Por Nacho Palou — 14 de Octubre de 2009


Gray Matter: Burning Diamonds de PopSci.com en Vimeo.

Con un soplete y algo de oxígeno líquido un diamate se volatiliza -literalmente- en cuestión de segundos, como se puede ver en el vídeo y se explica en el artículo Gone In a Flash: Burning Diamonds With a Torch and Liquid Oxygen de PopSci.

Los diamantes son inflamables y arden brillantemente con ayuda de un soplete, lo cual tiene sentido considerando que están hechos de carbono puro, el cual reacciona con el oxígeno para formar dióxido de carbono ("reacciona con el oxígeno" es otra forma de decir que "arde").

Las piedras preciosas falsas como la zirconia cúbica sintética sobreviven sin embargo a la incineración, aunque su dureza en la escala de Mohs (que indica la resistencia a la abrasión o "a rayarse") es de sólo 8, en comparación con el 10 que alcanza el diamante.

(Vía El Tao de la Física.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear