Categoría: Ciencia

Opportunity: once años en Marte y contando

Hoy se cumplen once años del aterrizaje –sí, se puede aterrizar en Marte– del rover Opportunity de la NASA en un cráter en lo que NASA lo llamó un hoyo en uno interplanetario

Con el tiempo el lugar de aterrizaje fue bautizado como estación Challenger en honor a la tripulación del transbordador espacial con el mismo nombre que falleció cuando este resultó destruido en 1986 poco después de despegar en la misión STS-51L.

Estos son algunos de los hechos más relevantes de esta misión de once años –aunque el objetivo original era que Opportunity durara tres meses– que la NASA ha escogido para conmemorar este aniversario del aterrizaje:

  • Aterrizó junto a rocas sedimentarias y encontró pruebas allí mismo de que en el pasado hubo agua líquida en Marte, uno de los objetivos principales de la misión; tuvo mucha más suerte que su gemelo Spirit, cuya misión terminó en 2010 al quedar atrapado en un banco de arena, y que tardó un tiempo en encontrar evidencias similares.
  • Examinó el primer meteorito encontrado en otro planeta.
  • Entró y salió del cráter Endurance, donde de nuevo encontró y estudió capas de terreno alteradas por el agua.
  • Fotografió el movimiento de las nubes en la atmósfera marciana.
  • Desveló la historia pasada por agua de las colinas del cráter Victoria.
  • Viajó durante tres años del cráter Victoria al cráter Endeavour, donde encontró pistas de un entorno que en su momento pudo ser compatible con la vida de microbios en él.
  • Estudió una roca rica en magnesio rota por una de sus ruedas al pasar sobre ella.
  • Rompió el récord de distancia recorrida por un vehículo en la superficie de otro astro, terminando su decimoprimer año con 41,7 kilómetros recorridos.
  • Subió al Cabo Tribulación, uno de los puntos mas altos del borde del cráter Endeavour.

Y aún le queda cuerda para rato, esperemos.

Por fin, imágenes en alta resolución de 67P captadas por la sonda Rosetta

Grieta en Anuket
Grieta en Anuket

Aunque la Agencia Espacial Europea venía publicando con regularidad imágenes de 67P/Churyumov-Gerasimenko, el cometa alrededor del que está en órbita la sonda Rosetta, estas provenían de la cámara de navegación de la sonda.

Pero, al fin, han publicado unas cuantas imágenes de OSIRIS, la cámara de alta resolución, a las que se puede acceder en Comet close-ups.

En Getting to know Rosetta’s comet han publicado también unos cuantos datos más acerca de 67P, ahora que ya han sido publicados los primeros artículos en Science.

El resumen:

El lóbulo pequeño de 67P mide 2,6×2,3×1,8 km, mientras que el grande mide 4,1×3,3×1,8 km, lo que da al cometa un volumen total de 21,4 km3. Las mediciones le dan una masa de 10.000 millones de toneladas, lo que le da una densidad de 470 kg por metro cúbico.

Asumiendo que el núcleo de 67P esté compuesto por hielo de agua y polvo, que tienen una densidad de unos 1.500-2.000 kilos por metro cúbico esto quiere decir que el cometa tiene una porosidad del 70 o el 80 por ciento, con la estructura interior probablemente compuesta de bloques de hielo y polvo débilmente unidos y con pequeños espacios vacíos entre ellos.

Los datos vitales de 67P
Los datos vitales de 67P - clic para ver en grande

Los científicos de la misión han dividido 67P en 19 regiones distintas, que han recibido sus nombres de deidades egipcias.

En estas 19 regiones hay cinco tipos de terreno: cubierto de polvo; materiales quebradizos con huecos y estructuras circulares; depresiones grandes, terrenos suaves, y superficies más firmes, similares a roca.

Buena parte del hemisferio norte está cubierto por polvo, y según 67P se va acercando al Sol el hielo que hay en él se sublima, convirtiéndose directamente en gas que forma la coma del cometa.

Estos gases parecen ser también los responsables de las «olas» que se ven en algunos lugares de la superficie, un poco como en la Tierra el viento mueve la arena en las playas.

Otros datos de 67P: su día dura 12,4 horas; su temperatura superficial va de los -93 a los -43 grados centígrafos; por debajo de la superficie la temperatura va de los -243 a los -113 grados.

El albedo, la cantidad de luz que refleja 67P, es de tan solo un 6 por ciento, lo que lo hace extremadamente oscuro; el de la Tierra, por ejemplo, es del 39 por ciento.

Albedo de la Tierra, la Luna, y 67P
Albedo de la Tierra, la Luna, y 67P - no están obviamente, a la misma escala - ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/RSSD/INTA/UPM/DASP/IDA & Gordan Ugarkovich (Earth); Robert Vanderbei, Princeton Univ (Moon); ESA/Rosetta/NAVCAM (67P/C-G)

OSIRIS ha conseguido fotografiar ya como un 70 u 80 por ciento de la superficie de 67P; lo que falta es porque aún no ha sido iluminado por el Sol desde que Rosetta anda por allí.

Así que aunque aún faltan imágenes por capturar también faltan muchas por ver; esperaremos con «ansiavia».

Como material de lectura adicional, Una docena de preguntas a Pablo Gutiérrez-Marqués, director de operaciones de la cámara científica de la misión Rosetta.

(Gracias por el enlace a la docena de preguntas, Mikel).

Vídeo: destruyendo objetos cotidianos con superpoderosos imanes de neodimio

Super-strong neodymium magnets destroying everyday items in slow motion: Una manzana, un iPhone viejuno, unas chuches, un brik de zumo… Todo ello espectacularmente aplastado a cámara lenta con dos imanes de neodimio.

Niños, no intentéis esto en casa, ¡dejadlo en manos de los profesionales, que os podéis hacer mucha pupita!

(Fieras de la Ingeniería vía Maqui).

Los científicos adelantan el Reloj del Apocalipsis a las 3 minutos de la medianoche

Doomsday Clock - El Reloj del Apocalipsis
Los científicos y el Reloj del Jucio Final en «Watchmen» (Zack Snyder, 2009)

El Reloj del Apocalipsis esta ahora más cerca de la medianoche (más conocida como ¡boom!) dado que los científicos que lo gestionan lo han adelantado un poco hasta las 23:57. Se trata de un contador simbólico que indica cuál es la situación planetaria hacia la destrucción total y catastrófica de la Tierra representada por las 00:00 horas. El cambio se ha debido al cambio climático y las tensiones militares con armas nucleares.

“En 2015 los problemas ignorados debidos al cambio climático, la modernización de las armas nucleares y el descontrol en algunos arsenales atómicos suponen innegables amenazas para la existencia de la humanidad. Los líderes mundiales han fallado a la hora de actuar con la velocidad y el alcance adecuados para proteger a los ciudadanos de estas catástrofes en potencia. Esta falta de liderazgo político pone en peligro a todas las personas de la Tierra.

En 2015 el Reloj se ha adelantado hasta 3 minutos antes de la medianoche. El consejo de científicos quiere añadir, insistiendo en la urgencia del tema, que la probabilidad de una catástrofe global es muy alta y que han de tomarse las medidas necesarias para evitar estos riesgos tan pronto como sea posible.

La última vez que el reloj estuvo a tres minutos de la medianoche fue en 1983, en el clímax de la tensión entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Anteriormente, en la categoría Ciencia