Por Nacho Palou — 3 de Marzo de 2017

Baterías eléctricas de diferentes tipos y tamaños (y también pilas) explotando y grabadas a muy alta velocidad para poder ver la explosión a cámara superlenta. Irónicamente en este experimento a veces lo más complicado y lo más arriesgado es abrir los paquetes y blisters de algunas pilas.

Para provocar que las baterías exploten se aplica calor utilizando un soplete: cuando se sobrecalientan hasta la batería más pequeña (de botón) sale volando cual proyectil, como una pequeña bala (“disparo fallido” en el minuto 3:01).

Esta es una de esas cosas que están muy bien que otros hagan en su casa y que las graben en vídeo; así uno evita correr el riesgo de sufrir muerte y destrucción probándolas por sí mismo: «los fragmentos de batería puede golpearte en la cara y los gases expulsados en la explosión pueden dañar los pulmones», avisan desde The Slow Mo Guys.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


The Natural History of Selborne

EUR 0,00

Comprar


Contact

EUR 8,51

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección