Logo Lainformacion.com

Categoría: MundoReal™

El Burj Khalifa en alta resolución y tiempo real grabado desde un satélite a cientos de km de altura

Estas imágenes tomadas el otro día muestran el mayor rascacielos del mundo, el Burj Khalifa, grabado con las cámaras de los satélites Skybox que registran en vídeo todo lo que sucede a su paso, desde cientos de kilómetros en la órbita terrestre. Para apreciar lo que sucede en este clip tienes que usar la pantalla completa y subir la resolución (el icono de la ruedecita) a 1080p HD.

El clip son 30 segundos a tiempo real; esto se adivina en parte porque pueden verse los coches circulando por la autopista a velocidad normal, incluso un avión atraviesa la imagen. En el centro del cuadro está el Burj Khalifa, y a la izquierda queda su sombra. Sin embargo, algo extraño sucede... El edificio parece estar moviéndose mientras que la sombra permanece perfectamente estática. ¿Cómo es esto posible?

El secreto es fijarse en el resto de edificios: aunque son mucho más pequeños, el efecto es el mismo - en el Burj Khalifa, de 828 metros de altura, el efecto es más exagerado. Esto quiere decir que si la sombra no cambia el satélite está siempre en la misma posición entre el Sol y la Tierra, no sobre el mismo punto de la Tierra. El efecto lo han conseguido haciendo que «apunte» a un lugar en particular y vaya rotando mientras graba, aunque la tierra siga girando. En este sentido es un poco distinto a simplemente mantenerlo en la órbita completamente en vertical sobre el objetivo, lo que proporciona un resultado de lo más curioso.

Monstrocity: un parque para mayores

Monstrocity

Monstrocity es un museo de la ciudad de San Luis (EE UU) en el que todos los objetos tienen formas gigantescas y están creados con materiales viejos, obsoletos y por lo general reciclados. A la instalación interior hay que añadir la zona de juego exterior donde complicados pasadizos y rampas llevan a los visitantes de un edificio a otro, a lo alto de altas torres a las ruinas de un avión de pasajeros abandonado, entre otras cosas.

A pesar de su aspecto (véase además de la web oficial esta galería de fotos en Google Maps) todo es bastante seguro. Eso sí: en la tienda venden rodilleras con descuento, ya que les salen a buen precio.

Este gráfico ilustra lo difícil que puede ser recuperar una caja negra hundida a 4.500 metros

Grafico — Depth Of The Problem
Pulsa en el gráfico para verlo completo

The depth of the problem, un gráfico que ilustra cuán profundo podría estar la caja negra del avión malasio desaparecido, y lo difícil que resultaría localizarla y recuperarla aún sabiendo exactamente en qué zona está —el lugar en el que al parecer se han detectado señales de radio coincidentes con la emisión de una caja negra— si los restos se ha hundido hasta los 4.570 metros de profundidad donde la presión es de media tonelada de kgf/cm².

Esa profundidad está un poco más allá de la que puede alcanzar el sumergible Alvin (4.500 metros). Las cajas negras del vuelo de Air France AF447 que se hundió en el Atlántico a menos 4.000 metros de profundidad en 2009 no se consiguieron recuperar hasta dos años después, en 2011.

Pablo Soto gana una vez más a las discográficas: las redes P2P son legales en España

En junio de 2008 Promusicae, Sony BMG Music Entertainment S.A, Universal Music Spain S.A., y Warner Music Spain S.A. denunciaron a Pablo Soto reclamándole 13 millones de euros al entender que había desarrollado sus aplicaciones para intercambio de archivos mediante redes P2P «con evidente ánimo de lucro» y con «una conducta parasitaria» para obtener provecho de la obra de otros.

En diciembre de 2011 el Juzgado de lo Mercantil nº 4 de Madrid, desestimaba íntegramente la demanda y condenaba en costas a las demandantes.

Pero por supuesto los demandantes recurrieron, y hoy acaba de conocerse la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que vuelve a insistir en que las redes P2P son legales en España.

De ElDiario.es, que publica la sentencia completa en Las redes P2P son legales en España: sentencia a favor de Pablo Soto:

En su fallo, los jueces señalan que "ofertar una tecnología P2P avanzada no supone incurrir en actos de expolio ni de aprovechamiento indebido del esfuerzo ajeno", motivo por el que su creador no puede ser condenado. Los demandantes, Promusicae, Warner Music, Universal Music, Emi Music y Sony BMG exigían 13 millones de euros a Soto por los daños y perjuicios que, a su juicio, habían ocasionado las aplicaciones Blubster, Piolet o Manolito.
Lejos de sus pretensiones, la Audiencia Provincial de Madrid recuerda que los creadores de software de intercambio de archivos "carecen de cualquier posibilidad de control sobre el empleo concreto que dan los usuarios a la herramienta informática puesto que éstos no precisan de intermediación técnica alguna por parte de aquellos para operar".

Para entendernos: que un programador no es responsable de lo que hagan los usuarios con el software desarrollado por él.

Como decía el propio Pablo en Twitter,

He vuelto a ganar a las multinacionales!! Menos mal, porque ahora que estoy sin un leuro, pagarles 13 millones me venía fatal ^.^

Anteriormente, en la categoría MundoReal™