Por @Alvy — 5 de Febrero de 2016

El gen egoísta / 40 aniv

El gen egoista (Richard Dawkins, 1976) se considera una de las obras científicas más influyentes de las últimas décadas y ahora cumple 40 años. Por eso es tremendamente interesante la lectura de In retrospect: The selfish gene, de Matt Ridley, que en Nature examina la obra desde una nueva luz. A eso habría que añadir la lectura de «The Selfish Gene» turns 40 de Laurence Moran.

En ambas revisiones del clásico –no necesariamente siempre coincidentes– los dos autores hablan de cómo cambió el planteamiento de algunas teorías anteriores, de su influencia en la genética y de cómo Dawkins supo explicar algunas situaciones discordantes, como el famoso «ADN basura».

Por aquí ya comentamos esa magna obra hace diez años, especialmente lo interesante que resulta todo lo que explica sobre los genes y los animales como meras «máquinas de transmisión» de memes (término inventado por el autor), lo cual incluyen ideas autorreplicables, la cultura y otras formas de conocimiento.

Quien no lo haya leído puede aprovechar la excusa del aniversario para ponerse al día. Para mi es sin duda uno de esos libros que pueden cambiar tu forma de pensar para siempre.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 4 de Febrero de 2016

Los icebergs de Plutón en color
Los icebergs de Plutón en color – NASA/HUAPL/SwRI/Roman Tkachenko

Los científicos están cada vez más convencidos de que lo que en principio parecían montañas en la Planicie Sputnik en realidad son enormes bloques de hielo de agua flotando en un hielo formado fundamentalmente por nitrógeno, tal y como se puede leer en Pluto's mysterious, floating hills.

Son bloques de hielo que se desprenden del terreno circundante, igual que los icebergs en la Tierra se desprenden de la banquisa que cubre las regiones polares.

A la temperatura reinante en Plutón este hielo tiene una consistencia similar a la de pasta de dientes, y por un proceso que aún no han determinado, crea células de convección, como las que forma el agua cuando se va calentando, sólo que a un ritmo mucho más lento.

Esto hace que los icebergs se vayan juntando en el borde de estas celdas de convección, formando grupos de unos 20 kilómetros de ancho.

Icebergs en Plutón
Icebergs – NASA/JHUAPL/SwRI

Las agrupaciones más grandes que se ven cerca de la costa son probablemente zonas en las que el hielo de nitrógeno es menos profundo y en las que los icebergs quedan varados.

A la sonda New Horizons, que es la que nos ha revelado todas estas curiosas características de Plutón, y más, aún le quedan varios meses de seguir enviando datos; a saber qué nuevas sorpresas guarda aún en su memoria.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 4 de Febrero de 2016

El brazo robot en acción
El brazo robot en acción – NASA/Chris Gunn

Usando un brazo robot capaz de moverlos con la precisión necesaria de fracciones de milímetro los técnicos del Centro Espacial Goddard de la NASA acaban de terminar la instalación de los 18 espejos que forman el espejo primario del telescopio espacial James Webb, tal y como se puede leer en NASA's James Webb Space Telescope Primary Mirror Fully Assembled.

Los 18 espejos
Los 18 espejos – NASA/Chris Gunn

Fabricados en berilio y cubiertos con una capa de oro, cada uno de ellos mide 1,3 metros de ancho y pesa 40 kilos; una vez desplegados –el James Webb será lanzado plegado dentro de un Ariane 5– serán equivalentes a un espejo de 6,5 metros de diámetro.

Comparativa de tamaños de espejos
El espejo del JWST comparado con el del Hubble y una persona humana – Bobarino en Wikipedia

Queda aún instalar el resto del sistema óptico y el espejo secundario en lo que al telescopio propiamente dicho se refiere, pero es un paso importante de cara al lanzamiento de este telescopio, retrasado y pasado de presupuesto.

Modelo a tamaño real del JWST
Modelo a tamaño real del JWST – NASA

Se suele hablar del JWST como sustituto del telescopio espacial Hubble, aunque en realidad el Webb está diseñado para trabajar principalmente en el infrarrojo; de ahí el recubrimiento de oro de sus espejos. En este sentido es más parecido a otro telescopio espacial de la agencia bastante menos conocido, el Spitzer

Eso sí, el Webb será mucho más sensible que el Spitzer y que cualquiera de los instrumentos del Hubble; su espejo será el más grande jamás puesto en el espacio.

La utilidad que tiene observar en el infrarrojo es que permite ver a través de las nubes de polvo y gas que bloquean gran parte de la luz visible y que están presentes en numerosos lugares del universo. Además, la mayoría de los objetos del universo, con la excepción de las estrellas, emiten principalmente en el infrarrojo, por lo que en esa parte del espectro hay más cosas que ver. Finalmente, el infrarrojo es también más adecuado para ver los objetos más distantes del universo porque la luz que emiten, debido a las enormes distancias que ha tenido que recorrer antes de llegar a nosotros, está desplazada al infrarrojo.

Si no hay más retrasos, será lanzado en octubre de 2018 rumbo al punto de Langrange L2, un punto a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección opuesta al Sol, un lugar en el que apenas es necesario gastar combustible para mantener la posición y en el que además la Tierra y la Luna cubren parcialmente el Sol, con lo que ayudarán a mantener frío el telescopio, algo fundamental para poder observar los objetos más débiles y lejanos cuya radiación se vería de otra forma tapada por la de fuentes de calor más cercanas.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 4 de Febrero de 2016

El vídeo A Year of Weather 2015 está compuesto a partir de las imágenes de los satélites meteorológicos Eumesat, NOAA y JMA. Muestra los sucesos y los cambios meteorológicos atmosféricos que se produjeron por todo el planeta a lo largo de todo el año 2015.

Las imágenes meteorológicas están superpuestas a una imagen infrarroja de la superficie terrestre tomada por la NASA a lo largo del año que va cambiando conforme transcurren las estaciones.

Aunque no es el vídeo más apasionante que verás hoy en internet, tiene su aquel.

Compartir en Facebook  Tuitear