Por @Wicho — 31 de Agosto de 2015

Amanecer por Alexei Leonov

Nunca antes había visto este dibujo, hecho por Alexei Leonov mientras daba vueltas alrededor de la Tierra en la Vosjod 2, la misma nave desde la que hizo el primer paseo espacial de la historia y que casi le cuesta la vida.

Forma parte de los objetos que se pueden ver en Cosmonauts: Birth of the Space Age, una exposición que se inaugurará el 18 de septiembre de 2015 en el Museo de Ciencias de Londres, una exposición que incluye muchos objetos nunca antes vistos en público, y mucho menos fuera de Rusia.

Otro motivo más –como si hicieran falta– para ir a Londres.

(Vía The Guardian).

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Agosto de 2015

Impresión artística del encuentro de la New Horizons con un KBO
Impresión artística del encuentro de la New Horizons con un objeto del cinturón de Kuiper - NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker

Tal y como se puede leer en NASA’s New Horizons Team Selects Potential Kuiper Belt Flyby Target y como estaba casi cantado la NASA se ha decantado por 2014 MU69, un objeto del cinturón de Kuiper de unos 45 kilómetros de ancho, como próximo objetivo de la sonda New Horizons; 2014 MU69 era también la propuesta preferida por el equipo de la New Horizons.

Ahora el equipo de la misión tiene que preparar una propuesta formal para la NASA en la que se detallarán los estudios a realizar y el coste de la misión extendida. Esta propuesta, que entregarán en 2016, será analizada por un grupo externo de expertos antes de que la NASA pueda aprobarla.

2014 MU69
STScI-2014-35: 2014 MU69 en las imágenes del Hubble que permitieron descubrirlo

De ser aprobada, que es lo más probable, la New Horizons realizará cuatro maniobras de ajuste de trayectoria entre octubre y noviembre de 2016 que la dejarán lista para sobrevolar 2014 MU69 el 1 de enero de 2019.

Eso sí, igual que en el caso de Plutón, la New Horizons no se parará allí, ya que no lleva el combustible suficiente para ello, así que de nuevo tomará todos los datos que pueda durante la aproximación a 2014 MU69 y durante los días siguientes al encuentro para luego transmitirlos a tierra.

Y si recibir los datos del encuentro con Plutón está siendo toda una demostración de paciencia, pues el proceso no terminará hasta octubre de 2016, recibir los datos de 2014 MU69 lo será aún más, pues a mayor distancia, menos velocidad de transmisión de datos.

Estudiar un objeto del cinturón de Kuiper es especialmente interesante pues a diferencia de otros asteroides más cercanos y cometas, apenas son calentados por el Sol, por lo que se piensa que son una buena muestra de cómo eran los confines del sistema solar en el momento de su formación.

Más allá de su encuentro con 2014 MU69, la New Horizons podría seguir funcionando más o menos hasta 2026, que es cuando esté previsto que la energía que produce su generador termoeléctrico de radioisótopos ya no sea suficiente, además de que estará tan lejos de la Tierra que será prácticamente imposible mantener la comunicación con ella.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Agosto de 2015

Iota draconis bCompite con dragones variados y una especie de bollito de pasta de soja, pero Hipatia de Alejandría podría tener su propio planeta.

En concreto se trata de Iota Draconis b, un planeta con 2803,3 veces la masa de la Tierra situado en la constelación del Dragón.

Hipatia, citando al Muncyt,

Paradigma de racionalidad y espíritu crítico, su fascinante figura y terrible muerte aún provocan un constante interés por su memoria.

matemática y filósofa, nacida en torno al año 370 en Alejandría, hija del matemático y astrónomo Teón, educada en el Museo de Alejandría y profesora de la escuela neoplatónica, fue víctima de un brutal asesinato a manos de un grupo de fanáticos. Sus textos no han llegado hasta nuestros días, pero las cartas de su discípulo Sinesio de Cirene ayudan a reconstruir su historia.

