Por @Wicho — 10 de Febrero de 2016

Màrius se ha entretenido en descargarse las fotos de la cámara panorámica del rover chino Yutu publicadas por la Administración Espacial Nacional China y montar con ellas este vídeo, que permite recorrer la superficie de la Luna junto con él.

La PCAM en realidad son dos cámaras separadas por 27 centímetros entre sí montadas en el mástil del rover, a aproximadamente 1,5 metros sobre la superficie de la Luna. Ambas tienen sensores CMOS de 2352×1728 pixeles con filtros Bayer para obtener imágenes en color.

Aparte de para obtener imágenes chulas de la Luna se usaba para medir distancias por triangulación, de ahí que tomara pares de imágenes.

Yutu a sus cosas
Yutu se va de paseo – Chinese Academy of Sciences / China National Space Administration / The Science and Application Center for Moon and Deepspace Exploration / Emily Lakdawalla

Con 1,5 metros de altura y 120 kilos de peso, el objetivo de Yutu era explorar unos tres kilómetros cuadrados de la Luna durante tres meses, para lo que, además de con la cámara contaba con un espectrómetro de rayos X, otro de infrarrojos, y un radar para estudiar la estructura del suelo de la Luna hasta una profundidad de 30 metros y la corteza hasta unos cuantos cientos de metros. También tenía la capacidad de taladrar el suelo y hacer algunos análisis básicos de este.

Pero, debido a un fallo mecánico, apenas consiguió alejarse 40 metros de Change'e 3, el aterrizador en el que viajaba, muy lejos del total de 10 kilómetros que se esperaba que pudiera recorrer.

Aún así siguió recogiendo y transmitiendo datos hasta marzo de 2015, aunque de forma esporádica, ya que otro fallo mecánico le impedía protegerse adecuadamente del frío durante la noche lunar, lo que perjudicó seriamente los sistemas de a bordo.

En cualquier caso, es todo un logro para China, que consiguió un aterrizaje suave sobre la Luna en su primer intento; fue también el primer aterrizaje en la Luna desde el de la Luna 24 soviética del 19 de agosto de 1976.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 9 de Febrero de 2016

Carteles de la NASA por Insvisible Creature

A la gente de Insvisible Creature le pidieron que diseñaran unos pósteres para el calendario de 2016 del Jet Propulsion Laboratory y crearon estos tres.

Tal y como cuentan en en New Work: Visions Of The Future for NASA estos homenajean, de izquierda a derecha:

  • El descubrimiento de los chorros de hielo de Encélado por parte de la sonda Cassini, que a su vez han llevado al descubrimiento de que esa luna de Saturno está cubierta por un mar global.
  • los logros en la exploración de Marte, y
  • la misión de las Voyager, en concreto la de la Voyager 2, que aprovechó una alineación de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno que sólo se da cada 175 años para hacer n tour planetario y visitar los cuatro.

Tanto estos tres como el resto de los diseños que forman parte del calendario del Jet Propulsion Laboratory se podrán descargar de la web del JPL.

(Gizmodo vía Tokaidin).

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 9 de Febrero de 2016

La misión Lisa Pathfinder de la Agencia Espacial Europea es una misión preparatoria para intentar detectarlas en el espacio; hay rumores de que el el experimento LIGO podría haberlas detectado ya…

Pero, ¿qué son las ondas gravitacionales y por qué nos interesa encontrarlas?

Este vídeo, con subtítulos en español, te lo explica, pero la versión resumida es que son oscilaciones en el espacio–tiempo que producen cuerpos muy grandes como agujeros negros o estrellas de neutrones cuando se mueven y que nos interesa poder detectarlas porque supondrían una nueva forma de estudiar el universo en el que vivimos; su existencia es prevista por la teoría de la relatividad general de Einstein.

Como dice en el vídeo, si aprendemos a detectarlas sería como si de repente tuviéramos un nuevo sentido con el que mirar al universo.

Más en Ondas gravitacionales, ¿y a mí qué?.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 9 de Febrero de 2016

El virus Zika – Viralzone 2001 / Swiss Institute of BioinformaticsGripe aviar, SARS, Ébola… Ahora le llega el turno al zika, que la Organización Mundial de la Salud acaba de declarar emergencia mundial.

El zika es un virus cuya infección es leve; de hecho el 75% de los infectados ni presentan síntomas, y los que lo hacen no suelen tener más síntomas que una fiebre moderada, sarpullido o erupciones cutáneas, conjuntivitis, inflamación de los ojos y sensibilidad a la luz, dolor muscular y cansancio. Estos síntomas desaparecen por ellos mismos en unos días, sin dejar secuelas.

Sólo en casos muy raros la enfermedad es mortal, aunque la preocupación de ahora viene por otros dos lados.

Por una parte la infección por zika se ha asociado a un aumento de casos del síndrome de Guillain-Barré en un brote que hubo en 2013 en la polinesia y por otra las autoridades de Brasil hablan de un aumento de los casos de microcefalia, que se han multiplicado por 40 en la zona del país en la que más casos de infección por zika está habiendo.

Pero ojo, no está confirmada la relación ni con el Guillain-Barré ni con la microcefalia, así que como dice Ignacio López–Goñi, no hay ninguna razón para el pánico, aunque hay que ocuparse, pero no preocuparse de este virus.

De hecho recomiendo encarecidamente leer Diez preguntas sobre el virus Zika, un artículo de Ignacio que responde a estas cuestiones:

  1. ¿Cuándo se aisló por primera vez?
  2. ¿Cuántos casos hay hoy en día?
  3. ¿Quién es el virus Zika?
  4. ¿Cómo se transmite?
  5. ¿Qué síntomas produce?
  6. ¿Cuál es el problema entonces?
  7. ¿Por qué ahora aparece repentinamente el virus Zika?
  8. ¿Puede el virus Zika llegar a Europa?
  9. ¿Qué diferencias hay entre el Zika, dengue y chikungunya?
  10. ¿Cómo podemos controlarlo?

De Ignacio es también Virus y pandemias, un muy recomendable libro acerca del mundo de estos bichejos que no podemos evitar y sin los que no podemos vivir; de hecho probablemente no existiríamos sin ellos.

Compartir en Facebook  Tuitear