

* * *

Se trata de aceptar que para comer hay que matar y creer lo contrario delata una completa falta de conocimiento en las ciudades sobre de dónde procede la comida. Hable con cualquier agricultor, grande o pequeño, de agricultura orgánica o convencional, y le dirá exactamente lo mismo. Quien diga lo contrario no sabe de lo que habla o no conoce la realidad.

* * *

Además de todas esas muertes inevitables, la agricultura ‘ecológica’ se basa en usar, principalmente, estiércol animal como fertilizante para la tierra. Y el estiércol animal procede, en su mayor parte, de animales que permanecen encerrados y criados para proporcionar carne, leche o huevos.

* * *

La siembra comienza matando y limpiando el suelo de animales. Creer que ningún animal va a resultar herido durante el proceso de agricultura es una fantasía antropomórfica de personas que son ajenas a la naturaleza que nos parió como depredadores y como omnívoros.
Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 27 de Mayo de 2015

Tras un periodo de pruebas piloto en Lleida y Palencia a partir de junio de 2015 el DNI 3.0, la nueva versión del DNI electrónico, comenzará a llegar al resto de España, y antes de que finalice el año será el único que se expida en todo el territorio nacional.

La gran diferencia del DNI 3.0 respecto a su predecesor es la incorporación de tecnología NFC, lo que como indica el vídeo de presentación, evitará que sea necesario disponer de un lector de tarjetas ni andar peleando con drivers, uno de los grandes problemas del DNI electrónico actual, que muchos consideran un fracaso; aplicaciones de cada organismo accederán a los datos del nuevo DNI para identificar al ciudadano y permitirle realizar los trámites pertinentes.

La combinación de NFC y esas aplicaciones deberían hacerlo más fácil de usar.

Yo mismo dispongo de DNI electrónico desde hace varios años y la única ocasión en la que me podía haber servido para algo fue para identificarme a la hora de votar en las recién celebradas elecciones municipales… Sólo que no funcionó la lectura en el portátil que estaban usando para eso y al final tuvieron que introducir mis datos a mano.

Lo del NFC parece un avance, desde luego, pero ahora viene la pregunta de cuántos de los teléfonos y tabletas que tenemos los españoles incorporan esa tecnología.

Compartir en Facebook  Tuitear