Por @Wicho — 1 de Abril de 2015

Logo-Volkswagen-Interpretado
La hipotética estación espacial rusa PPOI

Con los programas espaciales pasa un poco como con la educación, que cada vez que hay un cambio de gobierno hay que meterles mano, o al menos esa parece la norma en España, así que es cuando menos complicado saber qué va a pasar en 10 años.

Pero parece poco probable que vaya a haber una nueva estación espacial construida a partir de cero por parte de los Estados Unidos y Rusia, aún a pesar de las recientes declaraciones de Ígor Komarov, el director de la agencia espacial rusa, Roscosmos.

De hecho en los últimos meses han llegado varios mensajes distintos e incompatibles al respecto desde Rusia, todo esto ayudado por el clima de tensión política causado por la crisis de Ucrania.

Primero dijeron que iban a separar los módulos rusos en 2020 para formar una estación denominada PPOI, de Perspektivnaia Pilotiruemaia Orbitalnaia Infrastruktura, Infraestructura Orbital Tripulada del Futuro.

Luego, según las cosas se fueron poniendo peor en Ucrania, comenzaron a hablar de adelantarlo a 2017 ó 2018, aunque si lo de 2020 sonaba ya complicado, para dentro de un par de años era claramente imposible, entre otras cosas porque falta por poner en órbita un módulo que genere energía eléctrica para esa nueva estación desgajada de la EEI.

Así que hasta las declaraciones de Komarov del otro día los planes se habían quedado en mantener la participación rusa en la EEI hasta 2024 y entonces separar sus segmentos para formar la PPOI.

Por su parte, la NASA, poco después de las declaraciones de este, dijo que no tienen planes para tal cosa; de hecho no se sabe muy bien qué planes tienen, aunque no hay duda de que en 2016 Barack Obama no se puede presentar a la reeleción, así que a ver por donde tira su sucesor, sea del partido que sea.

Lo cuenta con más detalles Daniel Marín en No, no habrá una nueva estación espacial internacional entre Rusia y EEUU.

A ver si, al menos, sí hay un acuerdo para prorrogar el uso de la Estación Espacial Internacional actual al menos hasta 2028, porque con lo que nos ha costado construir esta, como para pensar en hacer una a partir de cero.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Marzo de 2015

Astronomer's Paradise, un vídeo de Cristhoph Malin y Babak Tafreshi para ver a pantalla completa, a oscuras a ser posible, y con el volumen alto, para comprender, si es que no lo tienes claro ya, por qué todo el mundo debería visitar al menos una vez en su vida un sitio con un cielo oscuro de verdad.

Llegar hasta Atacama, donde el Observatorio Europeo Austral tiene algunos de sus telescopios, no es fácil, ciertamente, así que una opción es buscar una empresa que organice visitas nocturnas a un sitio de cielo oscuro, como por ejemplo hace Discover Experience en Tenerife.

Y es que muchos hemos perdido la oscuridad, algo digno de ser disfrutado, algo que hará que se te ponga la piel de gallina cuando lo veas…

Y si no, háztelo mirar, porque estás muerto.

(El vídeo, vía @Tokaidin).

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2015

En The Washington Post, When it comes to putting out fire, GMU students show it’s all about that bass,

Las ondas sonoras crean ondas de presión en el aire que desplazan parte del oxígeno. A la frecuencia correcta las ondas de sonido separan el oxígeno del combustible y los mantiene separados lo suficiente como para que las llamas se extingan.

Básicamente el extintor desarrollado por los estudiantes Viet Tran y Seth Robertson consiste en un generador de frecuencias y un amplificador con un subwoofer colocado en el extremo de un cilindro de cartón que tiene un agujero en el extremo opuesto, de modo que concentra las ondas de sonido. Basta con dirigir el altavoz hacia las llamas para que estas desaparezcan casi al instante.

El extintor por sonidos no utiliza polvo ni gases ni espuma ni agua, por lo que no causa daños colaterales, no deja residuos y no es tóxico.

Eso sí, todavía queda por conocer cuál es su capacidad según el tamaño y el tipo de fuego que haya que apagar. «Uno de los problemas de las ondas de sonido es que aunque extingan las llamas no enfría el combustible, lo que puede provocar que el fuego se reactive» por ejemplo en casos de fuego con combustible sólido como la madera o el metal.

El vídeo es vía Time.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Marzo de 2015

Se calculan más o menos así:

Si tú tienes 4 lápices y yo tengo 7 manzanas, ¿cuantas tortitas caben en el tejado? Púrpura, porque los alienígenas no llevan sombreros.

ViruelaMientras tanto, hay que recordar que imágenes como la de la derecha, de un niño con viruela, son cosa del pasado precisamente gracias a las vacunas.

Pero en los últimos años el número de padres que deciden no vacunar a sus hijos es cada vez mayor, con consecuencias nefastas; es, además, una decisión infundada, basada en estudios que se han demostrado no solo falsos una y otra vez, sino que además resultaron tener intereses financieros ocultos detrás.

Así que insistimos:

Y de lectura recomendada también Cada vez más cultos y cada vez más papanatas, un artículo en el que Carmen Posadas pone los puntos sobre las íes en cuanto a este asunto.

(Las estadísticas esas del principio vía @CthulhuSec).

Compartir en Facebook  Tuitear