Por @Wicho — 6 de Julio de 2015

El sarampión había sido declarado eliminado en los Estados Unidos en el año 2000, pero en los últimos años la enfermedad ha vuelto a repuntar en el país gracias al movimiento antivacunas y a personas que vienen infectadas de fuera del país.

De hecho en 2014 se alcanzó un récord de casos desde 1994, y es muy probable que 2015 lo supere gracias a un brote localizado en los parques Disneyland y Disney California Adventure Park en California.

Estos días se ha sabido que una mujer del estado de Washington ha fallecido a causa de una neumonía derivada de un sarampión que cogió en el centro médico en el que estaba internada, aunque es cierto que presentaba otros problemas de salud que hacían que su sistema inmune estuviera debilitado.

En España hace unos días moría un niño de seis años por difteria por no haber sido vacunado en su momento.

Así que toca decirlo de nuevo: las vacunas funcionan y salvan vidas, y salvo casos muy específicos, y siempre bajo consejo médico, no hay ningún motivo que recomiende no vacunar a los niños.

Un par de lecturas adicionales sobre el tema:

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 6 de Julio de 2015

La New Horizons llegando a Plutón

Según se puede leer en NASA’s New Horizons Plans July 7 Return to Normal Science Operations el equipo de la New Horizons ya ha identificado la causa del fallo que la dejo en modo seguro el pasado 4 de julio.

Afortunadamente no se trata de ningún fallo de hardware, de la sonda en sí, ni del software que la gobierna, sino que por lo visto el fallo lo provocó un error en la temporización de una secuencia de comandos que la sonda estaba ejecutando para prepararse para su encuentro con Plutón.

Identificado el origen del problema la NASA está lista para volver a poner la New Horizons en su modo normal de funcionamiento, por lo que calculan que para el 7 de julio todo vuelva a estar en orden.

Gran parte de este retraso en volverla a poner en marcha se debe a las 4 horas y media que tardan las señales de radio en ir de la Tierra a la New Horizons y viceversa, que hacen que cada sesión de depuración de errores tenga que incluir pausas de nueve horas sólo esperando a que la sonda responda a las preguntas que se le hacen sobre su estado.

En cualquier caso, los responsables de la misión dicen que no hay que ejecutar comandos similares de aquí al encuentro de la New Horizons con Plutón, aparte de que durante el encuentro la sonda trabajará en un modo de protección más relajado, justo para intentar minimizar el riesgo de que se tenga que poner en modo seguro en el momento más crítico de la misión.

Alan Stern, el investigador principal de la misión, informa puntualmente de lo que sucede con la sonda en Twitter como @NewHorizons2015, mientras que en @NASANewHorizons está la cuenta oficial de esta.

Recuerda: el 14 de julio de 2015 a las 11:49:57 UTC llegamos a un nuevo mundo.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 6 de Julio de 2015

Cliff Stoll es uno de los adorables «profesores locos» de Numberphile, un apasionado de las botellas de Klein. ¿Qué son? Si conoces la banda de Möbius (que tiene una sola cara y un solo lado) es fácil entender lo curioso de la botella de Klein: una superficie no orientable que no tiene ni interior ni exterior..

Su aspecto es como el de una botella normal, pero la abertura que da a la parte exterior gira y se interseca consigo misma, convirtiéndose en interior. Topológicamente hablando (que es casi lo mismo que decir «si fuera de goma»), no tiene ni «dentro» ni «fuera» – aunque curiosamente podrías llenarla con vino con un poco de habilidad (!) El propio Stoll lo demuestra con una versión en gorrito de lana. El combo gorro de Klein + bufanda de Möbius que enseña, por cierto, sería un exitazo entre la comunidad matemática.

Lo que demuestra que Stoll es un auténtico pirado de las botellas de Klein es que en su casa tiene más de mil botellas diferentes, y hasta utiliza un pequeño robot casero en el sótano para mantenerlas ordenadas.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 6 de Julio de 2015

Ingenieros de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne (Suiza) han diseñado para un proyecto llamado CleanSpace One un satélite capaz de «comer basura espacial» atrapándola con una red en sus fauces. Como Pac-Man pero orbitando la Tierra y deshaciéndose de minisatélites y piezas que andan por ahí orbitando sin control.

Según cuentan, los restos de basura espacial llegan a alcanzar velocidades de 7 km/s y pueden convertirse en proyectiles letales para la Estación Espacial Internacional o los diversos satélites artificiales que orbitan nuestro planeta. La NASA monitoriza actualmente los que tienen un tamaño superior a 10 cm, pero el problema es eliminarlos de algún modo.

El satélite CleanSpace One es un «cubo» de los llamados SwisssCube, de unos 10×10×10 cm; va equipado con cámaras que detectan los restos que andan por ahí sin control y puede capturarlos con una pequeña red, de forma autónoma. Una vez hecho esto podría maniobrar con ellos o lanzarlos hacia la Tierra para que se desintegren. Sus creadores esperan poder poner el primer CleanSpace One en órbita hacia 2018.

Compartir en Facebook  Tuitear