Logo Lainformacion.com

Categoría: Ciencia

La Tierra en 4K

Si eres de los afortunados que ya dispone de un televisor o pantalla 4K podrás disfrutar de imágenes de nuestro planeta como nunca se han visto. Se trata de un vídeo de la agencia especial rusa, del Centro de Investigación para la Monitorización Operativa de la Tierra y se tomaron en el mes de mayo por el satélite Elektro-L, a más de 40.000 km sobre el océano índico.

El Elektro-L es geoestacionario, razón por la que la tierra aparentemente no «gira» en el vídeo. La película se ha generando tomando una fotografía de 11.136 × 11.136 píxeles cada media hora. Eso sí: la toma completa tiene algo de truqui porque los niveles de la imagen están editados y algunas zonas ajustadas de color a partir de la señal infrarroja para que vea como vegetación; luego se interpolaron para que quedaran finas, finas en 3.840 × 2.160 – algo que es completamente normal en imágenes de este tipo, aunque no siempre se especifique. James Tyrwhitt-Drake se encargó de este trabajo.

Anticipándose a la pregunta que todo el mundo va a hacerse los investigadores han explicado que las luces de las ciudades no se ven simplemente porque son demasiado tenues como para ser captadas por la sensibilidad de la cámara del satélite: si se aumentara el tiempo de exposición toda la fotografía y el resto del globo quedarían sobreexpuestos/quemados (lo mismo sucede con las estrellas de alrededor). El Sol tampoco se ve porque el sensor se cierra para protegerse del impacto directo de sus poderosos rayos.

Ésta es probablemente es una de las más espectaculares animaciones «realistas» que tenemos sobre nuestro planeta, a una resolución altísima pero que a buen seguro será superada en breve. Al final acabaremos viendo imágenes como las de aquel imperio del cuento de Borges:

En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el mapa de una sola Provincia ocupaba toda una Ciudad, y el mapa del Imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, esos Mapas Desmesurados no satisficieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él.

Del Rigor en la Ciencia
– Jorge Luis Borges

Efectivamente: un detallado y perfecto mapa de escala 1:1.

La Tierra con los anillos de Saturno

La Tierra con los anillos de Saturno

Me encantan las ilustraciones que intentan hacernos ver lo ridículamente pequeña que es la Tierra como esta en la que está en el centro de los anillos de Saturno.

El diámetro ecuatorial de la Tierra es de 12 742 kilómetros, mientras que el de Saturno es de 120 500 kilómetros. Y Saturno no es el más grande de los planetas del sistema solar.

Otro dato curioso es que todos los planetas del sistema solar caben en los aproximadamente 384 000 kilómetros de media que hay entre la Tierra, a la izquierda del todo en esta ilustración, y la Luna, a la derecha:

Los planetas entre la Tierra y la Luna

Y es que el sistema solar está muy vacío: el Sol acapara el 97 por ciento de la masa de este. Y eso que el Sol es muy normalito de tamaño.

Si representáramos el sistema solar mediante tomos impresos en los que el ancho de cada página fuera el equivalente a un millón de kilómetros el Sol está en la página 1 del primer tomo.

Júpiter caería en la página 283 del segundo volumen, Saturno en la 433 del tomo 3, Urano en la 383 del 6, y Neptuno en la 53 del 10.

Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, y el cinturón de asteroides quedarían todos el el primer tomo.

Cada vez que pienso en este tipo de cosas no puedo evitar pensar en cuanta razón tenía Carl Sagan cuando decía que la astronomía es una lección de humildad.

(Lo de los anillos de Saturno vía @coreyspowell).

Philae encuentra compuestos orgánicos en 67P, como era de esperar

Instrumentos de Philae
Los diez instrumentos de Philae explicados en otros tantos tuits

Lo cuenta la DLR, la Agencia Espacial Alemana, en Churyumov-Gerasimenko – hard ice and organic molecules: el instrumento COSAC de Rosetta ha detectado moléculas orgánicas en la «atmósfera» del núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Aunque en realidad no da muchos detalles, así que habrá que esperar a los análisis de los datos para ver qué tipo de de moléculas ha detectado; COSAC, de Cometary Sampling and Composition experiment, experimento de Muestreo y Composición del Cometa, está diseñado precisamente para detectar e identifica moléculas orgánicas complejas.

Pero en cualquier caso no es sorprendente; a estas alturas hemos detectado moléculas orgánicas en sitios tan remotos como la Pequeña Nube de Magallanes, que está a 200 000 años luz de la Tierra, y en el medio interestelar, por citar un par de ejemplos.

De hecho si Philae lleva instrumentos a bordo diseñados precisamente para detectar y analizar ese tipo de moléculas y compararlas con sus versiones terrestres para ver si son del mismo tipo es porque esperábamos encontrarlas, como así ha sido.

Si coinciden en las características que puede analizar COSAC esto podría apuntar a que algunas de las moléculas orgánicas que hay en nuestro planeta llegaron a él del espacio en asteroides o cometas que chocaron contra él, aunque ni de lejos lo prueba.

Pero no quiere decir, por ejemplo, que esto sirva de apoyo a la teoría de la panspermia, que defiende que la vida se extiende por el universo en asteroides o cometas pero ya como formas de vida que sobreviven al viaje por el espacio, un poco como los extremófilos sobreviven en ambientes durísimos en la Tierra.

Así que sí, resulta interesante que Philae haya encontrado compuestos orgánicos en 67P, pero no resulta para nada sorprendente.

Los modelos de cohetes en 3D de Veiderdar comparados con objetos del MundoReal™

Los cohetes 3D de Veiderdar

Rockets 3D Collection, cohetes en 3D por @Veiderdar; de izquierda a derecha son el SLS Bloque II de Carga, el SLS Bloque I tripulado, el Ares I-X, el Falcon 9 Heavy, el H-IIB, el Ariane 5 ECA, y el Vega.

Al fondo, la Estatua de la Libertad, el Big Ben y una sequoia para dar escala a la ilustración; nótense el minúsculo coche y los personajillos a los pies del SLS Bloque II, aunque estos últimos mejor a tamaño grande.

Los modelos 3D propiamente dichos están disponibles en TurboSquid.

Como dato extra: aunque son espectaculares, los cohetes son muy poco eficaces: un Antares, que con 42,5 metros es un poco más pequeño que un Ariane 5, pesa unos 296 000 kilos al ser lanzado y la carga útil que llevaba en su última misión era de 2 215 kilos, apenas un 0,75 por ciento del peso al lanzamiento.

Anteriormente, en la categoría Ciencia