Tanto este autor como otras fuentes secundarias afirman que impartió clases sobre diversas materias e ideó diversos ingenios mecánicos, como por ejemplo aparatos para destilar y medir el nivel del agua. Además, explicó la fabricación y el uso del astrolabio. Sus enseñanzas cubrieron la astronomía y las matemáticas, así como la filosofía de Platón y Aristóteles.

Si quieres votar por ella, puedes hacerlo en esta página del proceso internacional que ha abierto la Unión Astronómica Internacional para recibir propuestas y votar cómo se llamarán 20 nuevos sistemas planetarios que se han descubierto estos últimos años.

Es el mismo proceso en el que el Planetario de Pamplona, con el apoyo de la Sociedad Española de Astronomía y el Instituto Cervantes intentan llevar a Cervantes y sus personajes más famosos a las estrellas.

(Adrian Golemis vía RT de @Anakel).

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Agosto de 2015

 / Kelly Sue DeConnick
Foto (cc) Kelly Sue DeConnick

La función de la melanina —el pigmento que da color a la piel, además de a los ojos y al pelo— es la de absorber la radiación ultravioleta para prevenir daños en las células. La radiación ultravioleta (espacialmente la radiación ultravioleta B o UVB) tiene la capacidad de penetrar en las células de la piel y dañarlas, alterando o destruyendo su ADN.

De modo que cuando tu cuerpo detecta un aumento de la radiación solar ultravioleta —o de origen artificial, caso de las lámparas de bronceado— incrementa la producción de melanina. No lo hace porque se considere así mismo más atractivo cuando está bronceado, que también, sino como mecanismo de protección. Más exposición a la luz ultravioleta requiere más protección frente a ella. Es decir, más melanina.

Sin embargo ante una exposición imprevista y prolongada al sol, léase, el primer día que fuiste a la playa, el incremento en la producción de melanina no es lo suficientemente rápido como para proteger a la células de la piel que pueden resultar dañadas por la radiación ultravioleta.

Y cuando esto sucede, cuando una célula detecta que su ADN está dañado, inicia por sí misma un proceso llamado apoptosis, que es la muerte o destrucción de una célula provocada por ella misma en un sacrificio destinado a evitar reproducirse arrastrando tales daños, lo cual podría derivar en lo que se conoce como cáncer.

Es entonces cuando se produce lo que llamamos habitualmente «quemadura solar», que es en realidad una respuesta del sistema inmunitario. Tal y como explican en el vídeo, What Causes Sunburns?, «básicamente tus células de la piel están como ¡mi ADN está dañado, tengo que destruirme a mí misma antes de provocar un cáncer!».

Y es la muerte de un montón de células de la piel —que han dado su vida para que pases un rato en la playa— lo que vemos y sentimos como una quemadura solar: «el riego sanguíneo aumenta en la zona para ayudar a reparar la zona afectada, que es por lo que la quemadura se vuelve roja, palpitante y caliente y después de un tiempo todas esas células muertas comienzan a caer», que es cuando uno empieza a pelarse tras haberse quemado.

Normalmente después de una quemadura solar la piel de reemplazo es más oscura que la que se quemó inicialmente, como parte del proceso de protección y ante la posibilidad de otra exposición inminente al sol que provoque otra carnicería celular.

Por su parte las células sanas próximas a las células dañadas inician un proceso inflamatorio destinado a expulsar y eliminar las células que han resultado dañadas por el sol, según se explica en What happens when we sunburn.

La crema protectora solar funciona porque filtra buena parte de la radiación ultravioleta. Usándola evitas que un día en la playa obligue a millones de células a suicidarse — lo cual es un método de protección efectivo pero no infalible; y porque no es infalible la exposición excesiva al sol puede suponer un incremento en el riesgo de padecer cáncer de piel.

Ahora guardemos un minuto de silencio por todas esas células caídas durante este verano que casi termina.

Compartir en Facebook  Tuitear