Por Nacho Palou — 17 de Octubre de 2017

Fight club ikea

The Ikea Dictionary recopila 1362 nombres, por ahora, de productos de Ikea junto con su significado — traducido o explicado en inglés. Algunos nombres significan algo en Sueco, otros son términos poco correctos («Ikea se ríe de las “reglas” del lenguaje!»); otros son nombres propios o nombres geográficos de lugares de Suecia, Dinamarca, Noruega o Finlandia. Y hay unos 130 nombres “misteriosos” que en principio no significan nada.

Imagen: Fotograma de El club de la lucha (1999).

Vía Kottke.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 13 de Octubre de 2017

Humo y cenizas del volcán Shinmoedake, localizado al sureste de la isla japonesa de Kyūshū. El Shinmoedake, de 141 metros, llevaba seis años dormido, desde que la erupción del 14 de marzo de 2011 obligó a evacuar a 600 habitantes de la ciudad de Takaharu, situada a menos de un kilómetro y medio del volcán.

La grabación está realizada por el documentalista y cazador de fenómenos naturales James Reynolds, quien asegura que llevaba años esperando la ocasión de grabar un vídeo así.

Vía Mashable.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 13 de Octubre de 2017

Las animaciones divulgativas de TED-Ed siempre son interesantes y de todas se aprende algo. En este caso han dado una vuelta de tuerca y han utilizado el formato 360° para explicar cómo eran las pinturas que nuestros ancestros dejaron en las cavernas en tiempos tan remotos como hace 40.000 años. Muchas de ellas se conservan bastante bien a pesar de la antigüedad y aunque puede que nunca sepamos por qué las hicieron ahí quedaron, para la posteridad.

El vídeo está en YouTube y se puede ver como un vídeo normal –conviene aumentar la resolución al máximo y poner pantalla completa– y desplazarse con el ratón o, en el caso de verlo con el móvil, irlo moviendo en el aire. Los que tengan gafas VR o gafas-cartón Cardboard compatibles pueden verlo también de forma más inmersiva.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 12 de Octubre de 2017

A raíz del esperpéntico atraco en la perfumería de Sevilla el otro día una pregunta quedó en la mente de todos: ¿hubiera la dependienta salvado su vida de las balas al protegerse con el paquete de rollos de papel higiénico?

En la noticia cuentan que el desastroso atracador utilizó una pistola de fogueo. Pero si hubiera sido «de verdad» y hubiera disparado a través del paquete de rollos (en la imagen en 00:04) la respuesta es que no, no se hubiera salvado. Aunque por otro lado… Sí: es posible parar las balas si impactan en suficientes rollos de papel… aunque estemos hablando de un material tan suave y delicado.

Edwin Sarkissian hizo la prueba grabando un vídeo hace tiempo alineando unos 20 rollos de papel higiénico perfectamente en fila para ver qué sucedía al disparar una Glock a través de ellos. Youtube está lleno de vídeos con pruebas similares usando rifles y pistolas de todos los calibres; probablemente la Glock 19 de 9 mm es lo más parecido a lo que podría usar un atracador.

La física dice que «cualquier bala puede detenerse si se pone delante suficiente material», ya sea papel higiénico, papel de impresora o incluso agua – algo que ya aprendimos gracias a los Cazadores de mitos; de hecho sumergirse y bucear a 2,5 o 3 metros en una piscina permite estar a salvo de un disparo desde la superficie.

El disparo de la prueba es certero y el conteo de rollos permite ver que la bala atraviesa no solo 3, 4 o 5… sino hasta 13, 14 y 15 rollos de papel higiénico, que es donde queda parada la bala. Pero el rollo 16 está a salvo.

Suponiendo que la calidad del material es similar y teniendo en cuenta que la dependienta de la tienda de Sevilla tan solo utiliza un pack de Scottex de 16 rollos (12 + «4 gratis») en una orientación distinta –perpendicular– en la que tan solo hay el equivalente a 2 o 2,5 rollos entre ella y la pistola, el resultado en caso de haberse producido un disparo hubiera sido fatal.

Pistola lock vs Papel Higienico

El consejo pues, si alguien se ve en una estrambótica situación similar –nunca se sabe– es utilizar al menos 4 packs de megarollos en formato familiar, orientándolos en paralelo al cuerpo y apilándolos frente a la amenazante pistola. En esta disposición habría 4 rollos en fila por pack, es decir, 16 rollos en total, lo que aumenta notablemente la probabilidad de detener las balas. Eso supone prácticamente construir un fortín de papel higiénico, algo tosco pero efectivo.

Reconozcámoslo: no es tan elegante como lo hacía Neo en The Matrix pero al menos el papel higiénico te salvaría el culo. Literalmente y por partida doble.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear