Por Nacho Palou — 19 de Septiembre de 2017

Este vídeo de Amber L. Stuver en TED-Ed es una explicación sencilla y comprensible, aunque en inglés (con subtítulos), de qué son las ondas gravitacionales. Aunque no es el primer vídeo que trata de dar un explicación accesible este en mi opinión es el que lo explica de una forma más concisa y fácil, con ayuda de una acertada y sencilla animación.

Tal y como explicaba Wicho hace algún tiempo,

Salvando todas las distancias, y con el permiso de los físicos, las ondas gravitacionales suceden igual que cuando se produce un terremoto y este provoca ondas sísmicas que recorren la Tierra, solo que en este caso las ondas se producen en y viajan por el espacio.

La gravedad es tan débil en relación con otras fuerzas del universo que para detectar las ondas gravitacionales estas tienen que estar producidas por algo realmente enorme: tan enorme como dos agujeros negros, cada uno con unas 30 veces la masa del Sol, chocando.

Y de la misma forma que las ondas de radio están entre nosotros aunque no podamos oir la música que contienen, también las ondas gravitacionales pueden reproducirse en unos altavoces para escuchar, en este caso, cómo suena la colisión entre dos agujeros negros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Septiembre de 2017

Dianna de Physics Girl lleva a cabo este pequeño experimento de microgravedad que implica caída libre, fuego, y una GoPro. La finalidad es dar respuesta a la pregunta de ¿qué sucede si se deja caer una vela encendida dentro de una caja y desde una altura suficiente como para ponerla en una situación próxima a la ingravidez?

En el espacio [dentro de la estación espacial, en ingravidez o microgravedad] el fuego tiene un comportamiento extraño porque la ausencia de gravedad hace que la llama adquiera una forma y color que son completamente diferentes a los que estamos acostumbrados.

Para simular una situación de microgravedad Dianna construye una caja en la cual coloca una cámara GoPro y una vela encendida. La caída libre de un cuerpo hacia la Tierra produce una situación de ingravidez similar a la que se experimenta en el espacio. En un entorno cerrado, sin la resistencia del aire (como en el interior de un avión en caída libre o en el interior de una caja, en este caso) resulta lo mismo que estar en el espacio. De hecho, en la estación espacial no hay gravedad (o mejor dicho, hay microgravedad) porque técnicamente la ISS está en permanente caída libre hacia la Tierra, a gran velocidad.

Las velas tienen su color y forma características debido a la gravedad: el aire que se calienta alrededor de la llama es menos denso que el aire que rodea la vela, de modo que el aire caliente asciende y el espacio que deja es ocupado por aire más frío creando un flujo de aire ascendente alrededor de la llama. Las llama adquiere su forma alargada siguiendo el flujo ascendente del aire que la rodea. El flujo de aire suministra aire rico en oxígeno a la llama, que crece en vertical hacia arriba y quema con más intensidad.

Pero quitando la gravedad ya no hay arriba y abajo que haga crecer la llama en una dirección determinada. La llama se vuelve esférica y el fuego quema por igual en todas direcciones. Pero en esa situación también la combustión es más lenta al no circular el aire alrededor de la llama; hay menos oxigeno cerca del fuego conforme éste se quema y la llama resultante es más pequeña y menos intensa, presentando otro color.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 18 de Septiembre de 2017

FAST desde el aire

El FAST, de Telescopio esférico de quinientos metros de apertura, situado en un apartado lugar de la provincia china de Guizhou, es el radiotelescopio de una sola antena más grande del mundo, puesto que ha quitado al de Arecibo. Sólo le gana el RATAN-600 ruso en diámetro, pero éste en lugar de una gran antena tiene 895 reflectores de radio dispuestos en un círculo que apuntan a un receptor situado en el centro.

Su gran tamaño le da una gran sensibilidad, tanta que el gobierno chino tuvo que trasladar de sus proximidades unas 10.000 personas para que ninguno de los electrodomésticos o aparatos electrónicos que usaran pudiera interferir con el radiotelescopio.

FAST y Arecibo
Arecibo (arriba) y FAST

Pero eso no ha sido suficiente, pues al final han tenido que ajustar el tráfico aéreo sobre la zona y decretar dos zonas de no sobrevuelo en las proximidades de FAST, cancelar por completo dos rutas, y ajustar otras tres.

FAST empezó a funcionar en septiembre de 2016, pero aún está en fase de calibración y pruebas. Cuando finalmente entre en servicio será uno de los instrumentos que más nos permitirán avanzar en astronomía, en concreto en el caso de la radioastronomía, donde se producen numerosos procesos de enorme interés para los astrónomos como por ejemplo la radiación de fondo de microondas, el eco del Big Bang.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 15 de Septiembre de 2017

La New Horizons en MU69

Acabamos de decir adiós a la sonda Cassini. Pero apenas cuatro día antes la sonda New Horizons salía de cinco meses de hibernación para iniciar una campaña de observación en el cinturón de Kuiper que durará hasta diciembre.

Durante esta campaña la New Horizons tomará imágenes de varios objetos del cinturón de Kuiper con Lorri, para entendernos su cámara con teleobjetivo, a la vez que toma mediciones de radiación, gases y niveles de polvo. Los responsables de la misión también aprovecharán para actualizar su software de a bordo.

El 22 de diciembre se pondrá fin a esta campaña de observación para poner a la New Horizons de nuevo en hibernación, en este caso ya hasta el 4 de junio de de 2018, cuando se despertará de nuevo y ya permanecerá activa hasta después de su encuentro con MU69 el 1 de enero de 2019.

Ubicación de 2014 MU29

2014 MU69, otro objeto del cinturón de Kuiper, es el próximo objetivo de la New Horizons tras su exitosa visita a Plutón el 14 de julio de 2015, y recientemente se ha anunciado que está previsto que la sonda pase a una distancia de tan sólo 3.500 kilómetros de él, mucho menos que los 12.500 kilómetros de distancia a los que pasó de Plutón.

Esto permitirá obtener imágenes y datos con más resolución que los obtenidos de Plutón. En las imágenes que obtenga Lorri, por ejemplo, se podrán distinguir detalles de 70 metros frente a los 183 que pudieron distinguir en las imágenes que obtuvo de Plutón.

Cabe la posibilidad de que según la New Horizons se vaya acercando Lorri revele la existencia de pequeñas rocas en el entorno de MU69, con lo que entonces la pasada sería a 10.000 kilómetros en lugar de a 6.000, pero aún así más próxima que la de Plutón. Y es que con la misión principal de la sonda cumplida con creces, tanto el equipo de la misión como la NASA están dispuestos a arriesgar más.

A una distancia de 6.500 millones de la Tierra en el momento del encuentro, MU69 se convertirá en el objeto más lejano a la Tierra que hayamos explorado de cerca.

La New Horizons está en Twitter como @NASANewHorizons.

* * *

Con el fin de la misión de Cassini sólo nos quedan cuatro sondas activas más allá de Marte: las Voyager, Juno y la propia New Horizons. Y no hay demasiadas misiones en proyecto como para cubrir el hueco.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear