Por Nacho Palou — 21 de Junio de 2018

Hello i m nik 587910 unsplash

En National Geographic, This Summer Solstice, Earth's Days Are Longer Than Ever,

La rotación de la Tierra se ha ralentizado durante miles de millones de años, explica Kurt Lambeck —geofísico de la Universidad Nacional Australiana en Canberra— principalmente debido a la Luna. La fuerza gravitacional de la Luna eleva la marea del océano, y a medida que la luna orbita la Tierra arrastra la marea junto con ella. Pero el agua se queda un poco atrás arrastrándose por el fondo del océano.

Este arrastre ralentiza la velocidad de rotación de la Tierra en unos 1,78 milisegundos cada siglo. Puede que no parezca mucho, pero el efecto se acumula a lo largo de miles de millones de años, alargando la duración de los días.

Según Stephen Meyers geólogo de la universidad de Wisconsin, hace 1.400 millones de años un día terrestre duraba el equivalente a unas 18 horas.

Para cuando las plantas terrestres evolucionaron hace unos 470 millones de años los días se habían extendido a 21,46 horas. Y cuando los dinosaurios aparecieron hace 225 millones de años los días duraban 22.68 horas. El día de aproximadamente 24 horas que tenemos ahora se estableció cuando aparecieron las primeras capas de hielo cerca de los polos del hemisferio norte hace unos 3,5 millones de años.

Los cambios en la velocidad de giro debido a la tensión gravitación entre la Tierra y la Luna provocan que la duración del día se alargue un poco más cada — hasta acumiular esos 1,78 milisegundos por siglo. "Dentro de unos pocos cientos de millones de años cada día durará una hora más."

Fotografía: Hello I'm Nik, Unsplash.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 20 de Junio de 2018

Impresión artística de uno de los núcleos del SKA

La junta directiva de la Organización del Square Kilometre Array acaba de aprobar la solicitud de adhesión de España, que se convierte así en el decimoprimer país en unirse al proyecto, en el que ya estaban Australia, Canadá, China, Italia, India, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Suecia, Países Bajos y Reino Unido.

El SKA es uno de los proyectos más ambiciosos en radioastronomía en marcha en el mundo, sino el que más. La idea es construir un radiotelescopio con literalmente miles de antenas individuales –en una segunda fase pasarán del millón– que sumadas harán el efecto de tener una sola antena de un kilómetro cuadrado.

Además el SKA estará repartido entre África del Sur y Australia, lo que permitirá mejorar su resolución utilizando la técnica de la interferometría, que básicamente consiste en observar las cosas desde dos o más puntos de vista, cuanto más distantes mejor, para verla mejor. Es, salvando todas las distancias, como cuando giras la cabeza para intentar ver mejor alguna cosa.

Los lugares escogidos son los que permiten una mejor vista de la Vía Láctea y aquellos en los que las interferencias de radio son menores.

Porque la idea es que el SKA sea 50 veces más sensible que cualquier otro instrumento del que jamás hayamos dispuesto para radioastronomía, con lo que cualquier señal de radio perdida le molesta. Debería permitirnos observar fuentes de radio de cuando el universo tenía menos de 1.000 millones de años.

La idea de crearlo data de 1991; en 1993 se estableció un grupo de trabajo para ponerlo en marcha, y la construcción de la primera fase está previsto que empiece en 2018, aunque hay varios proyectos como el Australian Square Kilometre Array Pathfinder, MeerKAT y el Murchison Widefield Array que están sirviendo ya de demostradores tecnológicos. Si todo va bien para 2020 debería empezar a hacer observaciones mientras se sigue trabajando en la segunda fase, que debería estar en funcionamiento en 2025.

Una magnífica noticia en estos tiempos en los que da la impresión de que en España sólo se habla de ciencia para hablar de recortes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Junio de 2018

Main qimg 061c30770169928befdf5388a31eba4a c

En Quora han hecho el curioso ejercicio de especular cómo sería el planeta Tierra si las superficies de agua fueran tierra y los océanos ocupasen las superficie de tierra, en What would the world be like if the land area and ocean areas of Earth were switched?

Más alla de la imagen resultante de ese "nuevo y extraño planeta" la nueva configuración afectaría al clima y a la habitabilidad, e incluso al transporte: "Los viajes terrestres quedan limitados en gran medida a las regiones costeras, ya que los altos escarpes del interior hacen que la construcción de carreteras sea un reto."

Una Tierra en la cual la superficie de agua se ha reducido al 29% —que ocupa en el mundo real la superficie de tierra— implicaría que la Tierra sería un planeta múcho más seco y frío: "La superficie de esta Nueva Tierra está ocupada en gran parte de elevadas mesetas. Con una superficie más reflectante, menos corrientes oceánicas y una atmósfera más fina sobre la tierra, gran parte del planeta está congelado. Sólo las zonas costeras cercanas al ecuador son lo suficientemente cálidas para la agricultura", dice el geógrafo John M. Adams.

Debido a que las grandes fosas marinas ahora están en la superficie la altitud promedio de la tierra pasa "de los actuales 840 metros sobre el nivel del mar a unos impresionantes de 3.700 metros de altitud." El pico más alto sería el Monte Challenger en la Cordillera de las Marianas (10.994 metros). Debido a esta nueva altitud promedio, más elevada, al atmósfera sobre la tierra sería más fina.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Junio de 2018

Causas probables muertes por edad business insider

En Business Insider, From birth to old age, here's what Americans are most likely to die from at every age,

La causa más probable de muerte varía conforme crecemos y nos desarrollamos. Para los niños pequeños estar cerca del agua puede suponer un peligro grave, mientras que en la mediana edad nuestro ADN es más susceptible de sufrir daños. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades rastrean las 10 causas principales de muerte para los estadounidenses a lo largo de cada etapa de la vida. Los datos de 2016 revelan que algunos de los mayores peligros para nuestras vidas incluyen actividades cotidianas como conducir un automóvil, mientras que los cánceres mortales y las afecciones cardíacas se vuelven más peligrosos a medida que nuestros cuerpos se desgastan más y más.

Aunque los datos corresponden a EE UU, es probable que sean aplicables a otras regiones con estilos de vida y actividades cotidianas parecidas, caso de conducir, o por similar incidencia de enfermedades como las cardiopatías. De hecho coinciden bastante con las causas probables de muerte detectadas por la OMS.

Es curioso que el suicidio no aparece en el gráfico, cuando según el NIH en EE UU el suicidio es la segunda causa principal de muerte en los jóvenes de 15 a 34 años de edad.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear