Logo Lainformacion.com

Categoría: Ciencia

Predicción del daño sufrido por unas peras debido a sus movimientos

¡Eh, que es ciencia! Se trata de una una simulación del DEM Research Group que permite predecir cómo se dañarán docena y pico de peras metidas en una caja –no sabemos si variedad de agua o conferencia– durante su transporte, debido a los botes y rebotes.

Al menos esto es lo que sucederá si se almacenan así tal cual; probablemente esta simulación ayuda a los granjeros y distribuidores a encontrar mejores embalajes más adecuados para según qué productos.

Otras superproducciones del grupo DEM: la batidora de ositos de goma y las esferas esponjosas dando vueltas en una lavadora (técnicamente: un «cilindro en rotación»).

(Vía I can programming.)

Eclipse parcial de Sol del 23 de octubre de 2014

Eclipse parcial de Sol de octubre de 2014
Partial Solar Eclipse of October 23 - Fred Espenak / NASA

Si vives en el extremo este de Siberia o prácticamente en cualquier lugar de los Canadá y los Estados Unidos salvo Hawai y Nueva Inglaterra, hoy, 23 de octubre de 2014, podrás disfrutar de un eclipse parcial de Sol que empieza a las 19:37:33 UTC.

El eclipse mayor se produce a las 21:44:31 UTC en el territorio Nunavut de Canadá, cerca de la isla del Príncipe Carlos, y termina a las 23:51:40.

Para los que lo puedan ver es un eclipse que se produce al atardecer en su hora local, así que con un poco de suerte tendrá unos colores espectaculares.

Pero, como siempre, no hay que mirar nunca al Sol directamente, tan siquiera durante un eclipse, y mucho menos a través de ningún tipo de instrumento óptico como prismáticos, telescopios, ni cámaras de fotos.

Esto sólo puede hacerse con los filtros adecuados, so pena de sufrir daños irreversibles en los ojos.

Es el último eclipse, ya sea de Luna o de Sol, de este año.

El próximo eclipse de Sol, que será total, se producirá el 20 de marzo, y si las nubes lo permiten, podremos verlo desde Europa; habrá otro parcial el 13 de septiembre.

En cuanto a los de Luna, habrá dos totales en 2015, uno el 4 de abril y otro el 28 de septiembre, este último visible desde Europa, de nuevo siempre que las nubes colaboren.

1,693 kilómetros de pi

La gente de Numberphile se entretuvo en imprimir un millón de decimales de π en papel. Tuvieron que irse con unos cuantos voluntarios a una pista de aeropuerto cerrada donde extendieron el papel en toda su longitud: 1.693 metros en total.

Revisando el resultado encontraron por ahí el llamado Punto de Feynman, que es una secuencia 999999 que está entre las posiciones decimales 762 y 767. Hay otras secuencias similares con el número 3, 0, 8… pero la de 999999 no se repite de nuevo en el primer millón de decimales.

El récord de memorización actual se sitúa en 67.890 decimales –que si lo piensas es una auténtica burrada– que son poco más de 114 «metros» de la gigantesca cinta de π que se ve en el vídeo. A mitad de camino, en el dígito decimal 500.000 hay un 2 y el millonésimo es un 1.

Aquí hay algo más sobre el por qué y cómo se hizo. Se utilizó la tipografía Courier a un tamaño de 8 puntos, para que todos los dígitos cupieran en más o menos una milla de papel (1,6 km). De una sola pieza, hemos de añadir.

¿Deberían ser mujeres las primeras en viajar a Marte?

4Femmes-Zvezda-C
Foto: NASA

Kate Greene, una de las mujeres participantes en el experimento de la NASA HI-SEAS (que simula en la Tierra un viaje de larga duración al planeta Marte) escribe Slate,

Durante cuatro meses estuve confinada en una cúpula geodésica instalada en un entorno muy parecido a Marte, rojizo y rocoso, en el volcán Mauna Loa en Hawaii. Los recursos de alimentos, agua, energía y comunicaciones eran limitados y sólo podíamos salir al exterior utilizando trajes espaciales.

Una de las tareas de Kate era escribir y bloguear sobre el desarrollo del experimento. Pero además llevó a cabo su propio experimento científico: medir la actividad física y los períodos de descanso de todos los participantes. De los seis tripulantes tres eran hombres y tres eran mujeres, incluyendo a Kate.

Semana tras semana, las tres mujeres de la tripulación gastaron menos de la mitad de las calorías que los tres miembros masculinos de la tripulación. ¡Menos de la mitad! Todos hacíamos más o menos el mismo ejercicio diario durante 45 minutos cinco días a la semana. Pero los hombres quemaban de promedio 3450 calorías al día, mientras que las mujeres sólo tenían que reponer 1475 calorías cada día. Raro era el día que alguna de las mujeres gastaba más de 2000 calorías al día, sin embargo era normal que los miembros masculinos superasen las 3000 calorías.

Los requerimientos calóricos de los tripulantes influyen de forma directa en la planificación de una misión de este tipo, «cuanta más comida necesite una persona para mantener su peso a lo largo de un viaje largo por el espacio mayor será el peso a lanzar y hará falta más combustible y por tanto cohetes más grandes, que a su vez requieren más combustible».

Ya a principios de los años 2000 el analista de la NASA Alan Drysdale adelantó la misma conclusión a la que llegó Kate Greene: usar astronautas de menor tamaño y peso, con requerimientos calóricos menores: «está comprobado que las mujeres pequeñas son igual de inteligentes que las mujeres o que los hombres más grandes, así que no hay ninguna razón para enviar al espacio a gente más grande de lo necesario cuando es la capacidad cerebral lo que se necesita. Lo lógico es que vuelen mujeres pequeñas», escribió.

Esta apreciación viene incluso de antes, cuando en febrero de 1960 la revista Look escribió un artículo titulado «¿Deberían ser mujeres las primeras en viajar al espacio?». Sin embargo «no fue hasta 1983 hasta que Sally Ride se convirtió en la primera astronauta americana».

La historia completa en la que Kate Green cuenta todo esto y más se puede leer en An All-Female Mission to Mars y en The Case for Sending Women to Mars.

Anteriormente, en la categoría Ciencia