Categoría: Ciencia

Hablando de «astrotrastorno» en la revista Astronomía

Revista Astronomía de marzo de 2015Antonio Pérez Verde ha empezado una sección sobre «astrotrastornados» en la revista Astronomía, y como dice que yo soy la primera persona a la que recuerda haber oído decir el término, la ha empezado conmigo y con esta minientrevista:

Definición de Astrotrastornado: «Dícese de cualquiera que se puede dar contra una farola cuando va caminando por la calle de noche porque se queda mirando las estrellas, o a un planeta que esa noche brilla especialmente, o que cuando mira la Vía Láctea se le ponen los pelitos de punta o que se emociona cuando una sonda se posa sobre el núcleo de un cometa». Es la definición de Javier Pedreira (@Wicho), la primera persona a la que escuché decir esa palabra. Y por supuesto, él mismo se considera un astrotrastornado.

¿Cuáles han sido los mayores astrotrastornos de Wicho? Al preguntárselo, destaca sobre todo dos: 1) Haberse cruzado el Atlántico para ver el lanzamiento del Atlantis en la que fue la última misión de los transbordadores y 2) Subir al Teide una noche fría con telescopios para disfrutar sobre todo de la galaxia de Andrómeda y de la nebulosa de Orión.

Wicho se siente astrotrastornado desde que puede recordar, pero desde que trabaja en los Museos Científicos Coruñeses y gracias al planetario, lo es cada vez más. Aunque «la cantidad de información y gente apasionada por el tema que te puedes encontrar en Internet» también le han ayudado, reconoce.

Pero Wicho tiene todavía una espinita clavada en forma de astrotrastorno: ir a cazar auroras boreales. «Es una de las cosas que quiero ver, sí o sí», afirma. Y por supuesto, cuando lo consiga, tiene claro que realizará una sesión de astrofotografía para inmortalizar esos momentos.

Seguro que ahora tú también te consideras un poco astrotrastornado…

(Foto de Xurxo Mariño).

Conceptos matemáticos minimalistas

MMC

Más simple, imposible: Conceptos matemáticos minimalistas.

¿Qué sucede cuando sueltas unas cuantas pelotas apiladas y rebotan en el suelo?

Dianna a.k.a. Physics Girl (habrá que suscribirse) demuestra en este vídeo los efectos de la transferencia de momento lineal entre varios objetos, en este caso pelotas de de golf, béisbol y un balón de baloncesto. Al soltarlos individualmente, rebotan contra el suelo, pero si están apilados… ¡Catapúm! La cosa se puede ir de las manos.

Una de las mejores explicaciones que da para entenderlo es la sensación que se tiene cuando dos personas saltan en la cama elástica y una «acierta» a flexionarse y rebotar con fuerza en el momento adecuado: la otra prácticamente puede salir disparada por los aires.Curiosa forma la que tenemos los humanos de aprender experimentalmente cómo son estos fenómenos físicos.

Otra forma de enseñarlo es simplemente pidiendo a la gente que adivine qué sucederá si dejas caer un balón de baloncesto poniendo encima una pelota de tenis o de ping-pong.

Especialmente brillantes: las tomas a cámara lenta y el salto explicativo de la pista deportiva y las pelotas a… las supernovas, uno de los fenómenos explosivos más destructivos del universo.

Sacrificando drones en nombre de la ciencia

En este vídeo explican cómo para grabar estas espectaculares imágenes del volcán del cráter Marum, en el volcán-isla Ambryn, tuvieron que sacrificar dos drones con sus respectivas cámaras en la caldera del volcán.

Los drones sobrevolaron en varias ocasiones los 12 Km de diámetro del volcán, para finalmente lograr las tomas que estaban buscando antes de «perecer en nombre de la ciencia». Entre otros peligros de la zona: lava ardiente, gases tóxicos y desprendimientos. Pero esas fotos y vídeos ayudarán a entender mucho mejor cómo se comportan los volcanes y cómo es posible que haya vida a su alrededor.

Este recóndito volcán, del que ya existe un montón de material audiovisual, está situado en Vanuatu, un pequeño país-isla del Pacífico Sur, cerca de Nueva Caledonia, a unos 2.000 km de Australia.

Anteriormente, en la categoría Ciencia